En un mitin político en el municipio de Trinidad, en Casanare, el candidato a la gobernación de ese departamento, César Zorro, le pidió al público un favor: “Calienten una olleta con agua, y cuando lleguen a hablar mal de Damaris, de Zorro y de Mancipe, echémosle el agua caliente”. Una frase que en el contexto de su discurso como una incitación a atacar a su rival inmediata Marisela Duarte. 

YouTube video

Duarte es candidata a la Gobernación y es la esposa del senador uribista y exgobernador de Casanare, Alirio Barrera. Barrera ha logrado consolidar un poder político en este departamento desde que fue gobernador en 2015. Tanto así que dejo sucesor: el actual gobernador Salomón Sanabria.

El candidato que busca quitarle ese poder a Barrera es César Zorro, exrepresentante a la Cámara del partido Alianza Verde por Casanare. En esta candidatura también tiene el aval del Verde.

Para entender el poder que ha consolidado el grupo político del senador Barrera de la mano de la fe cristiana, les recomiendo este episodio de nuestro podcast diario: