La Corte Suprema de Justicia había llamado a indagatoria al senador huilense del Centro Democrático, Ernesto Macías, por haber dicho que el exgerente de la campaña del No en el plebiscito de 2016, Juan Carlos Vélez, había dicho bajo los efectos del alcohol que la estrategia de la campaña fue hacer que la gente “saliera a votar verraca”. 

Pero el proceso se archivó porque Macías se retractó y aceptó que no tenía pruebas para decir que Vélez estaba borracho en esa famosa entrevista a La República

Vélez lo había demandado por injuria, pues ese comentario le afectó su vida profesional, pues decía que ante la opinión era estigmatizado de borracho.