Lo revela El Tiempo. Se trata de un concepto del Consejo de Política Criminal, en cual el minJusticia, Néstor Osuna, tiene un asiento. La idea de este es quitarle a la Procuraduría la capacidad de sancionar a funcionarios elegidos popularmente.

Según El Tiempo, el concepto se votó en el Consejo el 10 de agosto y tuvo cinco votos en contra. Los de la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría y otros dos. A favor votaron 9 miembros y hubo una abstención.

Como se trata de una reforma a la Constitución, tendrá que superar ocho debates en el Congreso.

¿Por qué es clave?

Hace parte de una larga pelea entre Petro y el ente disciplinario, que lo sancionó en 2014 y motivó una decisión de la Cidh a favor de los funcionarios elegidos por voto popular.

Petro habló en campaña de una reforma para eliminar la Procuraduría, pero hasta ahora no había materializado esta propuesta.

La discusión sobre destituciones de elegidos popularmente es reciente:

Ayer, la Procuraduría tuteló tres sentencias del Consejo de Estado que le tumbaban sanciones a funcionarios elegidos.