La persona asesinada se llamaba Luis Carlos Peñaranda, quien trabajaba como agricultor en el municipio de Abrego, en Norte de Santander.

Lo asesinó un uniformado mientras la Policía hacía una ronda de seguridad en el municipio. Según las versiones de otros medios, Peñaranda estaba compartiendo con unos amigos en un establecimiento donde se presentó una riña. Para controlarla, un Policía sacó su arma de dotación y disparó, dejando herido a Peñaranda, que luego falleció en el hospital. 

Reacciones

A raíz de ese hecho iniciaron manifestaciones en el hospital y cerca a la estación de Policía. Ciudadanos ya quemaron una moto de la Policía.