En diálogo con la revista Cambio, el fiscal Hugo Tovar, que es el director especializado contra violaciones de los derechos humanos de la Fiscalía, explicó los avances del caso por el dudoso operativo militar en la vereda Alto Remanso, en Putumayo, en el que un grupo de soldados asaltó el lugar y presentó como resultado “la baja de 11 integrantes de las disidencias”. 

El operativo contó con el respaldo del entonces presidente Iván Duque. 

Las irregularidades del operativo fueron publicadas por Vorágine, Cambio y El Espectador. Por esas denuncias, el entonces ministro de Defensa, Diego Molano (hoy candidato a la Alcaldía de Bogotá), fue citado a una moción de censura, de la que se salvó por la entonces coalición duquista

Aunque no se refiere puntualmente a las pruebas, pues podría poner en riesgo la investigación, reveló que hay evidencia para afirmar que el Ejército y la Armada cometieron graves violaciones de derechos humanos, por lo que buscará imputar a 25 soldados por el delito de homicidio en persona protegida. 

La investigación revela que, en ese operativo, el gobernador indígena Pablo Paduro fue asesinado en estado de indefensión y le plantaron un fusil para hacerlo pasar por guerrillero.