El fiscal Gabriel Jaimes, en su conclusión para pedir la preclusión del caso contra el expresidente Álvaro Uribe por presuntamente torcer testigos, anunció que compulsará copias a la Corte Suprema de Justicia contra el senador del Polo Iván Cepeda, que se considera víctima de Uribe.

¿Por qué?

Jaimes dice que se debe investigar si Cepeda trató de influir en las versiones de nueve exparamilitares sobre presuntas relaciones de Uribe con ese grupo.

Pero de esos, ya la Corte Suprema de Justicia había concluido que cuatro incurrieron en falso testimonio:

  • Máximo Cuesta Valencia, alias “Sinaí”.
  • Elmo José Mármol Torregrosa, alias “El Poli”.
  • Giovanny Alberto Cadavid Zapata, alias “Cadavid”.
  • Eurícide Cortés, alias “comandante Diana”.

Además, Carlos Enrique Vélez, alias “Víctor”, quien fue el que terminó denunciando un soborno proveniente de Diego Cadena, abogado de Uribe, se retractó de las afirmaciones sobre que Cepeda le habría ofrecido beneficios a cambio de declarar contra Uribe; y Juan Carlos Sierra, alias “el Tuso”, dijo que aunque Cepeda le preguntó por relaciones de Uribe con paramilitares, no lo “obligaron, ni tampoco me dijeron mienta o diga cosas que no son”.

Sobre los tres restantes: Darley Guzmán, alias “Jopra”; Jhon James Cárdenas Suárez, alias “Fosforito”, y José Fauner Barahona Rodríguez, alias “Racumín”, la Corte concluyó que sus versiones fueron inconsistentes o no les dio total credibilidad.

Pero el fiscal considera que sí hay pruebas de que Cepeda habría tratado de ofrecerles beneficios a cambio de declarar contra el expresidente Uribe.

Con eso le dio un vuelco a la tesis de la Corte Suprema de Justicia, que incluso detuvo al expresidente por su participación en los presuntos delitos de fraude procesal y soborno.

Aquí pueden leer los detalles de su intervención.