¿Qué pasó? Los hermanos Samuel e Iván Moreno, condenados por el “carrusel de la contratación” en Bogotá, y su mamá, María Eugenia Rojas, le solicitaron a la Jurisdicción Especial para la Paz que los acoja dentro de un proceso de justicia transicional.

¿Por qué es llamativo? Porque la JEP lleva casos relacionados con el conflicto armado y ellos fueron condenados por corruptos.

¿De qué quieren hablar? Las informaciones de prensa conocidas hasta ahora indican que en la solicitud ellos dicen que el conflicto armado se debe entender desde 1953, cuando su abuelo, el general Gustavo Rojas Pinilla, comenzó una dictadura que duró hasta 1957.

¿Es posible que los acojan? Es prácticamente imposible porque sus delitos no están relacionados directamente con el conflicto y porque piden hablar de hechos ocurridos antes del primero de enero de 1986, que es el corte que tiene la JEP.

via GIPHY