¿Qué pasó?

Después de casi un mes de haber declarado (el 5 de marzo) la alerta amarilla por la mala calidad del aire, la Secretaría de Ambiente de Bogotá anunció anoche que se levantó la alerta porque mejoraron las condiciones (se necesitaban 48 horas consecutivas con todas las estaciones de la ciudad en verde).

Carolina Urrutia, Secretaria de Ambiente de la ciudad, dijo que el cambio se dió porque cambiaron las direcciones del viento, por lo que el humo de los incendios en otras partes del país no llegó a la ciudad. 

En la práctica, sin embargo, esto no cambia las restricciones a la circulación de carros, pues sigue vigente la cuarentena. 

¿Por qué importa?

Porque es la primera vez que se puede decir que en Bogotá ha mejorado la calidad del aire en tiempo de cuarentena. Que se mantuviera la alerta aún cuando ya estaba operando la restricción de movilidad por el coronavirus puso en evidencia que los factores que hacen que el aire de la ciudad esté contaminado van más allá de la contaminación producida por los vehículos.

El fenómeno no es solo de Bogotá, y también a finales de la semana mejoró la calidad del aire en ciudades como Medellín (tuvieron el mejor aire de los últimos 4 años) y en Bucaramanga.