¿Qué pasó? La política contra las drogas del gobierno nacional, que promueve garrote para los narcotraficantes y zanahoria para los eslabones más débiles de la cadena, será presentada oficialmente el próximo 3 de octubre. 

Y en el documento, de 85 páginas, incluye toda una serie de propuestas para atender a poblaciones vulnerables frente a mercados urbanos de drogas. 

Dentro de las políticas para prevenir que poblaciones vulnerables entren a los eslabones más bajos de la cadena del narcotráfico, el gobierno propone crear las “Zonas de Paz y Esperanza para la Transformación y Renovación con Oportunidades”.

El acrónimo de esas zonas es literalmente el apellido del presidente: Zonas Petro. 

¿En qué consisten? 

Las Zonas Petro serían las de especial atención para la reducción de las posibilidades de vinculación a grupos criminales. 

El documento propone que en esos lugares haya una “articulación de la oferta estatal”: educación, salud, derechos humanos, promoción de una cultura de paz, entre otros. 

Las zonas estarían a cargo del Ministerio de Justicia y La Oficina del Alto Comisionado para la Paz (Ocap) en colaboración con el Ministerio de Defensa. 

Contexto:

En la Conferencia Latinoamericana del Caribe sobre Drogas “Para la vida, la paz y el desarrollo” celebrada en Cali, el gobierno presentó su nueva Política Nacional de Drogas. En su capítulo titulado “Sembrando vida, desterramos el narcotráfico” incluye toda una serie de propuestas para atender a poblaciones vulnerables frente a mercados urbanos de drogas. 

Les recomendamos esta nota para ver lo que ocurrió en la conferencia: