Alto Baudó: las necesidades médicas y económicas se acentúan

Alto Baudó: las necesidades médicas y económicas se acentúan
IMG_0138-min.JPEG

Foto por Médicos sin Fronteras

Para llegar a las zonas rurales del municipio de Alto Baudó, en Chocó, es necesario viajar hasta Quibdó, ya sea en avión o en carro, y luego emprender viajes por tierra y por río. En diciembre pasado visitamos esta región, afectada por la temporada invernal, el conflicto entre grupos armados, la falta de acceso a servicios de salud y educación, entre otros. 

Desde Quibdó, nos fuimos a Istmina por tierra en un trayecto que duró un poco más de dos horas por una carretera nacional. Después nos trasladamos a Puerto Meluk, que es la cabecera municipal del Medio Baudó. Este recorrido fue de 46 kilómetros, de los cuales 14 están pavimentados.

En Puerto Meluk nos detuvimos para cargar las lanchas con nuestros materiales, medicamentos y equipamiento, tomar algo y continuar el viaje, ahora a velocidad media. Fueron tres horas por el Río Baudó en contra de la corriente —la población suele usar motores de más bajo cilindraje, por lo que demoran hasta seis horas en este trayecto—.

Al día siguiente, navegamos hasta Puerto Indio por el Río Cugucho, a unas cuatro horas de trayecto. Días más tarde, emprendimos un viaje similar al río Nauca, específicamente a las comunidades Puerto Alegre y Divisa. En los viajes por el río, en medio de la selva, aparecían de vez en cuando pequeños caseríos habitados por comunidades afro e indígenas, de casas de madera montadas en palafitos; la construcción tradicional de las comunidades del Pacífico que ven subir y bajar el nivel de los ríos una y otra vez durante el año.

Caminando y navegando también pudimos ver algunos efectos de las intensas lluvias que al final de noviembre afectaron a más de 31.330 personas en Alto Baudó, Medio Baudó, Bahía Solano, Nuquí y Litoral del San Juan, según la Ungrd. Se veían casas averiadas, cultivos destruidos, deslizamientos de tierra y troncos de árboles que seguían bajando por el río y que son un peligro para los navegantes.

Las necesidades en Alto Baudó

Las inundaciones han agravado la situación por la que ya pasaban las comunidades de este municipio, principalmente indígenas y afros. De acuerdo con el Gobierno, el 85 % de la población del municipio está registrada como víctima del conflicto. El hecho de que las comunidades estén cercadas por actores armados dificulta la prestación de servicios de salud, los cuales están centralizados en Pie de Pató y Catrú.