¿Cómo enseñarle a mi hijo a perdonar?

Html

A diario, tanto en casa como en el colegio, nuestros hijos se enfrentan a situaciones donde puede haber discusiones y conflictos. Los conflictos son una parte natural del desarrollo de los niños, y manejados de manera adecuada, son grandes oportunidades de aprendizaje. Uno de los elementos más importantes que pueden aprender los niños en los conflictos es la capacidad de perdonar

¿Qué es el perdón? Es un proceso interior en el que, de forma voluntaria, cambiamos nuestras actitudes y emociones frente a quienes nos han hecho daño o nos han ofendido. 

¿Qué es la reconciliación? La reconciliación es un proceso que ocurre entre varias personas que buscan arreglar y reparar la relación que fue afectada. Reconciliarse implica realizar pactos, acuerdos y dejar los sentimientos negativos atrás. El perdón siempre antecede a la reconciliación, pero a veces, aunque podamos perdonar, no necesariamente nos reconciliamos. 

¿Por qué es importante el perdón? Cuando perdonamos reconocemos que podemos cometer errores y que los conflictos son parte de la cotidianidad. Perdonar nos permite aceptar, comprender y eventualmente, reparar relaciones. 

 

1. ¿Cómo puedo enseñarle a mi hijo a perdonar?  


a. Empezando conmigo mismo: El perdón empieza por la decisión de perdonar. Si yo me enfrento a una situación en la que debo perdonar, puedo mostrarle a mi hijo mi disposición y compromiso para hacerlo. Puedo mostrarle que es importante reconocer las emociones negativas que siento frente a la ofensa, que puedo esforzarme por entender las razones de la ofensa y que puedo reconocer que cuando perdono tengo cambios positivos en mi estado de ánimo y tengo menos estrés. 

b. Apoyando a mi hijo cuando tenga emociones negativas: Cuando mi hijo pase por alguna situación que le genere angustia, tristeza o dolor emocional es importante escucharlos, reconocer sus emociones y validarlas. Puedo escucharlo atentamente y decirle frases como: “Te entiendo, puedo ver que eso te hace sentir muy triste o muy enojado”

c.  Promoviendo la empatía: Puedo pedirle a mi hijo que haga el ejercicio de ponerse en los zapatos del otro. Que intente reflexionar sobre las ofensas que se pudieron haber cometido en el pasado y que se pregunte sobre lo que pudo estar sintiendo o pensando la persona que lo ofendió.  

d.  Reconociéndole positivamente cuando perdone: Puedo resaltar en mi hijo la fortaleza y el valor del acto del perdón (cuando haya perdonado o le haya pedido perdón a alguien). Puedo preguntarle sobre los beneficios físicos y emocionales que nos trae el perdón, por ejemplo puedo decirle: ¿Cómo te sientes? ¿Te sientes más aliviado? ¿Qué cosas positivas puedes aprender de esta situación?

e. Enseñándole a dar una disculpa efectiva: Puedo enseñarle a mi hijo los pasos para pedir perdón ofreciendo una disculpa efectiva: 
a.    Reconocer cuál fue su ofensa
b.    Expresar su arrepentimiento
c.    Aceptar la responsabilidad
d.    Ofrecer compensación o reparación   

 

Para conocer otras estrategias para la construcción de paz en casa como la participación ciudadana, la resolución de conflictos, el respeto por la diversidad y la reconciliación, ingrese y consulte acá www.redpapaz.org/paz.

Temas destacados

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias