¿Cuáles son los retos que debe afrontar la nueva ministra de Minas y Energía?

¿Cuáles son los retos que debe afrontar la nueva ministra de Minas y Energía?
katherinecasas.jpg

En las últimas semanas, los nombramientos de los gabinetes ministeriales del nuevo presidente, Gustavo Petro, generaron controversias y expectativas. Sin duda alguna, el encargado o encargada de liderar la cartera mineroenergética fue una de las designaciones más esperadas, y no es para menos si se tiene en cuenta el peso financiero y comercial que representa este sector.

Solo hasta el último día antes de su posesión, Petro anunció que Irene Vélez sería la nueva ministra. Vélez es filósofa de la Universidad Nacional, tiene un magíster en Estudios Culturales de la misma institución y cuenta con un doctorado en geografía política de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

Además, la nueva encargada del gabinete es investigadora activa, académica activista y especialista en temas de conflicto ambiental. Lo que más llamó la atención y controversia (como todas las decisiones y designaciones del nuevo presidente) fue el perfil de la nueva jefa de la cartera energética. Por su corte medioambiental y su escasa experiencia en los aspectos técnicos de la industria, causa zozobra entre los gremios y sectores este nombramiento. Aunque su trayectoria en el sector ambiental y su enfoque social e indígena puede ser la vía para cumplir los desafíos que hoy vive la minería y los hidrocarburos.

Concretamente, en cuanto a la industria petrolera la nueva dirección debe enfrentar una serie de retos que por su puesto aumentará el debate. Las decisiones alrededor del fracking son uno de los desafíos más resonados dentro del sector ya que el nuevo mandatario ha sido contundente en cancelar los pilotos y su ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, ha sido radical en su posición antifracking.

Si se prohíbe el desarrollo de esta técnica, Colombia quedaría expuesta a grandes demandas que pueden ser de miles de millones de dólares ante los tribunales internacionales. Cuatro multinacionales petroleras, en las que se encuentra ExxonMobil y Drummond Energy, firmaron contratos con el país para el desarrollo de los pilotos. De revocarse estos contratos el Estado colombiano podría entrar en un litigio complicado. Además, según datos de la Asociación Colombiana de Petróleo y Gas (ACP) la interrupción del fracking representaría unas pérdidas de ingresos fiscales de 1,5 billones de pesos anuales y de inversión de por 517,4 millones de dólares.

Otro desafío a considerar es el desarrollo de la transición energética. Petro ha sido enfático en cambiar el modelo extractivista a uno productivo y su prioridad va ser la transformación energética del país. El Gobierno anterior dejó unos avances en cuanto a la infraestructura en los proyectos de transición, pero es clave adelantar un marco regulatorio para acelerar este proceso y consolidar la seguridad energética del país a partir de las renovables.

Asimismo, Vélez debe priorizar los temas de licencia social en las regiones donde se llevarán a cabo estas estructuras renovables; un tema olvidado durante la administración Duque dado que no se adelantó ningún proceso de consulta previa, especialmente en La Guajira donde se están desarrollando la mayoría de estos proyectos y hay comunidades indígenas que no están de acuerdo con estas infraestructuras en sus territorios.

Por último, un reto que va tener Vélez durante su administración es fortalecer el relacionamiento y la participación con las comunidades aledañas a los proyectos petroleros y crear una verdadera licencia social en estas zonas. Sin duda alguna la falta de socialización de las actividades extractivas en estos territorios sigue siendo una problemática latente y con la llegada de nuevas infraestructuras renovables. Es urgente priorizar el tema de la participación ciudadana para reducir estas conflictividades.

La agenda de la nueva ministra está llena de retos, más si se tiene en cuenta su experiencia y su trayectoria. Sin embargo, da tranquilidad que estará acompañada de expertos y técnicos profesionales para las tomas de decisiones dentro de la cartera. Hasta ahora es positivo el recorrido y compromiso social que caracteriza a Vélez, como también es positivo que de nuevo una mujer esté en la dirección energética ya que posiblemente reivindicará las deudas del sector en los temas de género. 

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias