¿De qué se ocuparán los partidos y las coaliciones con sus llamativos nombres?

Html
elecciones-colombia-2018 %281%29.jpg

elecciones-colombia-2018 (1).jpg

La lista de problemas sociales y económicos es muy larga: ¿cuáles son los problemas que tratarán de resolver y qué soluciones plantearán para los mismos?

Aparte del ya llamativo nombre del partido de la derecha colombiana, con el surgimiento de las nuevas coaliciones políticas para afrontar las futuras elecciones presidenciales han salido otros nombres igual de llamativos. Usan palabras sugerentes aunque, quizás, en muchos casos son espurias: centro, democrático, esperanza, histórico, entre otros. Para muchas personas, más allá de estos nombres, lo verdaderamente importante sería conocer dos cosas: cuáles son los problemas que tratarán de resolver, y qué soluciones plantearán para resolverlos.

La lista de problemas sociales y económicos del país es muy larga. Debería ser claro que necesitamos que los partidos o coaliciones vayan mucho más allá del proceso de paz con las Farc, de la JEP, del caudillismo y del mesianismo político, y del castrochavismo. Alrededor de estos temas se definieron las últimas elecciones presidenciales y, ¡sorpresa!, llegó una pandemia. Se necesita que prioricen los temas en los que se concentrarán y discutan sus soluciones.

¿Se ocuparán del problema con las bandas criminales y el narcotráfico? ¿O por lo menos de proteger a la población civil de sus ataques y abusos? El problema lleva ahí muchos años y no es fácil de resolver. Diferente a las décadas pasadas donde esta violencia se concentró en los municipios grandes, ahora está afectando principalmente a municipios intermedios y pequeños, y a poblaciones en territorios rurales donde los narcos se disputan las rutas. Está desplazando población civil, cometiendo masacres y reclutando menores de edad. Difícil no pensar que la solución pasa por un acuerdo internacional sobre la guerra perdida contra las drogas, pero mientras esto ocurre, pueden pasar muchos más años y debemos hacer algo. De momento, de lejos tenemos el gasto en seguridad -como porcentaje del PIB- más alto de la región y nada se resuelve. El cuento de que erradicar cultivos elimina toda esta cadena sigue envejeciendo mal. ¿Cuáles son, entonces, las propuestas?

¿Se ocuparán de analizar el futuro de nuestra estructura productiva -que afronta cada vez una menor demanda de combustibles fósiles a nivel internacional, sin agregar la gran volatilidad del precio de estos combustibles y su tendencia a no volver a precios altos por unos buenos años-? En el trasfondo de esto claramente está pensar en la conservación de nuestros recursos naturales.

¿Se ocuparán de los muchos problemas de diseño que tienen nuestras instituciones sin querer destruirlo todo? La justicia, la salud, la educación, el mercado laboral, las pensiones, los impuestos, la asignación de gasto público, las instituciones electorales, etc. Con respecto a algunas de estas cuestiones, Hernando Zuleta planteó recientemente preguntas fundamentales que deberían ser abordadas.

¿Se ocuparán de la migración venezolana y la mejor forma de absorber su capital humano? Un mérito del gobierno actual fue empezar a actuar en esta dirección. No importa si lo hizo por presiones externas o no, aunque sí inquieta que no fuera algo fundamental ni en su campaña ni en su plan de gobierno. La palabra "migración" aparece 61 veces en su Plan Nacional de Desarrollo, un documento de 1.956 páginas, y casi siempre refiriéndose a emigrantes colombianos. La palabra "inmigración" aparece 2 veces. En la página 1.394 algo se menciona sobre la inmigración venezolana. Paradójicamente esta política pública terminará siendo quizás la más aplaudida del gobierno actual.

¿Se ocuparán de la pobreza, la nueva pobreza generada por la pandemia, y la falta de oportunidades de muchas personas? ¿Cómo lo harán? Quizás resolviendo algunos de los temas mencionados arriba sea una forma de ocuparse de estos problemas.

Ya veremos hacia dónde llevarán estos partidos y coaliciones a las endémicas pasiones políticas de las colombianas y los colombianos. Ojalá más allá del autorreconocimiento de muchos y muchas como "apellido del candidato-ista", pongamos nuestra atención y nuestros votos en estos y muchos otros temas no mencionados aquí y relevantes para el país. Que esos nombres dejen de ser espurios.

Temas destacados

Historias relacionadas

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias