El futuro de Ecopetrol

El futuro de Ecopetrol

Los gobiernos y poblaciones del mundo entero buscan minimizar la utilización del petróleo. Crecientemente las empresas dedicadas a la explotación y distribución del petróleo y sus derivados enfrentan presiones para disminuir su contribución a la emisión de carbono. Dadas estas apreciaciones y el progresivo rol de fuentes alternativas de energía, la demanda mundial por petróleo ya cruzó su punto máximo —proyecciones de la International Energy Agency (IEA)—, de cerca de 96 millones de barriles diarios, a partir del cual tomará una senda descendente, con una demanda de solo 60 millones b/día en 2030 y 40 millones b/día en 2040. En resumen, el futuro no tan distante de las compañías de petróleo, a nivel mundial, será mucho menos atractivo que su presente.

Los efectos de la pandemia del covid han empobrecido las arcas del Gobierno y las de millones de colombianos. Se habla de 21 millones de personas que padecen ahora de hambre. Y aunque la economía se recuperará pronto, en la medida que todas las actividades se normalicen, permanecerán muchos en condiciones precarias. Dada la coyuntura de la economía colombiana, no parece factible la obtención de recursos vía tributos. Es el momento de contemplar la venta de activos.

Entre los activos del Gobierno más fáciles de monetizar se encuentra Ecopetrol, que ya realizó una emisión de acciones, equivalentes a alrededor de un 10 % de su capital en el 2007. Este es un activo que irá perdiendo valor estratégico y monetario hacia adelante. Los altos precios del petróleo actuales crean una situación favorable para considerar una eventual venta rápida de paquetes accionarios de Ecopetrol. Aunque el valor de la compañía varía diariamente con base en la cotización en bolsa, para efectos de esta presentación podemos trabajar con un valor total aproximado de $ 100 billones. El valor de lo que ya está en manos del público inversionista es de casi $ 11 billones. El Gobierno cuenta ya con la autorización para vender hasta un 9 % adicional. Esto daría unos $ 9 billones de recursos frescos para el Estado. 

La venta de Ecopetrol podría ir más allá, ya que una mayoría de 51 % es suficiente para que el Gobierno mantenga el control. Otro 29 % de venta significarían otros $ 29 billones para el Estado. Dado que probablemente el propósito sería destinar este dinero a apoyar temporalmente a los más desfavorecidos, el Gobierno podría transferir las acciones directamente a las familias de menores recursos. Los $29 billones repartidos en los 5 millones de hogares más pobres de Colombia darían a cada hogar aproximadamente $ 5,8 millones de pesos en acciones (2.640 acciones). Los buenos resultados de este año en Ecopetrol proyectarían un dividendo del 7 % para repartir en el 2022, unos 400 mil pesos por cada participación. A los nuevos propietarios se les podrá autorizar la venta de sus acciones pasado un tiempo prudencial.

Lo cierto es que Ecopetrol requiere de definiciones para aprovechar lo que podría ser una de las últimas coyunturas con precios favorables del petróleo. Cuando el presidente Santos se propuso vender el 9 % al principio de 2011, se esperaba con esto recaudar US$ 8 mil millones. Ahora por un porcentaje similar, como anotamos, se espera recaudar unos US$ 2,4 mil millones. Ecopetrol llegó a valer unos US$ 114 mil millones en 2012 e incluso US$ 129 mil millones en 2013. Ahora estamos hablando de US$ 26,5 mil millones ($ 100 billones). Mejor es aprovecharlo antes de que siga perdiendo valor.

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Verde

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias