Extranjeros en su propio país

Extranjeros en su propio país
venezuela(1).jpg

Esta semana, desde el Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-Ucab) publicamos un informe sobre la situación de la población colombiana retornada, binacional e indígena transfronteriza. 

El estudio destaca que el retorno de personas colombianas procedentes de Venezuela no se corresponde con el flujo típico de quienes regresan a su país de origen de forma voluntaria y planificada, sino que se trata de un retorno forzado por circunstancias adversas ocasionadas por la emergencia humanitaria que azota el país.

El retorno de esta población comenzó en 2015, cuando Nicolás Maduro ordenó la expulsión masiva de personas colombianas, hecho antecedido por campañas estigmatizantes y de xenofobia. Detrás de los colombianos expulsados, comenzaron a salir otros nacionales de Colombia por nacimiento o de segunda y tercera generación. El estudio recuerda que, entre abril de 2013 y agosto de 2015, portavoces del Gobierno de Maduro emitieron, en 24 oportunidades, expresiones despectivas en perjuicio de los colombianos.

Hasta fines de 2021, unos 645.000 colombianos habían regresado de Venezuela a Colombia, motivados principalmente, por la crisis económica y social que afecta a toda la población que habita en Venezuela.

La mayoría de estas personas había llegado inicialmente a Venezuela por el conflicto armado, la violencia, la falta de oportunidades laborales y la búsqueda de una mejor calidad de vida. Sin embargo, en el estudio se presentaron casos de colombianos retornados que no han logrado recuperar sus tierras, ni regresar al lugar donde vivían antes, porque aún persiste el conflicto armado.

De esta manera, es posible hablar de una doble y hasta triple victimización, ya que se trata de personas que inicialmente se vieron forzadas a abandonar Colombia huyendo del conflicto, posteriormente salieron de Venezuela como consecuencia de la emergencia humanitaria y llegan a una Colombia que no los reconoce como hijos.

Uno de los datos más dramáticos que registra el informe es el hecho de que muchas personas retornadas, nacionales de segunda y tercera generación y personas indígenas transfronterizas se han visto forzadas a renunciar a su nacionalidad colombiana y optar por un mecanismo de regularización migratoria diseñado para extranjeros, como es el Etpv, a fin de no mantenerse en condición irregular en su propio país.

El estudio también señala la existencia de prácticas de discriminación que, si bien no pueden calificarse como xenofobia por no tratarse se población extranjera, sí constituyen formas de rechazo hacia personas binacionales, a causa de esa porción de su historia que desarrollaron en Venezuela. Así, por ejemplo, trabajadores y profesionales han enfrentado discriminación laboral a causa de su acento.

Por otra parte, personas originarias del pueblos indígenas transfronterizos, como es el caso del pueblo wayuu, ubicadas del lado venezolano han tenido que desplazarse hasta el lado colombiano en busca de oportunidades que garanticen su subsistencia, siendo vistos como usurpadores o arrimados lo que les dificulta la convivencia o la manutención diaria. A lo anterior se le suman las barreras que encuentran en lo que tiene que ver con documentos de identidad.

Las circunstancias de retorno de esta población no encuadran en la respuesta normativa e institucional ofrecida por Colombia. De hecho, todas las normas desarrolladas para atender a la población retornada son previas a 2015 y no se han producido actualizaciones o adaptaciones para atender a esta nueva situación.

El bajo número de colombianos retornados desde Venezuela inscritos en el Registro Único de Retornados, con respecto a la totalidad de personas que han regresado al país, evidencia que el mecanismo no está cubriendo las expectativas ni necesidades de esta población.

El informe recuerda que el Plan Regional de Respuesta a Refugiados y Migrantes (Rmrp) de la Plataforma R4V, proyecta que para 2022 habrá unos 980.000 retornados, de los cuales al menos 645.000 tendrán necesidades por satisfacer. Estas cifras indican la relevancia de adoptar normas, políticas y prácticas acordes al perfil de la población colombiana que está regresando desde Venezuela.

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Los textos que aquí se publican son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no expresan necesariamente el pensamiento ni la posición de la Fundación Konrad Adenauer, KAS.

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias