¿Hacía donde iría Colombia en el escenario internacional 2022-2026?

¿Hacía donde iría Colombia en el escenario internacional 2022-2026?
WhatsApp Image 2022-05-20 at 4.29.17 PM (1).jpeg

Esta columna fue escrita en coautoría con María de los Ángeles Riedel, estudiante de quinto semestre de Relaciones Internacionales en Universidad del Norte.

La libre participación ciudadana en los procesos electorales y políticos es fundamental para garantizar la democracia. Además, las propuestas de los candidatos y candidatas se erigen en teoría como la brújula que orientará el accionar de sus cuatro años de gobierno.

En todo el espectro de propuestas, el tema internacional usualmente queda relegado en las prioridades de la ciudadanía al momento de tomar la decisión, no obstante la profunda relevancia y la transversalidad temática que tiene para el país.

De acuerdo con Medina y Cervantes (2016), la creciente interdependencia entre los actores del Sistema Internacional hace que el diseño de la política exterior gane protagonismo en la agenda gubernamental. Los autores aseguran que la esfera doméstica e internacional se encuentran en constante interacción, por lo que es necesario definir la manera en que un Estado llevará a cabo sus relaciones internacionales. En este sentido, “la política exterior, está más influida por las dinámicas internacionales pero a su vez, presionada por los acontecimientos internos”, dice Forero.

En ese orden de ideas, iniciaremos una seria de publicaciones que analizarán las propuestas de los candidatos y sus fórmulas vicepresidenciales entorno a las relaciones internacionales del país y la manera como proyectan el ejercicio de la política exterior.

Mirada internacional de Gustavo Petro y Francia Márquez

Para analizar las propuestas de Gustavo Petro y su fórmula vicepresidencial Francia Márquez, se tomarán como variables de referencia los siguientes aspectos: liderazgo colombiano en la lucha contra el cambio climático; la construcción de paz; la configuración del servicio diplomático; los derechos de colombianos y colombianas en el exterior; comercio exterior; las relaciones diplomáticas con países vecinos, especialmente con Venezuela y la crisis migratoria y la lucha contra el narcotráfico.

En primer lugar, en su Plan de Gobierno 2022-2026, Petro y Márquez aseguran que Colombia será un líder regional en la lucha contra el cambio climático y sus acciones estarán orientadas principalmente a la protección y recuperación de la Amazonía y la descarbonización de la economía.

Por lo tanto, se plantea transitar hacia el uso de energías limpias e impulsar una economía circular basada en principios de justicia social. Petro y Márquez aseguran que, en materia de política exterior, “Colombia será aliado de todos los Estados y movimientos sociales que en el mundo presionen la lucha contra el cambio climático”.

Reafirmando este compromiso se busca que el país deje de depender de la extracción del carbón y del petróleo y se implante una matriz energética “de acceso universal, justo e incluyente” (Plan de Gobierno, 2022, p. 16).

Cabe destacar, que la propuesta ha despertado alarmas, por la potencial disminución de las inversiones. Sin embargo, el candidato asegura que las inversiones en combustibles fósiles están disminuyendo a nivel mundial debido a los compromisos globales con la transición energética.

Un segundo aspecto que plantean los candidatos del Pacto Histórico en el Plan de Gobierno hace referencia a la construcción de paz en los territorio a partir de la cooperación multilateral. Se resalta que, en su administración, se busca el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y el respeto a los compromisos adquiridos ante la sociedad colombiana y la comunidad internacional en el proceso de negociación con las Farc.

De forma similar, se plantea el desarrollo de diálogos con el ELN sustentados en los organismos internacionales, con el fin de negociar una paz basada en los aprendizajes del acuerdo con las Farc.

En tercer término, resalta la importancia de un servicio diplomático profesional que promueva los principios del Derecho Internacional. En el Plan de Gobierno se establece que se dará prioridad al mérito en la conformación del Servicio Exterior, impulsando la carrera diplomática.

Adicionalmente, considera que en su mandato el Servicio Exterior se diferenciará del tradicional debido a que este no será “el de los embajadores que tienen laboratorios de coca en sus fincas, o de los que exportan bananos mientras masacran a sus trabajadores en la plantación”. En cambio, asegura que el cuerpo diplomático trabajará para promover el respeto al orden internacional, evitar la intromisión en asuntos internos de otros países y el fomento de las relaciones de cooperación a nivel global.

Por otra parte, buscarán que “todo colombiano y colombiana, sin importar su país de residencia, condición política, social y legal, sea tratado en igualdad de condiciones y tenga las mismas oportunidades que los nacionales del país en el que resida”. Es decir, en caso de ganar la presidencia, Petro pretende que los embajadores colombianos trabajen en servicio de la diáspora colombiana, velando por sus intereses y necesidades con solidaridad.

El quinto aspecto hace énfasis en la posición de Colombia en el sistema económico internacional. En el Plan de Gobierno, Petro y Márquez proponen la realización de “pactos de productividad entre empresas privadas, sectores de la economía popular, sociedad civil y Estado” con el fin de consolidar un modelo económico más justo, democrático y sostenible.

Se plantea renegociar los Tratados de Libre Comercio (TLC) suscritos por Colombia, con el fin de mejorar su posición “en el comercio internacional y en las cadenas mundiales de valor”. Se afirma que los TLC deberían mejorar la productividad del país, promover la cooperación técnica y el intercambio de saberes y generar empleo.

En el sexto punto de su propuesta internacional, afirman que es necesario el análisis de la evolución de las relaciones con los países vecinos, especialmente el caso venezolano. En el plan de Gobierno se busca fomentar la cooperación y la convivencia pacífica, trabajando conjuntamente en la construcción de agendas de desarrollo para la región.

Actualmente, las relaciones diplomáticas y consulares están rotas en el marco de la crisis interna de Venezuela. No obstante, estas tensiones tienen complejas implicaciones a nivel económico, político y social, especialmente para las comunidades que habitan en la frontera.

En los límites fronterizos con Venezuela se ha presentado un “recrudecimiento de la violencia”. Por ello, algunos actores internacionales, como el representante de Rusia en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas argumentan que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas puede promover la construcción de paz en la región.

En este sentido, el candidato a la presidencia, Gustavo Petro y su vicepresidenta Francia Márquez, han prometido “restablecer las relaciones diplomáticas y consulares con Venezuela”, con el fin de promover la construcción de la democracia en el país vecino.

Como consecuencia, el candidato busca promover la integración, la construcción de paz y políticas de buena vecindad en América Latina, indistintamente de las corrientes ideológicas de los gobiernos de la región. De forma similar, se propone brindar garantías a los migrantes para evitar actos de xenofobia y discriminación en el territorio nacional.

Finalmente, otra de las problemáticas que debe ser abordada mediante políticas públicas a nivel doméstico y con cooperación internacional es la lucha contra el narcotráfico. Esta representa uno de los debates más álgidos en el marco de la contienda electoral.

Los candidatos del Pacto Histórico han expresado que la mejor estrategia para combatir este fenómeno se basa en la reforma agraria. Es primordial entregarles tierras a los campesinos para promover la productividad cimentada en actividades agrícolas, lo que lograría debilitar las redes de narcotráfico.

De forma similar, en cuanto al uso recreativo de la marihuana, el candidato del Pacto Histórico asegura que no se trata de apoyar el consumo ni estimularlo. En esencia, se plantea la no criminalización de su uso. Dejan claro que el prohibicionismo no ha sido efectivo para disminuir los índices de violencia asociadas a la problemática de la droga.

Como conclusión, con la publicación del Plan De Gobierno de Gustavo Petro y su fórmula vicepresidencial Francia Márquez, es posible evidenciar un avance en materia de propuestas de política exterior. Si bien es necesario profundizar más en los instrumentos y estrategias que se utilizarán para cumplir las metas planteadas, se ponen en evidencia las prioridades de Colombia en el escenario internacional. Se reitera la importancia de diseñar un plan de acción internacional basado en las realidades locales y la consecución de los objetivos nacionales de Colombia en el exterior.

Temas destacados

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias