La importancia del 25 de mayo para Colombia

La importancia del 25 de mayo para Colombia
AngelicaRodriguezRodriguez.jpg

Hoy 25 de mayo se conmemora el día nacional por la dignidad de las víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado interno. Para la ONU, la violencia sexual relacionada con los conflictos se refiere a “la violación, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, el embarazo forzado, el aborto forzado, la esterilización forzada, el matrimonio forzado y todas las demás formas de violencia sexual de gravedad comparable perpetradas contra mujeres, hombres, niñas o niños que tienen una vinculación directa o indirecta con un conflicto”. También abarca la trata de personas cuando se comete en situaciones de conflicto para fines de violencia sexual y explotación.

En Colombia, según el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica (Cnmh), entre 1959 y 2020 se han registrado 15.760 casos de violencia sexual en el marco del conflicto. 61,8 % de las víctimas fueron mujeres y 30,8 % niñas y adolescentes. La sumatoria de estos porcentajes nos dan un fatídico 92,6 % del total de las personas vulneradas.

Hace unos días, en un artículo de prensa escrito por Jineth Bedoya sobre el 25 de mayo, la periodista, activista y sobreviviente de violencia sexual mencionaba que la Unidad de Víctimas tenía registro de 29.000 mujeres y cerca de 3.500 hombres violados en el medio de la guerra en el país, en los últimos 50 años. No obstante, llamaba la atención sobre el alto subregistro y expresaba que diferentes organizaciones y grupos de sobrevivientes han recogido más de dos millones de casos.

Bedoya nos recordaba que, en Colombia, la impunidad para crímenes de violencia sexual en medio del conflicto llega a un 98 % y que la impunidad de la violencia sexual cotidiana, la que se presenta en el transporte público, la calle, los ámbitos domésticos y espacios institucionales es del 96 %.

En el país, la violencia sexual ha tenido afectaciones particulares no solo por género sino también por etnia. De las víctimas de violencia sexual con pertenencia étnica, la más afectada ha sido la población afrodescendiente (87,36 %), seguida por la población indígena (12,14 %), palenquera (0,29 %) y el pueblo Rom (0,21 %). Así mismo, las personas con identidades de género y orientaciones sexuales diversas se han visto sometidas a un amplio repertorio de violencia sexual.

Sobre los presuntos responsables de violencia sexual en el conflicto armado (1986-2016), el Cnmh recoge las siguientes cifras desagregadas por actor armado: 4.837 casos cometidos por grupos paramilitares, 4.722 cometidos por guerrillas, 3.973 cometidos por actores desconocidos, 950 cometidos por grupos armados posdesmovilización, 231 cometidos por grupo armado no identificado y 206 cometidos por agentes del Estado.

Más allá de las cifras y de los perpetradores, no podemos olvidar que la violencia sexual deja huellas imborrables no solo en el cuerpo y en la mente de las víctimas, sino que deja heridas muy difíciles de sanar en comunidades enteras.

Por ellas, por las mujeres, niñas y adolescentes y por todas las víctimas de la violencia sexual del conflicto armado interno colombiano conmemoramos esta fecha para: 1) homenajear a las víctimas y sobrevivientes; 2) sensibilizar y concienciar a toda la población sobre la necesidad de acabar con esta práctica de guerra; y 3) rendir tributo a todas las personas y organizaciones que trabajan día a día para erradicar este delito.

En esta fecha tan importante, queremos invitarlos a escuchar a partir de las 2:30 de la tarde y a través del canal institucional de YouTube Uninorte Académico las reflexiones de algunos representantes de Every Woman Treaty, una coalición internacional de más de 1.700 activistas de los derechos de las mujeres, provenientes de 128 países y 840 organizaciones, que trabajan para alcanzar “un tratado global para erradicar la violencia contra las mujeres y niñas”.

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Los textos que aquí se publican son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no expresan necesariamente el pensamiento ni la posición de la Fundación Konrad Adenauer, KAS.

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias