Las deudas e incertidumbres que deja la salida de Mansarovar en Boyacá

Las deudas e incertidumbres que deja la salida de Mansarovar en Boyacá
katherinecasas.jpg

El pasado 4 de noviembre finalizó el contrato de Asociación Nare entre el Gobierno nacional y la multinacional Mansarovar Energy. La petrolera mencionada venía explotando hidrocarburos hace más de 15 años en Boyacá, en los municipios de Puerto Boyacá, Puerto Nare y Cimitarra. Ahora, los campos que venían operando serán cedidos a Ecopetrol y, tras esta situación, la incertidumbre de los trabajadores y comunidades es inevitable.

Mansarovar tenía a su cargo los campos Jazmín, Girasol, Underriver, Nare, Moriche, Abarco y Chicalá que en la actualidad producen alrededor de 16.735 barriles de petróleo día calendario (Bpdc), con más de 1.500 pozos activos y empleaba alrededor de 800 personas entre operarios directos e indirectos. De tal forma, la salida de la multinacional no es bien recibida por los pobladores de los municipios, dado que la petrolera tiene una serie de deudas ambientales y deja sin garantías contractuales y laborales a los trabajadores de los campos.

Por el lado ambiental, Mansarovar explotaba crudo en los alrededores de la ciénaga Palagua, un emblemático embalse natural de Puerto Boyacá que se caracteriza por su ecosistema y es uno de los centros pesqueros más importantes del Magdalena Medio. Las comunidades de la zona y quienes viven alrededor de la ciénaga han denunciado desde el 2015 que sus predios ganaderos están contaminados de residuos de hidrocarburos tras las labores de la empresa.

Adicionalmente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) tiene abierto cinco expedientes sancionatorios y 14 cargos en contra de esta petrolera por el ocultamiento de información, inadecuado manejo de residuos contaminados y derrames de hidrocarburos en los campos que tenía a su cargo. 

Además, según afirma la Corporación San Silvestre Green (ONG encargada de contribuir al desarrollo sostenible), en lo que va del 2021 en el Campo Velásquez se han registrado más de 20 impactos ambientales y se han presentado 29 contingencias ambientales.

Ahora la incertidumbre laboral no es menos preocupante. Desde el año pasado los trabajadores venían denunciando que la salida de Mansarovar iba a dejar más de 800 personas sin empleo, entre los que se encontraban trabajadores directos e indirectos. 

Según manifiestan las comunidades, Ecopetrol no ha dado suficiente información sobre la estabilidad de los operarios, asignaciones salariales, garantías prestacionales, contratación local de personas, bienes y servicios entre otros aspectos relevantes.

Igualmente, los trabajadores han indicado que ya han llegado personas foráneas de los municipios de Boyacá a desplazarlos de sus cargos actuales y se están elevando los requisitos para la contratación de los campos que no se acomodan a la experiencia de los operarios locales.

Dada las situaciones anteriores y la incertidumbre actual en los municipios de Boyacá, es relevante llamar la atención y plantear soluciones inmediatas. Desde el aspecto ambiental, Mansarovar es la única responsable de entregar saneados esos pasivos ambientales; inclusive después de que haya entregado esos campos a Ecopetrol. Asimismo, debe y tiene que responder por las deudas ya impuestas por la Anla para mitigar el impacto generado por sus 15 años de operaciones.

Desde el ámbito laboral se debe establecer una hoja de ruta urgente y crear una mesa de trabajo en la cual estén involucradas las comunidades, sindicatos, Ecopetrol y los Ministerios de Trabajo y Minas y Energía. Lo anterior con el fin de dar respuesta y soluciones contractuales a los más de 800 trabajadores locales y las 120 familias que pueden verse impactadas por estos despidos; algo que se pudo prever con anterioridad por los llamados y protestas de los líderes y las líderes de Puerto Boyacá en los meses previo a la salida de Mansarovar.

Pero, como siempre, toca actuar bajo la coyuntura. 

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Verde

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias