Los desafíos del nuevo cupo de gasolina para departamentos fronterizos

Los desafíos del nuevo cupo de gasolina para departamentos fronterizos
katherinecasas.jpg

Como es usual cada dos años, el Gobierno redefinirá el cupo de gasolina subsidiada para los departamentos fronterizos con el fin de asignar un volumen máximo de combustible que supla la demanda esperada en estos territorios de frontera. Con esta exención se busca fomentar el desarrollo económico y combatir el contrabando de gasolina.

Para el caso específico de Norte de Santander, la Gobernación y los gremios de estaciones de servicio del departamento están pidiendo que el cupo aumente un 25 por ciento, dada la situación de escasez de combustible.

Actualmente, Norte de Santander recibe en promedio 11 millones y medio de galones de hidrocarburo, lo que permite a los consumidores pagar 2 mil pesos menos por galón. Sin embargo, según datos de la Gobernación, la asignación solo alcanza para los primeros 15 días del mes, lo que ocasiona largas filas en las estaciones de servicio y que se venda la gasolina y Acpm a precio nacional.

De igual manera, la escasez de combustible en este departamento de frontera también se atribuye a dos contextos: el desvío de gasolina hacia Venezuela y a los conductores que se están abasteciendo en grandes cantidades y que en algunas ocasiones son “pimpineros”.

Con respecto al tema Venezuela, hace dos años, dada la escasez de gasolina del vecino país, el contrabando de allá para acá se acabó; generando que no quede el producto para los habitantes de Norte de Santander.

Por otro lado, las autoridades locales aseguran que los conductores (en su mayoría de vocación de pimpineros) se están abasteciendo en grandes cantidades para llevar el producto a sus casas y luego comercializarlo en las principales ciudades. Por tal razón, los operativos de tránsito en las últimas semanas se han incrementado, especialmente en Cúcuta, donde la Policía Metropolitana está identificando y decomisando vehículos extradimensionados.

Asimismo, otra razón más alarmante es la utilización de gasolina para la producción de cocaína en el Catatumbo. Según información de las comunidades, varios pimpineros se movilizan hasta con 60 galones de combustible rumbo a esta zona para la producción de este alcaloide. La necesidad de contrabandear el hidrocarburo es tal, que los carteles de droga están dispuestos a pagar el transporte de la gasolina refinada para obtener el producto final.

El cupo de la gasolina para los departamentos fronterizos debe ser evaluado en este 2021, y la situación actual de Cúcuta y los demás municipios lleva a pensar que esta asignación debe incrementar alrededor del 25 % para acabar con la escasez de este producto en las ciudades. Sin embargo, se debe tener en cuenta que los fenómenos en torno a esta actividad, como el contrabando y la fabricación de alcaloides, se pueden acrecentar.

De tal forma, junto con la asignación y aumento de este cupo, se deben revisar y afrontar de manera inmediata las problemáticas que desencadena el contrabando de gasolina, ya que los delitos alrededor de esta comercialización se han venido aumentando por la reactivación económica.

Por tal razón, se debe hacer una sinergia entre las autoridades locales, las nacionales y las empresas para encontrar soluciones a este fenómeno que parece incontrolable en la región.

Temas destacados

Historias relacionadas

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias