"Los partidos de izquierda han dejado muy a la deriva la agenda feminista"

Html
OLU %281%29(0).jpg

OLU (1).jpg

La discusión sobre el acoso dentro de los partidos es necesaria. Y más allá, la agenda de la izquierda debe ponerse al día en feminismo: en torno al aborto, a la brecha salarial, a los feminicidios y a las violencias contra las mujeres.

Mucho se ha escrito y comentado a raíz de la carta de salida de la excandidata vicepresidencial de la Colombia Humana, Ángela María Robledo. A este tema le han sido dedicadas varias notas de prensa, programas radiales y discusiones en redes. Este fervor comunicativo pone de presente la tensión que existe dentro de ese partido desde 2019 con el tema del acoso sexual dentro de sus filas. En el caso concreto de la Colombia Humana, es un tema no resuelto aún, ni en el nivel jurídico -que se desconoce qué pasa con la denuncia que hizo una periodista ante la justicia-, ni mucho menos en el nivel político.

 

Los partidos políticos, sobre todo los de izquierda (porque se rigen por principios igualitarios), están hoy en día confrontados a la inercia de la sociedad patriarcal. Por la inercia me refiero a las décadas de machismo, de conductas abusivas con las mujeres, de acoso o violencia sexual naturalizada, de hablar por la mujeres sin darles representación, de considerar las cuestiones de las mujeres como totalmente secundarias. Comportamientos que son cada vez más censurados, menos aceptados en el mundo, y que en los años próximos serán vistos como rezagos de una civilización arcaica, desigual. En un futuro no muy lejano, el machismo chocará tanto como nos choca hoy la existencia de la esclavitud.

Los partidos políticos, por ser los que conducen los grandes debates que orientan a la sociedad, están llamados a ponerse al día con este gran cambio. Claro que no son los únicos: muchos sectores, y especialmente las esferas influyentes y/o de pensamiento, como las universidades, la cultura y el entretenimiento, tendrán que ajustarse con esta demanda del tiempo presente.

Hasta el día de hoy, los partidos de izquierda en Colombia han dejado muy a la deriva la agenda feminista. No se han apersonado de debates de sociedad muy importantes, como los que se refieren al aborto, a la brecha salarial, a los feminicidios y las violencias contra las mujeres. De hecho, los partidos de izquierda no han sido adalides de la paridad dentro de sus propias organizaciones. Por sus herencias teóricas, así como por los habitus, los partidos de izquierda han sido muy masculinos. Paradójicamente, mucha mejor representación tienen partidos que provienen del movimiento evangélico, pese a que promueven valores muy conservadores.   

Lo que revela la agitación alrededor de la salida de Ángela María Robledo de la Colombia Humana y lo que está sucediendo dentro del Polo, con la revitalización de colectivos de mujeres dentro de ese partido, muestra que por fin la agenda feminista está aterrizando en los partidos de izquierda en Colombia. Es posible que las miradas se fijen, en un primer tiempo, en las denuncias de acoso sexual. Estas denuncias revelan que en los partidos existen jerarquías y poderes. Revelan los mecanismos de impunidad de quienes detentan el poder. Sobre todo, revelan las resistencias frente a otro modelo cultural. 

Es inevitable que haya proyección, pero también resistencias, polarización e incomprensión con respecto a lo que aun no está plenamente interiorizado como norma. Hoy los partidos de muchos países del mundo le deben hacer frente al pasivo machista de años, de una militancia que ya no tiene cabida. Lo cierto es que es inexorable este cambio.

Los partidos deben hoy darle trámite serio a las denuncias de acoso y/o violencia sexual. Estas denuncias también tocan, o tocarán, a otras esferas de la vida pública como el arte, la universidad o el mundo empresarial y privado, como la familia. Pero los partidos deben ir más allá: con la participación de las mujeres y no de “la mujer”, porque no hay un solo tipo de mujer, ni existe una esencia femenina. Deben elaborar una agenda comprometida con el presente, para construir un mejor futuro: deben trabajar por una agenda feminista.

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias