Miradas al Paro: parar para interpretar, la tarea desde la academia

Miradas al Paro: parar para interpretar, la tarea desde la academia

Además de los desafíos institucionales, el Paro también ha representado un reto para los cientistas sociales, ya que su duración, extensión territorial, múltiples acciones de protesta y el protagonismo de los jóvenes han hecho de este un hecho social inédito en la historia de Colombia.

Además de los desafíos institucionales, el Paro también ha representado un reto para los cientistas sociales, ya que su duración, extensión territorial, múltiples acciones de protesta y el protagonismo de los jóvenes han hecho de este un hecho social inédito en la historia de Colombia.

Precisamente estos rasgos diferenciadores han sido usados para tratar de invalidar o deslegitimar las recientes movilizaciones sociales, en la medida en que la incomprensión del proceso —al no encajar en los abordajes tradicionales— se traduce en su continua descalificación. Esto explicaría, en cierta forma, la falta de una acertada estrategia de negociación por parte del Gobierno, que aún no comprende que no hay un solo interlocutor y que es imposible reunir todas las demandas ciudadanas en una sola mesa nacional.

En la práctica, el paro es descentralizado y cada ciudad ha desarrollado sus agendas y dinámicas propias, de ahí que llame tanto la atención el poco protagonismo de alcaldes y gobernadores en cuanto a mediación o facilitación de espacios de diálogo y respeto de los derechos humanos. Otra característica de estas nuevas expresiones sociales es que —si bien el Gobierno, la reforma del Estado y la igualdad social están presentes en sus agendas— se hacen vigentes reivindicaciones como el reconocimiento y respeto a las diferencias étnicas, sexuales y raciales, así como lo ambiental.

En este sentido, es importante crear enfoques teóricos y conceptuales que permitan el análisis de estas nuevas formas de movilización, ya que, como hemos visto, estamos frente a manifestaciones sociales horizontales, fragmentadas y con un marcado enfoque artístico. Las movilizaciones no se hacen en torno a partidos o movimientos políticos, sino que han adoptado otros referentes organizativos más pequeños y especializados como colectivos estudiantiles, barriales o culturales.

Tampoco se movilizan usando los mismos repertorios, sino que han encontrado en las redes sociales no solo un espacio de convocatoria, sino también un medio de socialización, difusión de ideas y construcción de comunidades que confluyen alrededor de una denuncia o reivindicación puntual, pero que luego vuelven a sus espacios naturales manteniendo su autonomía. 

Esta coyuntura —acompañada de estos nuevos rasgos— demanda un fuerte papel de la academia en la construcción de herramientas conceptuales válidas para nuestro contexto, que nos ayuden a abandonar la tradicional adopción de marcos interpretativos de otras realidades, esos a través de los que —a veces forzadamente— pretendemos explicar nuestra complejidad.

Lo anterior pasa por muchos puntos, algunos de ellos son:

  • Decidida interdisciplinariedad: un momento como este necesita la articulación de todas las miradas posibles para entenderlo de forma integral y transitar hacia soluciones igualmente integrales.
  • Mayor articulación entre la academia y la realidad: resulta imperioso que continuemos reconceptualizando las herramientas teóricas, privilegiando los escenarios originales de las manifestaciones y sus actores. Esto incluye, en algunos escenarios, desescalar el discurso teórico.
  • Cuidar los referentes: esto implica ser conscientes de que no todo caso parecido —ni de nuestra historia ni de la historia de otros— nos sirve de comparación para entender el momento actual de nuestro país.
  • Interpretaciones propositivas: interpretar la realidad actual de nuestro país merece todos los debates académicos, pero, sobre todo, todas las propuestas para encontrar caminos desde la academia.

Esta columna es la segunda de una serie escrita en coautoría con Jolie Guzmán Cantillo.

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Paz

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias