Moda y economía circular: oportunidades laborales

Moda y economía circular: oportunidades laborales

Holanda se propuso ser un país circular al 2050, al 2020 lo logró en un 24.5 %. El sector moda es clave en esta carrera. 

Los europeos consumen en promedio 26 kilos de prendas al año: en el 2019 las ventas sumaron más de €162 mil millones, pero mayores ventas, mayores desechos textiles. En Holanda, estos aumentaron casi un 20 % entre el 2012 y 2018.

La Ellen MacArthur Foundation estima que el vestuario sin usar en los hogares británicos suma más de 30 mil millones de libras esterlinas y Wrap (Waste & Resources Action Programme) prevé que la demanda de textiles se triplicará al 2050. El desecho textil en el Reino Unido está valorado en 140 millones de libras esterlinas. Se requiere una economía donde los desechos sean un activo empresarial.

Nuevos profesionales en la industria

La investigación e innovación alrededor de la economía circular aseguran una transición positiva. En el 2015, Wrap comentó que la economía circular tiene el potencial de crear entre 1.2 y 3 millones de trabajos para el 2030 en diversas áreas.

Vogue Business identificó nuevos puestos de trabajo en empresas en transición hacia la economía circular. Entre estos se encuentran especialistas en inversiones circulares, servicio al cliente especializado en economía circular y autenticadores, quienes identifican posibles falsificaciones.

Empresas líderes son conscientes de la necesidad de nuevos desarrollos en materiales, procesos y tecnologías sostenibles: bioingenieros y químicos textiles son cada día más apetecidos por las grandes marcas.

Oportunidades en fases de reparación, reúso, recolección y reciclaje textil

Uno de los sectores de mayor crecimiento es la venta de prendas y accesorios de segunda. RealReal, en bolsa desde el 2019, está valorada en US $2.5 mil millones. Farfetch adquirió Stadium Goods por US $250 millones. StockX y Rent the Runway son considerados “unicornios”.

La industria de la moda, basada en una economía lineal, se está transformado en una oportunidad para redefinir el trabajo a lo largo de la cadena de suministro, balancear el poder y reimaginar una industria enfocada en reducir, reparar, reusar y reciclar.

Circular Economy y Goldschmeding Foundation explican que aquí los procesos requieren una mayor mano de obra al exigir la recuperación de piezas, clasificación de materiales y limpieza: un potencial en la creación de puestos de trabajo en todos los niveles y labores.

El reporte Putting circular textiles to work: the employment potential of circular clothing in the Netherlands, plantea tres escenarios en Holanda si la industria textil-confección logra la circularidad al 2050.

El primero se basa en la reducción: un cambio en los patrones de consumo disminuiría la compra de vestuario nuevo y priorizaría el alquiler, venta y reparación. Este modelo estima un 20 % más en puestos de trabajo, adicional a las labores indirectas como servicios de limpieza y lavado, desarrollo de software y logística.

El segundo escenario se enfoca en el reúso a nivel local, exigiendo cambios en las fases de diseño y producción donde la calidad es fundamental.

El éxito de esta propuesta reside en el aumento de la recolección y clasificación y una mejor interacción con los servicios de reparación y venta de segunda. Lograrlo, aumentaría en un 25 % la necesidad de fuerza laboral. Hoy en Europa, la recolección y clasificación de diversos productos corresponde a menos del 1 % de los trabajos.

El tercer escenario se enfoca en el reciclaje textil y procesos de fibras, con una proyección de un 14 % más en puestos de trabajo y un alto potencial en innovación y desarrollo tecnológico.

H&M es consciente de las nuevas habilidades exigidas en una economía circular. “Para alcanzar de forma exitosa un cambio total e integrado de un sistema lineal a uno circular en temas de trabajo, creemos que adoptar y optimizar los papeles principales y funciones dentro de nuestro negocio es esencial” comenta Giorgina Waltier, directora de sostenibilidad en el Reino Unido e Irlanda.

Pero, ¿cómo lograrlo?

Circular Berlin se preguntó cómo escalar la circularidad en el mercado laboral de forma sostenible: la respuesta es la educación. Colegios, instituciones educativas (técnicas y profesionales) y empresas juegan un papel esencial en la educación y continuo entrenamiento para equipar a las personas con el conocimiento para proponer e implementar estrategias circulares.

La educación y transición circular permite corregir una industria construida sobre una fuerza laboral de bajo costo, en ocasiones con violaciones de derechos humanos y una profunda brecha de género, al brindar la oportunidad de reconstruir una cadena de suministro donde el bienestar humano sea una prioridad: remuneraciones justas y empleos con un énfasis social, inclusivo, saludable y con una mirada de género.

En el 2019, el Gobierno de Colombia lanzó la Estrategia nacional de economía circular, una ambiciosa carrera por la circularidad, donde habla de la importancia de la educación. Lograrlo exige incentivos y el involucramiento de los diferentes actores: públicos, privados, ONG, sociedad civil y académicos.

Instituciones educativas como el Sena deben dar un paso hacia la formación en las áreas de recolección, clasificación y reparación de prendas y logística inversa (recuperación de productos usados para devolverlos al fabricante y ser reutilizados), mientras colegios, institutos y universidades públicas y privadas deberán incluir módulos de economía circular en su pensum educativo.

Para el reporte Jobs & Skills in the Circular Economy: State Of Play And Future Pathways, cuando se trata de crear un espacio ecológicamente seguro y socialmente justo, todos los países se encuentran en etapa de desarrollo. En un momento donde la reactivación económica es esencial, la economía circular es un factor diferencial en la creación de nuevos puestos de trabajo bajo un modelo sostenible desde lo social, ambiental y económico.

Colombia tiene la capacidad de comenzar desde hoy con la formación de las habilidades requeridas para una economía circular y enfocar la reactivación económica en las personas. Es aquí donde el Objetivo de Desarrollo Sostenible 17 - Alianzas por los objetivos es requerido para superar problemáticas transversales en el país. 

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Verde

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias