Nuevos modelos de educación y aprendizaje

Nuevos modelos de educación y aprendizaje
ErwinPortada60922.jpg

Esta columna fue escrita en coautoría con Sofía Molina, filosofa de la Universidad Nacional de Colombia. Agradecemos a Diego Poveda García, economista de la Universidad Nacional de Colombia, por sus aportes.

"El deseo de las cosas produce individuos mientras que el deseo de los vínculos produce comunidad": Rita Laura Segato. 

La cuarta revolución industrial se está gestando en este momento histórico. En palabras de Klaus Schwab, autor del libro "La cuarta revolución industrial": “Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”. Y, sin embargo, lo que sentimos en la piel es que la crisis e incertidumbre se apoderan del ambiente, sobre todo después de las cuarentenas producto del covid.

Ante dichas crisis, proponemos un modelo de educación sin escolaridad obligatoria que se basa en la premisa de aprender a aprovechar las herramientas creadas por esta sociedad post-industrial para vivir bien. Usar las herramientas que tenemos en función de lo que queremos, en lugar de convertirnos en herramientas de las grandes corporaciones. Se trata de recuperar, crear, defender los ámbitos de comunidad, espacios de libertad, espacios donde se redefinan las necesidades de las personas, espacios donde se resista la creación de la escasez, espacios donde se generen los recursos económicos necesarios para el bienestar y el "buen vivir".

Los modelos de aprendizaje autorganizado colaborativo y la educación autodirigida consisten en promover, proponer y programar espacios de encuentro, ámbitos de comunidad orientados por el deseo de las personas que desean aprender. En dichos espacios las personas que se reúnen tienen intereses comunes y es a partir de los encuentros que se generan conocimientos, experiencias y aprendizajes. Es a partir del reconocimiento de las necesidades e intereses particulares de otras y otros que tenemos la oportunidad de gestar conocimientos significativos y prácticos que verdaderamente contribuyan al "buen vivir".

Se trata de volver a citar el deseo a las aulas y fuera de ellas. Basta hacer explícitas las necesidades de cada una y cada uno, basta que haya una motivación interna para ir al encuentro para que se produzcan aprendizajes vitales, significativos, necesarios, relevantes; aprendizajes vinculados al avance de la ciencia y la tecnología. En este artículo presentamos algunas características de dicho modelo cuya célula de funcionamiento son las comunidades de aprendizaje. El reconocimiento de la posibilidad de llevar a la práctica estas sencillas características, estas posibilidades reales de aprender, contribuye al empoderamiento de los procesos de aprendizaje libres de escolaridad obligatoria en colegios, universidades y fuera de ellas.

Nos podemos encontrar en cualquier lugar

Si una persona quiere aprender, lo hace porque así lo desea, y de esta motivación nace un tipo de disciplina que es auténtica, que nace del gozo, de la alegría de aprender. El lugar apropiado para el aprendizaje depende de aquello que se busca aprender. Laboratorios, cocinas, aulas, salones de danza… todo depende. No es necesaria una institución dueña o madre de los espacios para aprender. Lo que sí necesitamos es contribuir a crear una cultura que provea espacios donde aprender de manera frecuente sin discriminaciones de edad, ingreso económico, etc.

Somos libres de encontrarnos

Hay suficientes estudios que demuestran que el aprendizaje se produce realmente cuando se hace por voluntad propia, cuando hay gozo y satisfacción, y no cuando hay obligatoriedad. No es necesario estar organizados por edades para aprender. Es más, en ocasiones puede resultar contraproducente. Según Peter Gray, la interacción entre personas de edades diferentes promueve la complejidad de las relaciones favoreciendo el desarrollo de habilidades cognitivas y de liderazgo. La crianza, la amistad y los afectos son aspectos fundamentales para la vida de todo ser humano. Por ello, nos parece importante que se involucre el contexto familiar, afectivo o social en los procesos de aprendizaje.

Podemos aprender lo que necesitamos saber

Es necesario volver a unir lo que ha sido fragmentado de manera arbitraria por las disciplinas. Ante un problema, deseo de aprender o necesidad a resolver es importante recordar que podemos buscar los conocimientos necesarios que nos permitan comprender y resolver dichos problemas e inquietudes. Es cada vez más necesario que las personas formadas en profesiones específicas sepan ver, en las inquietudes de las demás personas y en los problemas sociales, oportunidades para trascender su ámbito de conocimiento y para cooperar con otros y otras que posean habilidades y conocimientos diversos. Por otra parte, es importante reconocer que el conocimiento profundo de diversas asignaturas no determina el grado de desarrollo de un ser humano. Por el contrario, es el grado de desarrollo y el entusiasmo de un ser humano el que determina con cuales aspectos del conocimiento se involucra. El conocimiento es parte inseparable de la vida y al igual que ella es fluído y complejo.

Usamos herramientas tecnológicas digitales pero no somos usados ni usadas por ellas

Los sistemas digitales de comunicación interactiva constituyen herramientas capaces de sustentar el aprendizaje y promover ámbitos de comunidad. Al usar tecnologías digitales es importante reflexionar sobre los fines de dicho uso: ¿sirven a intereses externos de sujeción?, ¿son un modo de construcción de autonomía y libertad? Es muy importante formar criterios alrededor de la tecnología digital para que esta sea una aliada para aprender. Es necesario cuestionar hasta dónde nos están sirviendo las máquinas digitales para ser mejores seres humanos para entender nuestro sentido en el mundo y comprender mejor quiénes somos. La información sin contexto o sin la interpretación adecuada termina por confundir nuestro entendimiento del mundo en lugar de enriquecerlo.

Es posible y deseable aprender, trabajar y gozar al mismo tiempo

Antes de la Revolución Industrial del siglo XIX, que trajo consigo la institucionalización de los colegios-escuelas reconocidas por el Estado, la gente aprendía actividades u oficios con el quehacer mismo (sin la mediación obligatoria de maestros titulados) en el lugar real donde se practicaban dichos oficios. De hecho, aún hoy en Alemania el modelo del aprendiz sigue vigente y es certificado por el Estado. Las experiencias educativas de este tipo, que históricamente han tenido un largo aliento, son la base de la relación instrucción-aprendizaje-acción. La educación institucionalizada puede validar los aprendizajes que se dan fuera de ellas. Consideramos fundamental volver a unir los espacios de gozo/aprendizaje y trabajo.

No necesitamos ser evaluados

Podemos transitar libremente por diferentes formas de certificación o validación de nuestros conocimientos si así lo deseamos. No es necesario cumplir una secuencia lineal de tareas o exposición de contenidos y además ser evaluados para aprender. Hay muchas maneras de mostrar o demostrar aprendizajes, por ejemplo: mostrar los resultados de nuestro trabajo, llevar a la práctica lo aprendido, narrar a otros lo que hemos aprendido, etc. Somos nosotros y nosotras quienes podemos determinar cuándo estamos en condiciones de validar ante la sociedad nuestras capacidades, disposiciones o apropiación de contenidos. Valga la pena recordar que miles y miles de personas validan sus conocimientos a través de la trampa. Es necesario repensar las maneras convencionales de evaluar y validar los conocimientos.

Podemos autorganizarnos para aprender

En palabras de Gustavo Esteva, “no necesitamos ayuda para percibir la realidad ni para prepararnos para vivir”. Las dinámicas de aprendizaje se pueden generar a partir de la interacción de las iniciativas particulares y concretas que al juntarse producen unos ejercicios colaborativos que generan conocimiento. Esto quiere decir que el lugar del profesor se redefine. Podemos tener guías si así lo consideramos necesario, pero estas guías están allí para acompañar la necesidad, el deseo, el interés de aprendizaje de cada persona que se acerca a ellos y ellas. Paradójicamente, en muchas oportunidades aprendemos más cuando fuera de contextos Institucionales permitimos relacionarnos en entornos donde circulen lazos de afecto y de confianza entre las personas vinculadas al conocimiento.

No estamos en un lugar neutro, vivimos y aprendemos en territorios con características particulares

Aprender a situarnos y hacer preguntas sobre los territorios donde ocurren las dinámicas, problemáticas y desafíos de cada persona es una fuente invaluable de conocimiento significativo para la vida. En los lugares donde vivimos y en nuestro propio cuerpo/territorio hay necesidades que deben poder expresarse de forma explícita. Nos interesa acercarnos a la verdadera realidad de quienes nos rodean, interactuar de modo permanente e intenso sobre los aspectos que vinculan a las personas con los territorios donde viven. Del grado de consciencia de las relaciones territorio-persona-territorio depende la posibilidad de generar respuestas realmente autónomas frente a los desafíos de cada vida. Ser verdaderamente capaces de determinar nuestro grado de participación y nuestro rol en el territorio que habitamos no es un asunto menor.

La diversidad nos enriquece

Para potenciar el deseo de aprender buscamos vincular la mayor diversidad poblacional posible a las comunidades/encuentros para el aprendizaje. El dinero no debe ser el mecanismo de selección/exclusión de las personas que quieren aprender. Sabemos que muchas personas que no tienen condiciones para pagar una matrícula de cualquier Institución convencional enriquecen con su presencia las oportunidades de aprender. Nos interesa la integración de personas con características socioeconómicas y culturales diferentes e incluso opuestas.

Autoconocimiento para el "buen vivir"

Una de las herramientas metodológicas que proponemos es la revisión permanente de las historias de vida de las personas que llegan a hacer parte de un encuentro para el aprendizaje como una brújula que nos ayuda a tomar decisiones y llevar a cabo acciones para el Buen Vivir. Acercarnos a nuestras propias historias de vida y a las de los demás conduce a enfrentarnos al abandono, descuido, maltrato, sentimientos de culpa, frustración, falta de afecto en distintas gradualidades. En la mayoría de los casos este tipo de sentimientos configuran el presente de las personas. Nuestra propuesta de acompañamiento integral al aprendizaje hace necesario transitar estas sendas para que los y las aprendices puedan acercarse al conocimiento de manera libre, autónoma y autorganizada. Poder compartir estas historias en ambientes de confianza y afecto enriquece el aprendizaje y nos permite hacernos mejores seres humanos.

Buscamos relaciones sanas

Finalmente, buscamos relaciones de cuidado entre las personas y los seres vivos en general. Relaciones que no involucren prácticas de dominación-sumisión. Las personas vinculadas en una relación de aprendizaje, de afecto, de vida deben estar dispuestas a respetar y a promover la autonomía de cada uno y cada una y de los y las demás personas.

En resumen, los modelos de aprendizaje autorganizado colaborativo y educación autodirigida que proponemos consisten en la aplicación parcial o total del conjunto de características que hemos expuesto anteriormente. Estas características se pueden ir introduciendo en las Instituciones, colegios y universidades para ir generando transformaciones desde adentro de dichos espacios. Son herramientas que hemos venido aprendiendo a utilizar en la Universidad Nacional de Colombia y en otros espacios con resultados tangibles y evidentes en términos de salud mental, emocional y "buen vivir".

Temas destacados

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias