Movilidad sostenible para Bucaramanga (I)

Html

web_h-160601020_big_ce_VL383572_MG18164020.jpg

En nuestra ciudad debemos cambiar la mentalidad de los ciudadanos sobre la autonomía y la auto regulación de sus conductas en los espacios públicos, eso incluye obviamente cómo nos comportamos al momento de movilizarnos por la ciudad.  

Janette Sadik-Khan fue la comisionada de Transporte y Movilidad del Ayuntamiento de Nueva York durante el mandato de Michael Bloomberg, ella tiene como formación profesional un BA en ciencia política del Occidental College y un JD de Columbia Law School.

Dentro de su trayectoria fue la creadora de proyectos como el espacio peatonal en Times Square y a lo largo de Broadway desde Columbus Circle a Union Square. Nueva York, una ciudad de 8,1 millones de habitantes le debe a ella haber salido del oscuro umbral de la congestión y la contaminación, bajo un principio fundamental, la ciudad es de los vecinos, no de los carros.

En nuestra ciudad debemos cambiar la mentalidad de los ciudadanos sobre la autonomía y la auto regulación de sus conductas en los espacios públicos, eso incluye obviamente cómo nos comportamos al momento de movilizarnos por la ciudad.  

Un principio fundamental: si cambias las calles, cambias el mundo

En Bucaramanga la irregularidad del espacio público es muestra de la individualidad de los seres que la habitan, cuando usted camina encontrará todo tipo de formas, tamaños e indicaciones que imposibilitan el tránsito normal de peatones, la armonización urbanística y que posibilita el uso del espacio al mejor parecer del dueño de la casa.

Acá es importante tener en cuenta la necesidad de abrir un diálogo en la ciudad de reasignación de cargas y responsabilidades, mientras el gobierno debe asumir la tarea de unificar criterios sobre andenes, los vecinos tienen que entender que la propiedad privada tiene límites y uno de ellos es el interés general, así que los gremios deben atender con responsabilidad su tarea, con la idea clara que los restaurantes no quebrarán si impiden a sus clientes parquear al frente, o que el comercio morirá si tienen una ciclo ruta frente a sus negocios.

Sin lugar a dudas lo más importante es garantizar la libertad del ser humano es poder ir sin carro a cualquier lugar de la ciudad. Sin lugar a dudas la política de construir más obras viales es un error, porque implica más dinero público destinado a la infraestructura del vehículo y menos capacidad financiera para el espacio que los seres humanos ocupan, es simple, el gobierno no es el gobierno para los carros.

Obsesionados con el “Statu Quo” no podemos seguir el camino de los vehículos de combustión, nos estamos muriendo con la contaminación del aire y en nuestra ignorancia no lo notamos, como sociedad seguimos creyendo en el carro como sinónimo de estatus y romper ese imaginario cultural es un reto gigante para la nueva administración.

Una movilidad para la ciudad desde una perspectiva de género

Las mujeres requieren de las autoridades públicas un enfoque especial en la toma de decisiones, en su mayoría han sido víctimas de experiencias de acoso en los sistemas de transporte y en el espacio público, por tal razón es necesario destinar parte de los esfuerzos a que se sientan seguras montándose a un taxi o en un bus de Metrolinea, la solución es simple y eficiente, una App para contactar de inmediato a la Policía del Sistema, ofrecer los servicios jurídicos y de psicología para acompañar a la víctima, esto funciona con persistencia y da una herramienta segura mientras educamos a la sociedad en el respeto a prueba de toda duda de la integridad física y sexual de toda persona.

De igual manera el enfoque de género para usuarias de la bicicleta que requieren medidas de protección especial, sobre todo, aumentar el número de bici-usuarias, porque la bicicleta empodera y da libertad de moverse para donde uno quiera de manera segura y eficiente.

Finalmente, necesitamos servicios de transporte especializados para mujeres, ya ha llegado a Colombia “Sara Ladies and Teens”, la cual funciona en Bogotá y que busca dar una oferta de servicio en una sociedad enferma que no ha logrado educar a los hombres en su ejercicio de masculinidad.

Está claro que en temas de género existe una gran agenda, pero desde tránsito puede ser soluciones eficientes de rápida implementación y gran impacto.

Seguridad vial y víctimas

Cuando alguien pierde un familiar por un accidente de tránsito le toca llevar su dolor encima, nadie se encarga del cuidado del duelo, ni de la estabilización socioeconómica de una familia que pierde en muchos casos a la cabeza de los ingresos. Buena parte de los siniestros en Bucaramanga involucran usuarios de la moto, los cuales hacen más difícil el escenario, porque buena parte de este segmento no tiene condiciones socioeconómicas estables, prohibir el uso de la moto es tan ridículo como techar la ciudad para evitar el sol, es una realidad y las personas necesitan llegar rápido y bien a destino.

Para la seguridad vial de usuarios de la moto es importante trabajar en la calidad de los cascos y otros elementos de seguridad como evitar el transporte de menores de edad, o de tres pasajeros, o de pasarse el semáforo en rojo. La falta de sentido común no se corrige con multas, se corrige con una transformación cultural, a través de la educación.

En este aspecto las ciencias sociales tienen mucho por enseñar a través del conductismo, a través de herramientas de control social como la vergüenza y la humillación. Es inconcebible llevar a un bebé de brazos en una moto, y de esa manera se deberá orientar las campañas de seguridad vial.

Mi hermano apoya los servicios de urgencia en la Foscal, estudia medicina en la UNAB y he tenido la oportunidad de hablar con él durante semanas preguntando cómo funciona el sistema de ambulancias, a falta de un Centro Regulador de Emergencias existe la guerra por el herido, sin embargo muchas de las tripulaciones de estos vehículos solo saben manejar, llegan los pacientes con los cuellos ortopédicos puestos al revés, y los médicos son tomados por sorpresa en las salas de emergencia, así que siempre deben estar preparados para lo peor, debemos trabajar en esa línea.

De igual manera, los conductores de transporte público deben tener una mejor capacitación en primeros auxilios, porque cada minuto cuenta en la posibilidad de salvar una vida. La vida es un privilegio que debemos cuidar por encima de cualquier cosa.

Así mismo a los usuarios de la bicicleta debemos protegerlos por su vulnerabilidad debido a la infraestructura que aún necesita seguir avanzando, y los cruces de los peatones deben ser seguros y eficientes, los usuarios del vehículo deben esperar, y es su deber esperar.

Calidad del aire

Ni la CDMB, ni el AMB tienen claras sus tareas en materia de calidad del aire, sus técnicos no se les escucha por ninguna parte, sin liderazgo el PM 2,5 y PM 10 sigue entrando a los pulmones y tejidos de miles de bumangueses que no notan que se están muriendo lentamente.

El peor día de calidad del aire es el sábado, aquellos que hacen deporte y creen que están alargando su vida se equivocan. En una conversación con el pediatra Jaime Forero quedó claro que los recién nacidos son los más afectados, pero acá nos falta decisión para tener un plan de jubilación de conductores de buses, junto a la reducción progresiva de flota de transporte convencional hasta su desaparición.

La capacidad transportadora otorgada por concesión a las empresas se deberá reducir paulatinamente hasta que no tengamos más buses y busetas en Bucaramanga, suena impopular, pero hace 15 años creíamos que no podíamos vivir sin teléfono fijo, o que el beeper duraría para siempre, y el salto debemos hacer poco a poco, dando el retiro a los conductores que a diario nos llevan a nuestras casas, todo en el marco de un trato digno y consensuado.

Hay otros temas de preocupación como la protección de los bosques y conexiones ambientales urbanas porque a tránsito de la ciudad también le debe importar la agenda de externalidad que genera el uso del vehículo.

Finalmente, la nueva flota de Metrolinea debería ser eléctrica, y la ESSA debería avanzar en la instalación de nuevas terminales de carga de vehículos eléctricos, de hecho al propietario de un vehículo eléctrico, un ejemplo de ello es la revisión técnico mecánica en el CDA de Tránsito de forma gratuita, la excepción de pico y placa vitalicia para vehículos eléctricos. El Concejo de la Ciudad tiene una gran oportunidad para avanzar en este tema.

Control vial, regulación y multas

Todos hemos visto Jumbo de la 33 con sus proveedores sacando y metiendo sus carros a cualquier hora, D1 y Justo y Bueno con sus camiones, o Servientrega parqueando en la 19 con un camión. Los agentes de tránsito deben concentrarse en controlar a generadores de este tipo de represamientos, y las empresas deben asumir su responsabilidad en el cumplimiento de horarios de carga y descarga, el ciudadano no tiene por qué soportar un camión de gaseosas descargando en la mitad de la hora pico.

La multa debe ser la última opción, Tránsito tiene la posibilidad de diversificar las fuentes de ingresos a través del registro y la venta de servicios como el CDA y los software de tránsito que puede desarrollar. De igual manera tránsito debería estar en el negocio de los parqueaderos para garantizar un flujo de caja superior y una diversificación en las fuentes de ingresos para la entidad, de esta manera tener una mejor salud financiera y tener recursos necesarios para pagar proyectos tan importantes como la nueva red semafórica de la ciudad.

Los agentes de tránsito deberían concentrar sus esfuerzos en dar prioridad a los buses del Sistema Masivo de Transporte, sobre todo en vías como la 33 y la 27 en horas pico, las personas deben llegar lo menos incómodas posibles a su trabajo, universidad o cita, y en las noches deben llegar rápido a casa, a descansar y al reencuentro de la vida privada. Tenemos pocos agentes de tránsito, los que ya tienen la edad de retiro deben hacerlo, contratando nuevas personas, debe existir una rotación y la posibilidad de ingreso al servicio público.

A los agentes de tránsito hay que respetarlos, se debe implementar un programa de capacitación y calidad de vida, aunque no tiene un sueldo bajo, tienen que soportar la indiferencia, la grosería y las condiciones climáticas en su trabajo. Esos hombres y mujeres cumplen una función muy importante, lo salvan a usted de matarse porque va sin frenos, y no lo había notado, exigiéndole la revisión técnico mecánica; o en los casos cuando alguien va ebrio manejando un vehículo, salva a alguien de morir accidentado, y al conductor lo salva de convertirse en un asesino. El ambiente en lo público es pesado pero con liderazgo se puede sacar adelante.

Seguirá un segundo texto reflexionando sobre las oportunidades de la dirección de tránsito, que he preparado durante estos meses de formación y estudio de la entidad.

Temas destacados

Historias relacionadas

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias