Retos en salud pública para la ministra Carolina Corcho

Retos en salud pública para la ministra Carolina Corcho
LuisJorgeHernandez-portada-1.jpg

El nuevo equipo del Ministerio de Salud y Protección Social que inicia el próximo 7 de agosto tiene retos y desafíos importantes para mejorar la salud pública del país, la cual ya se venia deteriorando antes de la pandemia. Estos son algunos de ellos.

1. No a la parálisis del análisis

No incurrir en lo que los psicólogos llaman la “parálisis del análisis” que se refiere a reflexionar mucho, teorizar, pero no hacer gestión. Quedarse dando vueltas a una “Reforma Estructural del Sector Salud” y, mientras tanto, los problemas y necesidades siguen sin que se les de solución.

El presidente Petro, en su propuesta de salud, establece: “en nuestro gobierno garantizaremos el derecho fundamental a la salud a través de un sistema único, público, universal, preventivo y predictivo, participativo, descentralizado e intercultural, que no dependa de la capacidad de pago, la rentabilidad económica ni de la intermediación administrativa y financiera”.

Esto implica una propuesta de reforma del sector salud que deberá presentarse al Congreso de la República. Sin embargo, esto no puede generar una demora o aplazamiento de intervenciones urgentes en salud pública frente a la pandemia y el rezago y deterioro de prácticamente de todos los indicadores en salud pública.

Es clave que las aseguradoras EPS, o quien haga sus veces, haga demanda inducida que son actividades de detección temprana y protección especifica y mantengan la población sana. Es importante que se favorezca un modelo de atención primaria renovada. Un modelo de atención primaria (APS) implica: visita a los domicilios por parte de equipo de salud de las EPS o el sistema de aseguramiento para medidas de educación en salud, tamizaje, diagnóstico temprano, tratamiento oportuno, identificación pacientes con morbilidades, atención en salud mental y seguimiento a pacientes crónicos ya diagnosticados. Esto se llama demanda inducida.

2.Revisar y ajustar el Plan Decenal de Salud Pública (Pdsp) 2022-2031

El Pdsp consta de 6 ejes estratégicos:

  • Gobierno y gobernanza
  • Gestión Intersectorial de los Determinantes Sociales de la Salud
  • Gestión de la atención primaria en salud
  • Gestión Integral de Riesgos en Salud Pública
  • Gestión del Conocimiento para la Salud Pública
  • Gestión y Desarrollo del Talento Humano en Salud Pública.

No se visibiliza en esta formulación la Promoción de la Salud, la cual queda diluida en la “Gestión Intersectorial”, solo con entidades públicas de orden nacional y cuya Comisión Intersectorial no ha mostrado eficacia en los últimos cuatro años.

No hay una apuesta explícita por un Modelo de Atención Primaria Renovada. El Pdsp 2022-2031 tal como está diseñado no desarrolla la Ley Estatutaria en Salud y no hay una apuesta clara para la disminución al máximo de la morbimortalidad y corregir las inequidades en salud en poblaciones vulnerables como poblaciones indígenas, afros y migrantes.

A lo anterior se agrega la necesidad de mejorar notablemente la formulación de las metas en salud pública, las cuales no son exigentes ni retadoras. Adicionalmente, la mayoría de los indicadores en salud pública en Colombia venían deteriorándose desde antes de la pandemia: ojo con las metas del Plan Decenal de Salud Pública 2022-2031 de MinSalud.

3. Cumplimiento de la ley de "comida chatarra"

La ley de "comida chatarra" (Ley 2120 de 2021) fue promulgada el 30 de julio de 2021 por el Ministerio de Salud y para reglamentarla se emitió la Resolución 810 de 2021, mediante la cual el Ministerio impulsó un etiquetado circular, y no el ortogonal que es el que mejor evidencia internacional tiene en cuanto a eficacia e impacto poblacional. Esto ha sido denunciado por Red PaPaz.  

El actual Minsalud fue muy “tímido” en la reglamentación de esta ley y no fijó posturas más avanzadas como ha ocurrido en Chile y Ecuador frente al etiquetado de alimentos.

4. Aborto y eutanasia

Se requiere una agenda más progresista por parte del Ministerio de Salud frente a los nuevos derechos admitidos por la Corte Constitucional. En la página de Minsalud se afirma: “la interrupción voluntaria del embarazo por las tres causales descritas en la sentencia C-355 de 2006 es un derecho fundamental de las mujeres que debe ser garantizado por el Sistema de Seguridad Social en Salud.”

Por parte de Minsalud no hay desarrollos ni lineamiento normativo sobre la Sentencia C-055, que despenalizó el aborto hasta la semana 24 de gestación. 

La Corte Constitucional mediante la Sentencia C-164-2022 declaró inconstitucional la penalización de la asistencia médica al suicidio cuando el paciente que padezca intensos sufrimientos derivados de lesión corporal o enfermedad grave e incurable así lo solicite de forma libre e informada.

Sin embargo, tal como lo informó el periódico El Tiempo, “un concepto técnico enviado a la Corte Constitucional, el Ministerio de Salud aseguró que la posibilidad de legalizar en Colombia el suicidio médicamente asistido (SMA) sólo podría hacerse mediante la vía del Congreso, luego de un debate a profundidad”.

Frente a temas progresistas el Ministerio de Salud que termina este 7 de agosto mostró siempre unas posturas muy conservadoras y no de desarrollo de Derechos.

5. Glifosato

Hasta antes de marzo de 2020 la postura del Ministerio de Salud era que la “suspensión del glifosato es una decisión responsable” y también que “en la audiencia pública sobre el uso del glifosato, el ministro de Salud sostuvo que es fundamental observar el principio de precaución para definir un nivel de riesgo aceptable”.

Sin embargo, esto cambió: el Minsalud que finaliza estuvo plegado a las políticas institucionales de la Presidencia de la República sin agenda propia. Incluso se contrataron estudios de posible impacto ambiental y salud de glifosato que no están publicados en la página web del Minsalud. No hubo una posición explícita en esta administración frente a los riesgos en salud del glifosato con base a los principios de prevención y precaución que se aplican en salud ambiental.

6. Recuperar la Salud Pública

Los principales indicadores de Salud Pública se deterioraron los últimos cuatro años, incluso desde antes de la pandemia. El Informe del Observatorio Nacional de Salud del Instituto Nacional de Salud titulado “Informe 13: COVID-19: progreso de la pandemia y sus desigualdades en Colombia” señala: “las desigualdades en salud en contra de la población más vulnerable para algunos eventos en salud se mantuvieron igual que antes del inicio de la pandemia, y en algunos casos, como en mortalidad materna temprana, la brecha municipal se exacerbó en 2020 con mayor afectación en los municipios más pobres.

Para algunos eventos como sífilis gestacional, mortalidad por desnutrición, enfermedad diarreica aguda (EDA) e infección respiratoria aguda (IRA) en población menor de cinco años, hubo un aumento en algunas métricas de desigualdad. Por el contrario, para eventos como tuberculosis, intento de suicidio, violencia intrafamiliar y de género, se presentó disminución, situación que podría haberse generado por rezagos en actividades de vigilancia, temor al contagio, dificultad en la movilización hacia los centros de salud o disminución en la notificación, lo que también podría estar reflejando inequidad en los sistemas de información”. 

Un buen indicador trazador en Colombia es la salud materno perinatal. Según información del Asis (Análisis de Situación de Salud del Ministerio de Salud) del año 2021 a nivel nacional, entre el 2012 -2019, se presentó una disminución de 3 puntos porcentuales de los nacidos vivos con cuatro o más consultas de control prenatal y simultáneamente se evidenció un aumento en el porcentaje de nacidos vivos con bajo peso al nacer, en el mismo periodo de tiempo.

A nivel nacional, durante el 2012, se presentaron 65 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos y a pesar de disminuir esta razón hasta el año 2018, a partir del 2019 se empezaron nuevamente a incrementar, acentuándose dicha situación en la pandemia. Lo anterior reafirma que el deterioro de la salud pública en Colombia venía antes de la pandemia. Debe ser prioridad del nuevo Minsalud:

  • Mejorar al máximo los indicadores de salud pública en mortalidad evitable. 
  • Logar máximas coberturas de vacunación tanto covid como esquema regular de vacunación e incorporar nuevos biológicos.
  • Recuperar la salud mental incluyendo la prevención de conductas suicidas y el consumo problémico de psicoactivos.
  • Desarrollar modelos de prevención de enfermedades crónicas y cáncer basados en la comunidad.
  • Favorecer al máximo los derechos sexuales de derechos reproductivos.
  • Considerar la desnutrición y malnutrición especialmente en niños y niñas como intolerables sociales.
  • Trabajar intersectorialmente para mejorar la máximo la salud urbana y la seguridad vial.
  • Rescatar la salud ambiental.



Temas destacados

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias