¿Qué implica para Colombia la recién aprobada vacuna contra la malaria?

El pasado 6 de octubre la OMS anunció la aprobación de la primera vacuna contra la malaria, la RTS,S, cuyo nombre comercial es Mosquirix. Esta vacuna constituye un avance científico esperado hace más de 100 años para aliviar la carga que significa esta enfermedad en poblaciones empobrecidas, particularmente en África y que también afecta a países de América Latina, entre ellos a Colombia. 

La generación de vacunas contra la malaria (también conocida como paludismo) ha sido un reto para la ciencia, pues esta enfermedad es causada por un parásito (el plasmoduim) que tiene diversas estrategias para evadir al sistema inmune de los humanos. Pero también porque, debido al perfil de la población afectada, a lo largo del tiempo no se ha considerado que su tratamiento tenga un mercado rentable, por lo que ha sido catalogada como una enfermedad desatendida.

Los resultados del estudio fase 3 que fue llevado a cabo durante cinco años (2009-2014) en niños con edades entre 5 y 17 meses, que recibieron un esquema de cuatro dosis, mostraron que la vacuna prevenía 4 de cada 10 casos de malaria (eficacia del 39 por ciento) y cerca de 3 de cada 10 casos de malaria severa.

Estos números, que pueden parecer bajos frente a los requisitos que estableció la misma OMS para las vacunas contra covid (mínimo 60 por ciento de eficacia), mostraron tener un impacto positivo en la carga que esta enfermedad significa en los tres países donde se llevó a cabo el piloto de vacunación masiva: Ghana, Kenia y Malawi.

Este piloto también mostró que se puede alcanzar un 90 por ciento de reducción si la vacunación se complementa con otras medidas para la prevención de la transmisión del paludismo como el uso de mosquiteros, repelentes y el mantenimiento de condiciones de saneamiento adecuadas, lo que incluye evitar el empozamiento de aguas que favorezcan la proliferación del mosquito que transmite el parásito.

Por último, la OMS menciona que los resultados muestran que la vacuna es rentable en zonas donde la frecuencia de los casos de la malaria es alta. Pero no es claro cómo midieron esa rentabilidad, sobre todo teniendo en cuenta que el laboratorio dueño de la vacuna (GlaxoSmithKline) aún no ha definido cuál será el costo de la vacuna, y que la fase final de investigación tuvo una fuerte inyección de recursos de iniciativas mundiales como Gavi, el Fondo Mundial y Unitaid.

A pesar de los bemoles antes mencionados, la llegada de la vacuna sigue siendo una buena noticia.

En el caso colombiano, según datos del Ministerio de Salud, en 2020 se reportaron un total 76.958 casos de malaria: casi la mitad de ellos causados por el Plasmodium falciparium (para el que funciona la vacuna) y la otra mitad por Plasmodium vivax.

La malaria afecta en Colombia principalmente a comunidades afro e indígenas de la Costa Pacífica y de la Amazonía, así como de algunas regiones de Antioquia, Córdoba y Bolívar. Pero por ahora no se vislumbra una estrategia de acceso a la vacuna para la región de las Américas, pues se ha priorizado al continente africano en donde, de acuerdo con los datos anteriores, su impacto podría ser limitado.

En este contexto, a Colombia le quedan dos caminos: o esperar a que el plan de vacunación llegue al país, o tomar medidas necesarias para reducir la inequidad y disminuir la pobreza de las poblaciones afectadas por la malaria, de modo que las necesidades básicas de estas comunidades sean satisfechas (principalmente las que tienen que ver con saneamiento básico y manejo de aguas, así como el suministro de mosquiteros y repelentes). Al final de cuentas, la causa raíz de la malaria no es la picadura de un mosquito, sino la pobreza.  

Temas destacados

Este espacio es posible gracias a

Red de Ciencia e Innovación

*Este es un espacio de opinión y debate. Los contenidos reflejan únicamente la opinión personal de sus autores y no compromete el de La Silla Vacía ni a sus patrocinadores.

Compartir
0
Preloader
  • Amigo
  • Lector
  • Usuario

Cargando...

Preloader
  • Los periodistas están prendiendo sus computadores
  • Micrófonos encendidos
  • Estamos cargando últimas noticias