Ahora Barguil pierde de local, su alcalde en Montería se quiere acercar al Pacto

Ahora Barguil pierde de local, su alcalde en Montería se quiere acercar al Pacto
barguilordosgoitia.jpg

Carlos Ordosgoitia (centro) y David Barguil (derecha) en la campaña de 2019.

El exaspirante presidencial conservador David Barguil no solo perdió en lo nacional con el fin del Gobierno Duque y el triunfo de su rival Petro, sino que en lo local el alcalde de Montería Carlos Ordosgoitia dio los primeros pasos para una desbandada que lo debilitará. De cara a las elecciones locales, el alcalde busca jugar por un camino distinto a Barguil, quien fue su principal impulsor en 2019.

Las movidas del alcalde Ordosgoitia (avalado por Conservador, Liberal y La U) incluyen a tres políticos tradicionales que se acercaron al Pacto Histórico en campaña. Al senador de La U Antonio Correa (que nació políticamente del grupo Enilce López “La Gata”, condenada por homicidio), al exsenador de La U Musa Besaile (privado de la libertad por caso de parapolítica y el “Cartel de la toga”) y al representante liberal Andrés Calle.

Según una fuente involucrada en los acercamientos, lo que se está hablando es de llevar candidato conjunto a la Alcaldía de Montería y a la Gobernación de Córdoba, y quieren que el Pacto Histórico participe. La evidencia de la movida es que Ordosgoitia les dio burocracia en la Alcaldía a sus nuevos aliados y les pidió renunciar a dos funcionarios de confianza, que son sus apuestas para sucederlo.

La paradoja es que Barguil fue uno de los más férreos críticos de Petro en campaña porque consideraba que su llegada al poder significaba “puro caos y destrucción”, y ahora el alcalde que él impulsó se está acercando al Pacto Histórico.

Barguil no se quedará quieto pues buscará llevar candidato propio a la Alcaldía de Montería y hacer alianza con el grupo del gobernador liberal Orlando Benítez y sus padrinos políticos para la Gobernación de Córdoba. La coyuntura política también divide a la cuestionada familia Besaile, otrora superpoderosos en la Presidencia de Juan Manuel Santos, pues un sector está con Ordosgoitia y otro con Barguil.

La ruptura con Barguil y la movida del alcalde

En 2019 Carlos Ordosgoitia fue elegido alcalde de Montería con 114 mil votos, y su principal padrino político fue el conservador David Barguil. Tres años después la relación entre ambos tiene grandes grietas, que terminarán cambiando el panorama de las elecciones locales del próximo año.

En las elecciones a Congreso hubo algunas diferencias entre Barguil y Ordosgoitia por la elección del candidato a la Cámara, pero fueron zanjadas con la elección de Nicolás Barguil (primo de David), que dejó conforme a ambos. 

No obstante, para las elecciones regionales de 2023 las grietas son más anchas. La primera movida de Ordosgoitia fue aceptar la renuncia de dos de sus secretarios de confianza (el General Andrés Silva y el de Planeación Hugo Kerguelén) con la intención de que alguno de ellos se lance a la Alcaldía.

De hecho, Kerguelén ya está recorriendo barrios de Montería a modo de precampaña. 

En agosto y septiembre, Ordosgoitia nombró secretarios cercanos a sus nuevos aliados. En Hacienda nombró a Liliana Agámez como cuota del senador de La U Antonio Correa, en Salud a Yolanda Rojas como cuota del cuestionado Musa Besaile y en Tránsito a Rafael Pastrana como cuota del liberal Andrés Calle.

La motivación de Ordosgoitia es pasar de ser apadrinado a liderar una alianza política para poner sucesor en su Alcaldía y apoyar al candidato a la Gobernación de sus nuevos aliados.

“Barguil quiere seguir mandando al alcalde a las anchas panchas, como en un principio, y no lo deja hacer coalición con nadie. Y únicamente es lo que él diga, quiere seguir dándole órdenes”, dice una de las fuentes involucradas en los acercamientos.

“Ordosgoitia hoy desconoce la jefatura de David Barguil”, dice un aliado clave de Barguil. “David aún tiene burocracia en la Alcaldía, pero se avecina una ruptura. Ya la lápida está puesta”, dice un líder de la casa Barguil que aún trabaja en la Alcaldía de Ordosgoitia.

Los tres nuevos aliados del alcalde Ordosgoitia tienen la coincidencia de que apoyaron a Petro a la Presidencia. Una fuente que conoce los acercamientos dice que para Gobernación se han mencionado dos nombres: la esposa de Musa Besaile, Milena Flórez, y el rector de la Universidad de Córdoba Jairo Torres.

Pero además, dice la fuente, la idea es que en la baraja de opcionados a la Gobernación “un candidato que tenga el guiño del Gobierno Nacional” de Petro.

Por otra parte, una fuente del Pacto en Córdoba, que prefirió no ser citada, dice que “La información que nos llegó es que (los políticos tradicionales) quieren evitar que del nivel nacional se le dé a aval a cualquiera que aspire por el Pacto, ya sea a Alcaldía o Gobernación, para que no tengamos de otra que mirar a la coalición que más se acerque al partido de Gobierno”.

Estos grupos tradicionales ya han dado muestras de su relación con el petrismo nacional. En campaña Petro invitó a votar por la lista liberal a la Cámara que encabezaba Andrés Calle y no por la del Pacto Histórico, el grupo de Calle lideró la campaña presidencial de Petro en Córdoba y ya en Gobierno Gabriel Calle (hermano del representante) fue nombrado asesor del Ministerio del Interior. En todo caso, pese a que le dieron una secretaria, aún no es claro si Calle entraría en esta alianza o se mantendría con Fabio Amín (su fórmula al Senado), que es aliado de Barguil.

A su vez, el senador Antonio Correa estuvo a punto de que nombraran de ministra TIC a una cuota suya, Mery Gutiérrez, pero se cayó porque tenía conflicto de intereses pues una empresa suya tiene demandado al Estado.

Por el otro lado está la alianza que encabeza David Barguil, que aunque sigue siendo un superpoderoso del departamento y puso a Liliana Bitar en el Senado, la tendrá difícil pues ya no tiene un Gobierno Nacional amigo y el alcalde que puso le hará competencia.

La retoma de Barguil

En 2019 la apuesta electoral le salió perfecta a Barguil no solo porque puso a Ordosgoitia de alcalde, sino porque sus aliados pusieron gobernador, el liberal Orlando Benítez, quien le ha dado burocracia a Barguil. Esa candidatura de Benítez fue liderada por el senador rojo Fabio Amín y por la cuestionada casa Besaile de La U.

El acuerdo incluía burocracia para los integrantes de la alianza y que en 2023 no se enfrentaran, sino que mantuvieran el mismo acuerdo. Es decir, Barguil volvería a llevar el candidato a la Alcaldía y Fabio Amín y los Besaile a la Gobernación. El proyecto sigue en pie, pero dos hechos ya han golpeado esa alianza.

El primero es la ruptura Ordosgoitia-Barguil y el segundo es que dentro de la familia Besaile hay divisiones políticas. Mientras el senador de La U Jhonny Besaile sigue firme con el acuerdo inicial, el exsenador Musa Besaile está intentando armar la otra alianza, según le confirmaron a La Silla tres fuentes de las distintas partes.

De hecho, el desalinee entre Jhonny y Musa empezó en la campaña al Congreso. El senador Jhonny Besaile hizo fórmula con la ahora representante de La U Saray Robayo, pero el sector de Musa Besaile apoyó a la ahora representante de La U Ana Paola García, según tres fuentes conocedoras.

Esta coalición en la que está Barguil le apuesta también a que lleguen los conservadores que lidera el senador y exalcalde Marcos Daniel Pineda. Es una apuesta compleja porque Barguil y Pineda tienen diferencias políticas, y sus candidatos se disputaron la Alcaldía en 2019.

“El candidato a la Alcaldía lo ponen Marcos (Pineda) y David (Barguil). Se tienen que poner de acuerdo”, dice la fuente involucrada en la alianza.

El tema para Gobernación parece más despejado: la principal carta es el exrepresentante de La U Erasmo Zuleta. Él es un viejo aliado de los Besaile, fue representante pero no aspiró a reelegirse este año para lanzarse a la Gobernación y le cedió su puesto en Cámara a su prima Saray Robayo.

En todo caso, la pelea por la Alcaldía y la Gobernación se pone reñida con la movida del alcalde Ordosgoitia. Y Barguil, que ya fue derrotado en las presidenciales, entra en aprietos en lo local. 

Únase a los Superamigos

El periodismo independiente que hace La Silla Vacía se financia, en parte, con contribuciones de nuestros lectores. Conviértase en SuperAmigo de La Silla, para que podamos seguir escribiendo sobre cómo se mueve el poder en Colombia. Adquiera su membresía aquí.

Compartir