Imagen
zonase(0).jpg

La Onu, las Farc y los militares trabajarán conjuntamente en el monitoreo y verificación del cese del fuego bilateral. Ahora falta la firma del Acuerdo. (Nota actualizada con el comunicado conjunto).

false

Jean Arnault, el jefe de la delegación de la ONU en Colombia, presentó hace unos minutos los detalles de la misión de observadores internacionales que liderará esa entidad para verificar el cese bilateral del fuego entre el Gobierno y las Farc que se implementará cuando se firme un Acuerdo Final.

Uno de los puntos que aclaró es que los observadores de la ONU estarán desarmados y que serán militares colombianos los encargados de la seguridad de los verificadores. La Silla vacía averiguó cómo funcionará eso en detalle. Así es como va a trabajar la ONU de la mano de los militares y Farc:

Zonas Veredales y Campamentos

El gobierno y las Farc pactaron que una vez se firme el Acuerdo Final los guerrilleros se concentrarán en 23 Zonas Veredales Transitorias de Normalización y 8 campamentos más pequeños distribuidos en varias regiones del país. Allí estarán hasta que dejen las armas de acuerdo al cronograma pactado, por lo que 180 días después de la firma deben estar sin armas. El mecanismo de monitoreo tendrá presencia permanente allí para verificar que respeten el cese bilateral y que respeten a la población que pueda haber, aunque la idea es que haya el mínimo posible.

 
Zona de Seguridad

Es una zona de un kilómetro de ancho alrededor del campamento o la zona, en la que no pueden pasar ni guerrilleros, soldados, ni nadie armado. Será patrullada por el Mecanismo de Verificación.

 
Mecanismo de Protección

La protección de las zonas estará a cargo del Ejército. En total serán más de 12 mil hombres que estarán bajo el liderazgo del General Carlos Alfonso Rojas y el Almirante Romero, que estuvieron en la mesa de la Habana en la que se definió cómo sería el cese bilateral. En las zonas más pequeñas el mecanismo será responsabilidad de un batallón y la más grande de una Brigada Móvil. Los 12 mil soldados atraviesan un proceso -que ya está en curso- de evaluación, selección, organización, entrenamiento, certificación y alistamiento para el despliegue. Aquellos que han sido víctimas de ataques de la guerrilla no han sido seleccionados para esta labor, por ejemplo. A su vez, el Ejército ya está preparando los denominados “paquetes” de cada área, que son como un super “TAC” de cada sitio con toda su visualización satelital, la inteligencia histórica, la actividad de la comunidad, la geografía y el ambiente, para tener el máximo conocimiento del lugar.

 
Zona de comando

El mecanismo de monitoreo tiene un comando conjunto nacional en el edificio de Caprecom en el que están el general Rojas y el Almirante Romero, enlazados con sus pares de la ONU y las Farc. Este comando nacional tiene unos comandos regionales a cargo de un coronel, y de ellos dependen los locales, uno por zona o campamento, a cargo de tenientes coroneles y mayores.

El comando local le reporta al regional, y éste al Comando Nacional de Monitoreo, que a su vez le reporta directamente a Juan Manuel Santos y Ban-Ki Moon.

 
Mecanismo de Monitoreo y Verificación

Bajo la sombrilla de la ONU y liderados por el general argentino Javier Antonio Pérez, los observadores internacionales junto con delegados de las Fuerzas Militares y de las Farc –todos desarmados- estarán encargados de monitorear y verificar el cumplimiento del cese del fuego. El equipo para cada zona estará conformado por unos 18 observadores internacionales, cinco delegados de la guerrilla y cinco de las Fuerzas Militares (este número varía según el tamaño de la zona a verificar). Su misión es patrullar la zona veredal donde estarán los guerrilleros concentrados mientras dejan las armas, patrullar la zona de seguridad de un kilómetro donde no habrá ni guerrilleros ni fuerzas militares, visitar las cabeceras municipales para estar en contacto con las autoridades y visitar las unidades militares que están protegiendo el perímetro externo de cada zona. Todos estarán en uniforme del desierto para diferenciarlos de los guerrilleros que están en la zona de concentración y de los militares que estén alrededor.

 
Movilización de jefes guerrilleros

Hay un tercera misión que está a cargo de la Policía Nacional y la Unidad Nacional de Protección para movilizar a los 60 jefes guerrilleros autorizados entre los 31 puntos, y a los diez que podrían salir de cada zonas o campamento. Ellos se podrán mover por turnos y de acuerdo a la capacidad logística, en carros blindados y con escolta.

 

Como lo anticipó La Silla, hoy el Gobierno Nacional y las Farc presentaron el protocolo sobre cómo funcionará la misión de verificación de la Onu en terreno. Este es el comunicado conjunto.

Compartir