Atentado en Bogotá: La autoría de las Farc entre el sí y el no

Imagen

Tras el atentado en frente de las instalaciones de Caracol Radio esta madrugada, el presidente Juan Manuel Santos tuvo la prudencia de no responsabilizar a priori a las Farc ni a ningún otro grupo armado. Se limitó a informar y a tranquilizar a la población y a tomar medidas inmediatas para responder a la emergencia.

Tras el atentado en frente de las instalaciones de Caracol Radio esta madrugada, el presidente Juan Manuel Santos tuvo la prudencia de no responsabilizar a priori a las Farc ni a ningún otro grupo armado. Se limitó a informar y a tranquilizar a la población y a tomar medidas inmediatas para responder a la emergencia.


Por su parte, la Policía Metropolitana de Bogotá, identificó a los dueños del vehículo y el comandante César Augusto Pinzón dijo que ninguno de los dueños tenía antecedentes penales. Dijo que cinco personas que fueron capturadas el viernes pasado por transportar material explosivo tipo anfo e indugel, además de material relacionado con la fabricación de artefactos explosivos, tuvieron que ser dejadas en libertad porque la captura fue ilegal. Sin embargo, una juez aprobó que fueran recapturados hoy y ya están a disposición de las autoridades.

En Anncol, donde las Farc publican sus comunicados y sus puntos de vista,  hay un artículo descartando que sea la guerrilla la que está detrás del atentado. Aunque lo hicieron también cuando El Nogal, y luego se comprobó que sí habían sido ellas.

Mientras se investiga quiénes están detrás de este atentado, en el que no hubo muertos, cuatro expertos consultados por La Silla Vacía barajan dos hipótesis. Unos creen que evidentemente fueron las Farc pues el atentado cuadra dentro de su modus operandi y sus motivaciones. Otros, por el contrario, consideran que es un mensaje de la extrema derecha para que Juan Manuel Santos no se mueva de la línea uribista de mano dura y buscar evitar que Santos abra un espacio de negociación con la guerrilla.  Estas son sus razones por el sí y por el no.

 

 

 

 

 Fotos: Laura Rico Piñeres

 

 

Serían las Farc

1. Porque es su modus operandi

Aunque el anfo es un explosivo casero que puede ser utilizado por cualquiera, es el explosivo que ya han usado las Farc el pasado. Las Farc, y particularmente la Teófilo Forero que actúa en Bogotá, también han utilizado carro-bombas para cometer atentados. “Es el modus operandi de las Farc. Recientemente hicieron lo mismo en Buenaventura contra la sede de la Fiscalía y en Cali, contra la sede de la Judicatura”, dice Román Ortíz, profesor de la facultad de economía de la Universidad de los Andes y experto en terrorismo.

2. Por la coyuntura política

Porque en el pasado las Farc han demostrado que solo les gusta negociar desde una posición de fuerza. Ante la mínima ventana que abrió Santos para una negociación, las Farc hacen una oferta de negociación y luego escalan militarmente para dar la impresión de que no están debilitadas. “Las Farc repitieron el mismo comportamiento en 2006 cuando el presidente Uribe, después de iniciar el segundo mandato, dio muestras de estar abierto a una posibilida de diálogo”, dijo Ortiz.

3. Por la época

El comienzo de un buen gobierno siempre es una buena época para dar una 'muestra de supervivencia' Algunos expertos creen que el atentado pudo haber sido pensado para la posesión. Y que quizá el carro-bomba se había preparado con meses de anticipación para ser explotado el 7 de agosto, pero que dadas las medidas extremas de seguridad de los días antes del evento, no pudieron activarlo y que, ya con el carro cargado, hubieran decidido improvisar el blanco.

4. Por el blanco

Todos los medios masivos de comunicación son vistos como enemigos de las Farc. Lo que buscaban era un flanco de oportunidad para decirle a Colombia y al mundo que todavía tienen capacidad de hacer daño.

 

 

 

No serían las Farc

1. Porque no tendrían la capacidad operativa

Preparar un atentado en Bogotá implica una preparación de varios meses y dados los extremos controles que había en la ciudad es difícil pensar que tuvieran la capacidad de hacerlo. “Esto requiere niveles de inteligencia de siete u ocho semanas”, dijo Ariel Ávila, experto en las Farc de la Corporación Arcoiris. "Como es una organización tan jerarquizada, la decisión se toma de manera centralizada y eso exige tiempo".

2. Por la coyuntura política

Juan Manuel Santos abrió una pequeña ventana para un proceso de paz el día de su posesión. Hay rumores que van a poner a Eduardo Pizarro León Gómez a cargo de una consejería de paz. Álvaro Leyva, que siempre ha servido de facilitador con las Farc, comenzó a hablar de una negociación. Roy Barreras está buscando asesoría para un marco jurídico para la paz. Santos está a punto de presentar un proyecto de ley de tierras que se acercaría un poco al deseo de reforma agraria de las Farc. El reestablecimiento de relaciones con Chávez y el presidente Correa, del Ecuador, les cierra un poco el margen de acción en esos países. Es decir, que para las Farc la posibilidad de abrir un diálogo -así fuera infructuoso- es conveniente y este atentado lo torpedearía.

3. Por la época

Las Farc están en un momento de ofensiva política, no militar. Una persona que conoce a las Farc, dijo a La Silla Vacía que las Farc están preparando su Décima Conferencia, y que por lo tanto no se van a distraer ahora con atentados de baja envergadura. Dijo además que el video que grabó Alfonso Cano, dirigido a Unasur, sobre todo tenía como audiencia a la mayor parte de los guerrilleros porque antes de esta reunión que es donde la guerrilla planea sus estrategias a mediano plazo ventilan las ‘tesis’ o documentos de trabajo. Planear un atentado en la ciudad, después de años de no hacer nada con impacto mediático, sería absurdo.

4. Porque el blanco no es simbólico

Porque el blanco no tiene sentido. Darío Arizmendi en los últimos meses estuvo atacando al Presidente Uribe, fue duro con Juan Manuel Santos y ha sido muy crítico con los falsos positivos. Si el objetivo era atacar a un medio de comunicación para darle mayor visibilidad a las acciones, había otros medios cuya ideología era más simbólica del mensaje a enviar.

 
 

 

Compartir
0