Cárdenas por fin le da el visto bueno al MinAgricultura para la paz

Imagen
portada_andres_confi(0).jpg

El paro agrario ha servido para que el Gobierno le pare más bolas al campo. Primero le tocó echarse para atrás con el recorte de 30 por ciento del presupuesto para el Ministerio de Agricultura el próximo año, luego le sirvió apra incluir el cambio de Minsitro en un remezón de gabinete, y hace poco dio pie para el Pacto Nacional Agropecuario que se lanza mañana. Y La Silla supo que el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas por fin autorizó este lunes la reestructuración del Ministerio que venía impulsando el ex ministro Juan Camilo Restrepo desde hace dos años y que estaba varada desde hace uno en Hacienda. 

El paro agrario ha servido para que el Gobierno le pare más bolas al campo. Primero le tocó echarse para atrás con el recorte de 30 por ciento del presupuesto para el Ministerio de Agricultura el próximo año, luego le sirvió para incluir el cambio de Ministro en un remezón de gabinete, y también dio pie para el Pacto Nacional Agropecuario que se lanza mañana. Y La Silla supo que el Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas por fin autorizó este lunes la reestructuración del Ministerio que venía impulsando el ex ministro Juan Camilo Restrepo desde hace dos años y que estaba varada desde hace uno en Hacienda.

Como contó La Silla, Restrepo y luego su sucesor Francisco Estupiñán diseñaron -con ayuda de Planeación Nacional- una reestructuración del Ministerio de Agricultura que permitiría fortalecer la 'pata' de desarrollo rural y así ir preparando al sector para las nuevas responsabilidades que le pueden caer si los diálogos con las Farc llegan a buen puerto. Ese proyecto luego quedó en el aire durante un año por razones presupuestales, pese a que el Ministerio había ahorrado parte sustancial de lo que necesita para ponerlo en marcha.

El punto central del rediseño institucional -que aumentaría en unas 80 personas el equipo de trabajo- es la creación de un viceministerio de desarrollo rural, que dejaría de funcionar como una pequeña dirección y pasaría a ocuparse de todos los temas que tienen que ver con el desarrollo integral del campo como el manejo de tierras, la restitución, la vivienda rural, los distritos de riego o la educación. Es decir, los temas centrales del acuerdo al que se llegó con las Farc en este primer punto.

A su vez, en el viceministerio dirigido por Andrés Felipe García -que hoy engloba todas las tareas de la cartera- quedarían los asuntos netamente agropecuarios. Además se crearía dentro de éste una Dirección Pecuaria, ya que la que se encarga hoy de las cadenas productivas -en cabeza de Humberto Guzmán- está más volcada hacia la agricultura y no hacia la producción con animales.

Este rediseño permitiría que dos vices de perfil técnico se ocupen del tejemaneje diario y de la relación con las instituciones de su área, mientras el ministro puede dedicarse a las líneas gruesas de políticas del sector. Así las cosas, el Ica y Corpoica se entenderían con García, mientras el Incoder y la Unidad de Restitución quedarían bajo la tutela del nuevo vice.

El borrador de decreto de reestructuración había pasado ya por Presidencia y por la oficina de María Lorena Gutiérrez, la ex Alta Consejera para el Buen Gobierno, y estaba frenado desde agosto del año pasado en Hacienda por razones presupuestales.

Pero ahora, gracias a que presidente Juan Manuel Santos mantuvo durante un año más la facultad extraordinaria para reestructurar el Estado y que lanzará el Pacto Nacional Agropecuario, el proyecto del MinAgricultura para la paz podría por fin aterrizar.

El balón queda en manos de Santos, que tiene que darle el último visto bueno y sacar el decreto hoy, o si no le tocará empezar de nuevo el 'recorrido' de firmas del borrador de decreto, con el nuevo ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, y la nueva directora de Planeación, Tatyana Orozco. Y eso significaría que no estaría listo para el Pacto Agrario mañana.

Compartir