Carlos Gaviria: entre el cerebro y la maquinaria

Imagen
IMG_5597_home(0).jpg

Carlos Gaviria empieza campaña con un grupo élite de intelectuales de izquierda, que se concentrarán en lo programático de su campaña. Paralelamente, las minorías, los parlamentarios y los sindicatos le pondrán los votos.

Carlos Gaviria empieza campaña con un grupo élite de intelectuales de izquierda, que se concentrarán en lo programático de su campaña. Paralelamente, las minorías, los parlamentarios y los sindicatos le pondrán los votos.

Gaviria se rodeó de reconocidos intelectuales de izquierda, que ya habían trabajado con él en el 2006, para hacer una propuesta programática que le compita al modelo de país planteado desde el uribismo.  

“Me gusta que la gente pensante se meta en la política”, respondió Gaviria cuando La Silla Vacía le preguntó por el perfil de Saúl Franco y Rodolfo Arango, su director de campaña y jefe de debate y su coordinador programático, respectivamente.
 
Saúl Franco, después de toda una vida como profesor de la Universidad Nacional de salud pública, será el jefe de debate y director de campaña de Gaviria.
Rodolfo Arango es el director de la Maestría de Filosofía de la Universidad de los Andes y ahora coordinará la redacción del programa del precandidato.
Francisco Valderrama. Este militante del Moir manejará las cuentas de Gaviria, como lo hizo en el 2006
Robinson Sánchez Tamayo, es el coordinador de los grupos Lgbt.
El comunicador Rodrigo Hurtado maneja los temas de prensa.

Franco es uno de los más reconocidos académicos en salud pública del país. Fundó el doctorado de salud pública en la Universidad Nacional, institución donde se jubiló hace unas semanas para dedicarse de lleno a la campaña de su amigo de toda la vida, al que también acompañó en el 2006.


Franco hace parte del grupo de intelectuales de izquierda que salió exiliado de Medellín en los años 80, después de que paramilitares asesinaran a varios académicos que se dedicaron a denunciar violaciones de derechos humanos, como Héctor Abad Gómez, padre del famoso columnista y escritor.
 
Arango, por su parte, es el director de la Maestría de Filosofía de la Universidad de los Andes. Conoció a Gaviria cuando era magistrado de la Corte Constitucional y él magistrado auxiliar de Eduardo Cifuentes. La tesis doctoral de Arango de la Universidad de Kiel, Alemania, es sobre derechos económicos y sociales (como la salud, la educación, la pensión, el trabajo), que es el tema que Gaviria más ha defendido en su carrera como académico, magistrado y político.
 
Arango trabaja de la mano de Daniel Libreros, PHD en economía en Alemania, profesor de la Universidad Nacional y uno de los economistas de izquierda más visibles del país, muy crítico frente las políticas fiscales del Gobierno Uribe. (Ver video de su intervención en el Congreso).
 
En este equipo hay otro economista: Aurelio Suárez, ingeniero industrial y miembro de la Dirección Nacional del Moir. Suárez viene coordinando desde hace meses, con la ayuda de la entidad de cooperación alemana Fescol, la redacción de un documento con críticas y alternativas al modelo económico actual escrito por varios economistas. Plantea una mayor intervención del Estado en la economía, el fortalecimiento de las políticas de empleo como prioridad y una nueva estrategia de desarrollo.
 
También está con Gaviria la filósofa Consuelo Gaitán, quien además fue su mano derecha en el 2006. La ex propietaria de la librería Biblos y quien trabajó con el Instituto Catalán de Cooperación Iberoamericana en Barcelona, fue su asistente en las labores de dirección del partido. Y el comunicador Rodrigo Hurtado, con maestría en Política Social de la Universidad Javeriana, manejará las relaciones con la prensa.
 
Francisco Valderrama, ex candidato al Concejo de Bogotá, es quien maneja las cuentas. Fue gerente de campaña también en el 2006 y es más político que académico. Este santandereano milita en la izquierda tradicional desde el movimiento estudiantil del 71 y es miembro de la dirección del Moir desde hace varios años. Renunció a seguir manejando algunos asuntos financieros en el Polo para que no hubiera sospechas de que Gaviria, como ex presidente del Partido, aprovechaba recursos del Partido para hacer campaña. Gaviria renunció a la Presidencia y armó su propia sede de campaña para mostrar condiciones de igualdad con el otro candidato Gustavo Petro.
 

¿Y los votos?

 
Mientras los intelectuales le juegan a un buen programa que propongauna visión alternativa del Estado y un ideario de izquierda sólido que fortalezca al partido, los votos están en otra parte.
 
Están en la maquinaria del Polo, compuesta por los sindicatos y las redes de los parlamentarios que lo acompañan, y en un segmento del voto de opinión. Le apuestan al apoyo de  los líderes LGBT, los grupos de jóvenes del Polo y las minorías étnicas que creen en Gaviria desde que él defendió y promovió los derechos de las minorías en la Corte Constitucional.
 
Gaviria tiene en su campaña a Robinson Sánchez Tamayo, quien hasta hace poco fue el representante LGBT en el Comité Ejecutivo del Partido. Este jóven abogado paisa, le organizó células de campaña entre los homosexuales, lesbianas y travestis de 15 departamentos del país.
 
Con el precandidato también está Ana Dalila Gómez Baos, la líder de la comunidad Rom dentro del Polo. Otro sector que está con él son los jóvenes de la Juco, Jupa y otras organizaciones estudiantiles con fuerte presencia en las universidades públicas y privadas del país. Y los sindicatos, entre ellos el de los trabajadores del Cerrejón en la Guajira, que Gaviria visitará como uno de sus principales destinos de capaña, pues este departamento fue uno de las dos donde el ex magistrado le ganó a Álvaro Uribe en el 2006. El otro es Nariño.
 
Pero la verdadera votación está en los parlamentarios que son los que mueven las redes de apoyo en las regiones para que el 27 de septiembre los simpatizantes del Polo se levanten y salgan a votar.
 
De la bancada de 17 parlamentarios del Polo, aproximadamente 15 están con Carlos Gaviria. Entre ellos, los senadores Jorge Robledo, del Moir, Gloria Inés Rámirez, del Partido Comunista, y Jaime Dussán, que tanto ha sido acusado de prácticas clientelistas en Bogotá y que representa al sindicato de maestros. Y no están con él los senadores Gustavo Petro, Luís Carlos Avellaneda y Jorge Guevara.
 
“Gaviria no es el candidato de los intelectuales. Lo que tiene por debajo es toda la maquinaria del Polo”, le dijo a La Silla Vacía el concejal Antonio Sanguino, cercano a Lucho Garzón.
 
 

Carlos Gaviria en vivo

 
El candidato presidencial Carlos Gaviria estará el martes  14 de julio en La Silla Vacía. Ingrese a nuestra página y desde las 3.00 p.m. podrá conocer las respuestas en vivo de Gaviria a las inquietudes de nuestros usuarios. Mande sus preguntas para el precandidato a ocupa@lasillavacia.com o formúlelas en nuestro facebook o a través de nuestro twitter. Nos encargaremos de que ese día Gaviria las responda.

 
 Enlaces relacionados
Sergio Fajardo arranca su campaña con un equipo de gente más académica que política, ni uribista ni anti-uribista, y sin extensas redes políticas.

Ante la amenaza de desbandada de los políticos con experiencia, Germán Vargas se rodea de jóvenes políticos de la nueva derecha y tecnócratas, la mayoría cercanos a Galán.

Marta Lucía Ramírez empieza a unir las piezas de Empresa Colombia
 

 

 

Compartir
0