Char ratifica que no es un subordinado de Vargas Lleras (y que es presidenciable)

Silla Caribe
alexcharpresident.jpg

Con su salvada al Plan de Desarrollo, el clan barranquillero demuestra que tiene vuelo más allá de Vargas. Su líder remata mandato con la expectativa creciente de una candidatura presidencial en 2022.

Una de las noticias políticas de la semana que pasó fue la salvada que le pegó al Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno Duque el poderoso clan Char de Barranquilla, pese a que en su partido, Cambio Radical, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras había dado la directriz de no respaldar la iniciativa.

Con esa movida, el grupo que lideran el alcalde de Barranquilla Álex Char y su padre, el exsenador Fuad Char, ratifica que no es un subordinado de Vargas Lleras -a quien los Char han acompañado siempre en sus aspiraciones presidenciales-, sino un poder con un vuelo que no siempre va en el mismo sentido de los intereses de Vargas y que hoy está demostrando que en ocasiones puede tener más peso que el exvicepresidente.

De hecho, en pleno remate de la segunda Alcaldía de Char, ese vuelo pinta cada vez tomar más rumbo hacia una eventual candidatura presidencial del hoy mandatario barranquillero, como lo evidencian algunos de los pasos que viene dando.

Esta historia hace parte de una serie de La Silla sobre cómo terminarán sus mandatos los principales mandatarios del país.

El grito de independencia frente a Vargas

En la relación de poder entre Germán Vargas Lleras y el grupo Char siempre ha estado pendiente de responder la pregunta de ahí quién manda a quién.

La respuesta más certera pareciera ser: depende del momento.

Los Char han sido importantes para Vargas porque lo han financiado y le han puesto votos en tiempos electorales y, a su vez, Vargas ha sido clave para engordar la maquinaria charista una vez estando en el poder (por ejemplo, al haberles dado un ministerio siendo Vicepresidente de Santos).

En el escenario actual en el que Vargas viene de perder estruendosamente la Presidencia, y los Char en cambio se graduaron en legislativas de barones regionales más poderosos del país, el grupo barranquillero viene moviéndose independiente del exvicepresidente sin haber peleado hasta ahora de frente con él.

Hace unos meses ya lo habían demostrado al ir contra los deseos de Vargas en las elecciones del Consejo Nacional Electoral CNE y la Federación de Departamentos, como lo habíamos contado.

Tras lo ocurrido con el Plan de Desarrollo, voces de varias orillas, incluyendo unas dentro del propio Cambio Radical, acusaron a los Char de haber jugado mediados por la mermelada (puestos) que les ha dado el Gobierno Duque.

Como también lo hemos contado, con Duque los Char lograron a fines del año pasado quedarse con el Icbf seccional Atlántico, entidad que han manejado durante los últimos 25 años.

Y también han podido mantener parte de la burocracia que traían desde Santos II.

En cabeza de su senador Luis Eduardo ‘Lucho’ Díaz Granados, el clan respondió que respaldó el Plan de Desarrollo de Duque, pero según ellos porque en los cambios que le hicieron al proyecto en el Congreso está incluida la solución al problema de Electricaribe, la intervenida operadora del servicio de energía en la región.

“Yo me reuní con Don Fuad Char el jueves en la noche y el viernes en la mañana y decidimos que yo debía asistir al debate, por mi responsabilidad con el país y con Electricaribe”, le dijo a La Silla Díaz Granados, quien -según supimos de fuente enterada- también recibió el llamado de la alta funcionaria de Presidencia Karen Abudinen para que asistiera.

Abudinen es barranquillera, tiene estrechos lazos con los Char e incluso fue alta funcionaria de la Alcaldía durante la era charista.

Más allá de si su razón fueron los puestos o ayudar a solucionar el chicharrón de la luz en el Caribe en un año de regionales -o una mezcla de ambas- con su gesto de salvarle el día al Presidente ese grupo ratificó esa independencia de Vargas.

Con otras movidas demuestran que, además, tienen unas ambiciones electorales en las que no necesariamente pinta Vargas Lleras.

Álex presidenciable

La eventual candidatura de Álex Char a la Presidencia en 2022 se mueve como un rumor que crece en la Barranquilla política, dentro del grupo Char y hasta en las redes.

“Hay una gran expectativa, yo a cada lado que voy me preguntan que cuándo es que se va a lanzar”, nos dijo un político charista importante.

El rumor y la expectativa vienen alimentados de las movidas de Char en este año de remate de Administración.

No sólo por su gestión en la Alcaldía, sino especialmente por la colonización Caribe que cocina el grupo para las regionales de octubre, tras haber logrado el año pasado de legislativas llegar al Congreso con una bancada propia de 11 congresistas con la impronta Char.

Sobre su cierre de Alcaldía, Álex Char arrancó sus últimos 12 meses con una aprobación superior al 90 por ciento; una ligeramente mayor a la que tenía cuando empezó el último año de su primera Administración en 2011.

Aunque endeudó a la ciudad, tuvo como lunar por momentos el tema de la seguridad (especialmente el horror de los cuerpos desmembrados que vienen apareciendo en Barranquilla, como lo hemos contado) y la cultura ciudadana tiene asignaturas pendientes,  se va del cargo siendo el mandatario que más ha hecho por acabar con uno de los mayores problemas de la historia de La Arenosa: el de los arroyos.

En la segunda Administración Char se han canalizado varios de los más peligrosos arroyos de Barranquilla, en los que lamentablemente siempre solían contarse muertos cada vez que llovía.

Además, se han concretado grandes obras de infraestructura, como las de la Avenida del Río y el Gran Malecón, que han permitido que la ciudad vuelva su cara al río Magdalena.

Respecto a las apuestas para las regionales, los Char liderados por Álex y su papá quieren mantener el control de la Alcaldía y para ello jugarán con el exministro de Vivienda, y ex mano derecha de Char en la Administración, Jaime Pumarejo, quien ya cuenta con el aval de Cambio Radical y lleva desde mediados del año pasado en modo campaña.

También aspiran a seguir teniendo influencia en la Gobernación del Atlántico (en donde hoy cogobiernan en alianza con el mandatario liberal Eduardo Verano), aunque para ese cargo aún no definen su carta.

Más allá, el clan cocina una colonización por varios lugares del Caribe, con candidaturas amigas que, de llegar al poder, eventualmente se podrían convertir en parte del soporte de la posible aspiración presidencial charista de dentro de tres años.

Ahí mismo en el Atlántico llevarán candidatos a las Alcaldías de Puerto Colombia, Galapa, Soledad, Malambo, Sabanalarga y Candelaria.

Por fuera del Atlántico, las principales apuestas del grupo son las candidaturas a la Gobernación del Magdalena del vargasllerista exgobernador Luis Miguel ‘el Mello’ Cotes, y del exsenador liberal Mario Fernández, quien aspira a la Alcaldía de Sincelejo en Sucre. Ambos son socios políticos y cercanos amigos personales de Álex Char.

Como lo contamos en La Silla Caribe, en Sucre los Char también llevarán al exdirector de la Empresa de Desarrollo Urbano de Barranquilla (Edubar) Ramón Vides, quien, luego de diez años al mando de esta entidad barranquillera, renunció para aspirar a la Alcaldía de San Benito Abad.

A mediados de este mes, y de manera inusual para un mandatario fuera de su jurisdicción, el Alcalde Char estuvo en ese departamento poniendo la primera piedra de una obra en el municipio de Tolú.

En un evento en el que habló más como candidato o como funcionario del nivel nacional, Char dio la largada a las obras del malecón que lidera un mandatario (Tulio Patrón) aliado del aspirante charista a la Alcaldía sincelejana, Mario Fernández.

Micrófono en mano, el mandatario barranquillero habló de su gestión en La Arenosa, elogió al alcalde de la cuerda de Fernández y además se comprometió con otras obras para Tolú.

Todo ello, más las movidas de su grupo en el Congreso y frente a Vargas, pintan el remate de Char color candidatura presidencial.

En el clan no descartan que ese eventual paso sea de la mano del exvicepresidente, aunque también creen que podría ser con el uribismo, en donde los Char también tienen fuertes lazos.

“Él (Álex) va a ser una figura en las próximas elecciones (presidenciales), el reconocimiento es muy alto. Si no es candidato, ¿tú te imaginas a Álex como fórmula de Germán o como fórmula del uribismo? Ese candidato ganaría en el Caribe”, nos dijo al respecto otro político importante del charismo.

Con seguridad, a esta historia le faltan varios capítulos.

Compartir