Cinco claves para entender la segunda vuelta

Imagen

Este es el ‘manual’ que hizo La Silla Vacía para entender y cubrir lo que viene. 

La carrera para la segunda vuelta, que arrancó ayer y durará 20 días, será una competencia difícil para los candidatos y para los electores. Este es el ‘manual’ que se hizo a sí mismo La Silla Vacía para entender y cubrir lo que viene.

 

1

¿De qué se tratará esta segunda vuelta?

A juzgar por los discursos de Iván Duque y Gustavo Petro el día de su triunfo y durante la primera vuelta, esta campaña -en su esencia- será un pulso entre el miedo a Petro y el odio a Uribe, y todo lo que se deriva de eso. El balance que hagan los del ‘centro’ entre el uno y el otro terminará definiendo esta campaña.

2

¿Cuáles serán los ejes de la campaña?

Aunque el obvio que todos los medios identificaron el domingo es el de la derecha contra la izquierda, esta campaña tendrá otros ejes para convencer a los del centro de inclinarse por uno u otro:

  • El conservatismo moral vs el progresismo: mientras la coalición de Duque representa la corriente del conservadurismo moral que aboga por una noción más tradicional de familia y códigos de vida, Petro le apuesta a lo que llama ‘las nuevas ciudadanías’ que incluyen una pluralidad de formas de vivir la vida y un protagonismo importante a las comunidades lgtbi.
  • El Acuerdo de Paz como está o ajustado: Como Iván Duque propone hacerle ajustes significativos al Acuerdo de Paz y Petro propone cumplirlo tal cual, lo pactado en la Habana será otro de los ejes de la contienda de estos 20 días y uno de los más poderosos para inclinar a indecisos del centro hacia el lado de Petro.
  • El modelo económico: como Petro propone cambiar el modelo económico y darle al Estado un papel más preponderante en la economía mientras que Duque le apuesta a incentivar la producción económica con descuentos tributarios y menos regulación a las empresas, la discusión sobre la viabilidad de las propuestas para mover la economía será otro de los ejes del debate electoral que arranca.
  • El cambio social: Duque y Petro tienen ideas muy diferentes sobre las transformaciones sociales y la importancia que cada uno le otorga al sector privado y al movimiento social. Y ahí también se jugará la campaña.
3

¿Cúal es el principal dilema de los candidatos?

  • Petro: ¿Seducir a los fajardistas o buscar nuevos petristas? El primer camino es en principio más fácil pues el que votó en primera ya se sabe que vota. Pero si la mayoría de los que votaron por Fajardo opta por el voto en blanco y resulta muy difícil de seducir, Petro seguramente optará por ampliar la torta de votantes radicalizando su discurso para movilizar a los más excluidos.
  • Duque: ¿Cómo mitigar el antiuribismo sin despertar el síndrome de traidor de Santos? El reto para Duque es romper el techo del antiuribismo, que es fuerte, para seducir a los fajardistas que no quieren una ruptura como la que plantea Petro pero tampoco comulgan con los abusos del gobierno de Uribe ni con la visión conservadora moral de Duque.
4

Las movidas clave

Como el gran objetivo de ambas campañas será seducir a los fajardistas (entendiendo los que votaron por Fajardo) y de los delacallistas, que juntos suman casi 5 millones de votos, estas movidas podrían ayudar al uno u otro:

  • Una alianza con César Gaviria: como tanto Duque como Petro tienen que moverse al centro, contar con el aval del Partido Liberal sería clave no tanto por sus votos que ya estuvieron en primera vuelta de un lado u otro sino porque proyectan la idea de acercarse al centro. La movida que intenta Gaviria para comprometer a Duque con el Acuerdo de Paz o si no lo acepta, a Petro con un gobierno responsable en lo económico podría ayudar a convencer a muchos del centro.
  • Los guiños de Mockus, Claudia López y Fajardo: un guiño de cualquiera de estos tres, o de los tres, por Duque, Petro o el blanco podría influir a sus votantes para tomar un camino. Fajardo ya dijo que no hará ninguna indicación, López ha dicho que por ahora no dirá nada y Mockus no se ha pronunciado.
  • Apoyos de políticos polémicos: aunque tanto Petro como Duque están buscando apoyos políticos y avales de los partidos, el apoyo en masa de la clase política tradicional a uno u otro puede terminar ahuyentando a los que votaron por Fajardo.
  • Una campaña de la Farc: como es lógico, el nuevo partido de la Farc apoya la aspiración de Petro, la primera de izquierda con un chance real de llegar al poder. Pero si los de la cúpula de la ex guerrilla deciden salir abiertamente a hacerle campaña podría terminar perjudicando su aspiración con el centro que quiere seducir.
5

Los lugares donde se centrará la pelea

De los 32 departamentos, Duque le ganó a Petro en 22. En los otros diez, Petro le lleva a Duque una ventaja superior al 20 por ciento en 5 (Putumayo, Chocó, Nariño, Cauca y Vaupés). En Sucre, La Guajira y Córdoba y Bogotá fue de menos del 10 por ciento, en éste último apenas del 3 por ciento.

Con ese escenario regional, la pelea se concentrará en:

  • Bogotá: Fajardo sacó 1’2 millones de votos que están listos a ser seducidos por uno u otro. Ese cantidad es casi la mitad de toda la diferencia entre Duque y Petro en primera vuelta.
  • Valle: Fajardo sacó 500 mil votos, Duque 524 mil y Petro 486 mil. Cali, que pone la mitad de esos votos, es una ciudad que ha votado alternativo -varias veces a la izquierda-, donde el tema del conflicto y el Acuerdo de Paz se siente mucho y donde las propuestas de Petro contra los monocultivos generan mucha polémica.
  • Caribe: donde la maquinaria que le jugó a Vargas Lleras podría inclinar la balanza. Salvo en el Atlántico, en la mayoría de departamentos Petro y Duque estuvieron cabeza a cabeza. Lo que los podría desempatar es que las maquinarias, que le pusieron a Vargas 461 mil votos, le trabajan a Duque.
  • La zona paisa: Fajardo sumó 1,2 millones de votos y ganó en varias ciudades del eje, incluyendo las tres capitales.
Compartir
0