Cinco formas en las que Duque ha buscado influir en las elecciones

Cinco formas en las que Duque ha buscado influir en las elecciones
duqueelecciones2022final.jpg

En diferentes ocasiones durante su último tramo de mandato, el presidente Iván Duque ha bordeado la gris línea de la participación en política en época electoral, como muchos de sus antecesores.

1. Puso el primer día sin IVA del año a 48 horas de las elecciones

El séptimo día sin IVA del Gobierno Duque ocurrirá el viernes 11 de marzo, 48 horas antes de las elecciones, según anunció esta semana. La idea es "para que podamos liquidar inventarios, ayudar al comercio y que nuestra economía contenga efectos inflacionarios en el primer trimestre de este año", dijo en Barranquilla.

El Ministerio de Comercio le dijo a La Silla que el día sin IVA en esa fecha "es estratégico". La razón, según argumentó en una respuesta por escrito, es similar a la que dio Duque días atrás. "Permite a los empresarios liquidar los inventarios que han quedado del año anterior y tener un mayor horizonte de tiempo para que este año las jornadas no sean tan consecutivas". El Ministerio negó a La Silla que la motivación de la fecha sea electoral.

La reforma tributaria que autoriza los días con rebajas del 19 por ciento del IVA no pone fechas obligadas para llevar a cabo las tres jornadas planeadas en 2022. Pero, la fecha escogida por Duque para arrancar este año se diferencia de las anteriores: las jornadas de 2020 ocurrieron con días de diferencia (entre junio y julio) con el propósito de reactivar la economía luego de los cierres de cuarentena; y en 2021 entre octubre y diciembre para impulsar las compras de fin de año.

Duque insistió que la intención es la misma de la reactivación, pese a que productos como los útiles escolares (incluidos en la excepción del IVA) son más consumidos en febrero por el inicio de la temporada escolar.

"La apuesta es que (el día sin IVA) aleje a los electores de opciones contrarias al Gobierno o al establecimiento", opinó el analista Andrés Mejía. "Para el Gobierno hacer esto es una estrategia racional porque tiene un costo bajo: es legal, no hay parámetro de fecha, no le cuesta nada, no tiene costo político y puede tener réditos y así sean pequeños, los tiene".

Para dos estrategas de la centro-derecha consultadas, no ven el día sin IVA como un tema de campaña. "Se normalizó en la gente que ese día existe", dijo Camilo Rojas, de la campaña de David Barguil. "A la gente no le gusta sacar réditos de políticas públicas, lo ven lejano y molesto", dijo a su turno Germán Medina, de la campaña de Federico Gutiérrez.

2. Dejó sin efecto una parte de la Ley de Garantías electorales

El presidente y su bancada en el Congreso se empeñaron en reformar la Ley de Garantías para que las entidades públicas —desde la Presidencia hasta las alcaldías— puedan continuar haciendo convenios interadministrativos durante los meses de campaña.

Estos convenios suelen utilizarse, entre otros, para que Presidencia y otras entidades nacionales, entreguen plata a los territorios, financie o cofinancie obras, contrate de manera directa a empresas mixtas con las que las gobernaciones o alcaldías se asocian, y por esa vía en algunos casos, saltarse la ley 80. Esto hace más difícil hacerle veeduría a la contratación que le delegue un ente público.

La reforma ocurrió en un artículo de la nueva reforma tributaria que fue aprobada el año pasado, a través de una propuesta de la bancada de Gobierno y el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Duque defendió el cambio a la ley aduciendo la necesidad de reactivación económica en las regiones con "el proceso de desarrollo de infraestructura e inversiones". Además dijo que sin reelección presidencial a la vista, la reforma era necesaria.

Eso pese a que cuando era senador en 2015, se opuso a la modificación de la ley; y la propuesta de 2021 le trajo un nuevo desencuentro con su padrino político, Álvaro Uribe, quien se oponía a ese cambio.

3. Impulsó superpoderes de la Procuraduría en época electoral

En diciembre, Duque expidió el decreto que permitió que la Procuraduría, en cabeza de su exministra Margarita Cabello, contratara a 1.208 nuevos funcionarios para sancionar, destituir e inhabilitar funcionarios públicos elegidos por voto popular. Eso, después de una reforma aprobada por el Congreso y empujada por la coalición de Gobierno.

Gustavo Petro calificó la reforma como "un instrumento de persecución política". La coalición de centro-izquierda, Centro Esperanza, pidió a Duque aplazar la entrada en vigencia del decreto. "Nada de ese decreto tiene carácter urgente y perturba de manera significativa el actual proceso electoral", dijo en un comunicado.

Duque no derogó el decreto. A su turno, Cabello dijo que la contratación de los funcionarios garantizaba la celeridad y la doble instancia en las investigaciones disciplinarias, a pesar de opiniones contrarias de expertos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La reforma ya tiene sus efectos. Los aspirantes al senado de oposición, Miguel Samper (coalición Centro Esperanza) y Rafael Martínez (Fuerza Ciudadana), fueron notificados la semana pasada de investigaciones en la entidad por "faltas gravísimas" mientras desempeñaron cargos estatales. Ambos casos serán fallados por las nuevas salas creadas con la reforma y se reactivaron cuando ellos se lanzaron. Los dos candidatos advirtieron que hay motivaciones políticas detrás de las indagaciones.

4. Usa la presidencia para atacar a Gustavo Petro y promover sus preferidos

Para inaugurar su último año en la Casa de Nariño, en agosto del 2021, Duque dio entrevistas a Semana y El Tiempo donde señaló con nombre propio a aspirantes que, dijo, tenían "grandes capacidades y condiciones empezando a salir al ruedo".

En ese grupo mencionó a sus aliados: "Veo también personas que vienen del liderazgo regional como, por ejemplo, el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez. Veo el caso de Alejandro Char, el de Enrique Peñalosa, veo personas que tienen una gran capacidad de ejecución haciendo propuestas importantes", dijo en El Tiempo. Los tres exalcaldes terminaron siendo parte de la coalición Equipo Colombia.

En defensa del presidente, el ministro del Interior, Daniel Palacios, señaló en su momento que Duque no había hecho participación en política porque los mencionados no se habían inscrito como candidatos. Aunque, para ese entonces, al menos Peñalosa y Gutiérrez tenían andando sus campañas de recolección de firmas para avalar sus candidaturas.

Duque se cuida de no mencionar al aspirante Gustavo Petro, pero le ha hecho claros ataques políticos.

En su autoentrevista en inglés en mayo en pleno Paro, Duque señaló a Petro como impulsor de las propuestas. Lo llamó "el candidato al que derroté" en 2018. En su discurso ante el Congreso en julio, al mencionar las elecciones, Duque advirtió: "digámosles no a los promotores del odio, evitemos el camino fácil para obtener placeres momentáneos, que dejan cicatrices eternas".

En un discurso ante la Asociación Colombiana de Minería, Duque dijo que "hay que tenerle miedo a los discursos que pretenden acabar con el petróleo y la minería", en referencia a la propuesta de Petro de detener futuros proyectos de exploración petrolera y solo mantener los vigentes.

5. Buscó que a Oscar Iván lo recibieran en el Equipo por Colombia

Al menos en dos oportunidades, el presidente Duque se movió para que el Centro Democrático entrara a la coalición de centro-derecha Equipo por Colombia, que conforman los candidatos Enrique Peñalosa, Alex Char, Federico Gutiérrez y David Barguil. Ahí se encuentran precisamente los candidatos que el presidente había mencionado como aspirantes "con gran capacidad de ejecución".

Antes del portazo del uribismo a esa alianza, tres fuentes enteradas (un congresista uribista, un directivo del partido y una fuente de Equipo por Colombia) indicaron a La Silla que el presidente pidió un cupo para Zuluaga a políticos de esa coalición. "Él (Duque) da consejos a quien se los pide", nos dijo un congresista amigo del presidente al confirmar las comunicaciones.

Más abiertamente, el propio Zuluaga confirmó a La Silla y a Caracol Radio que habló con Duque luego de que Uribe, padrino político de ambos, rechazara la opción de la alianza con Equipo por Colombia. Según indicó después la emisora, Duque regañó a Zuluaga por no entrar a la coalición y le dijo al final "no cuente conmigo".

En una declaración a medios, Duque no negó esa conversación. Dijo: "la labor nuestra es proteger, defender y fortalecer la democracia".

Compartir