Cinco fuentes de la Corte: El referendo está hundido

Imagen

Cinco fuentes que tienen conocimiento de lo sucedido el miércoles en sala plena y que pertenecen a diferentes despachos confirmaron a La Silla Vacía que el referendo se va a caer en la Corte Constitucional.

Cinco fuentes que tienen conocimiento de lo sucedido el miércoles en sala plena y que pertenecen a diferentes despachos confirmaron a La Silla Vacía que el referendo se va a caer en la Corte Constitucional.

Aunque, como lo explicó ayer en los medios el presidente de la Corte Mauricio González, el viernes en la mañana se llevara a cabo una fase de conclusiones en la que cada magistrado hará explícita su posición frente a cada uno de los vicios, la percepción de estas cinco personas, que trabajan en despachos diferentes, es que la iniciativa no tiene ningún futuro. Dado que la etapa de argumentación ha concluído, es altamente improbable que lo percibido en las discusiones de sala plena sufra un viraje el viernes. Teniendo en cuenta estas evidencias, corroboradas de manera independiente, La Silla Vacía se arriesga a concluir que el referendo está muerto.

Los magistrados tienen dudas diferentes sobre cada uno de los vicios identificados por el ponente Humberto Sierra Porto, pero, según nuestras fuentes, el de la violación de los topes y el cambio de la pregunta cuentan con el respaldo de la mayoría de los magistrados.

Frente a la violación de los topes de financiación para la recolección de firmas, hay prácticamente unanimidad en que se violaron los montos máximos que permitiría la ley.  El dilema para la minoría de magistrados que aún no está convencida de si esta violación amerita acabar con la posibilidad de la reelección por más de una vez gira alrededor de tres puntos: sobre si la etapa prelegislativa es materia de control constitucional, si los topes se aplican para la recolección de las firmas, y si la violación de los topes sería una violación de la ley pero no de la Constitución.

Existe la tesis de que de acuerdo a las limitaciones impuestas por la misma Constitución, la Corte no tendría la competencia de revisar lo sucedido antes de que la iniciativa fuera presentada al Congreso. La segunda tesis es que los topes se aplicarían para la campaña del referendo una vez la Corte le haya dado luz verde y no para la fase de recolección de firmas. Y tercero, se argumenta que la regulación de los topes es legal y no constitucional, y que por lo tanto un referendo de iniciativa del pueblo estaría por encima de la ley.

El otro vicio sobre el que parece haber mayoría es el del cambio de la pregunta del referendo. El pueblo aprobó la reelección para el 2014, y el Congreso interpretó que lo que realmente querían los colombianos era reelegir por segunda vez a Álvaro Uribe y cambió la pregunta para habilitar al Presidente a someter su nombre a consideración para el 2010.

La ponencia de Sierra dice que el Congreso tiene potestad para cambiar la pregunta mientras la modificación no sea sustancial. Uno de los argumentos del ponente que más impacto ha tenido en Sala ha sido que la Constitución sólo le permite al pueblo o al gobierno presentar referendos constitucionales ya que si el Congreso quiere sacar una ley lo puede hacer sin recurrir a un referendo. Y que en esa medida, reconocerle iniciativa al Congreso cuando la Constitución se lo prohíbe sería absurdo. Entonces, la discusión ha girado sobre qué tan sustancial es ese cambio.

Sobre el tema de la convocatoria irregular a extras no ha habido mucho debate. En cambio, el tema de los votos de los tránsfugas de Cambio Radical sí ha provocado discusiones y no hay un consenso mayoritario al respecto.

Curiosamente, uno de los temas que más ha ocupado el tiempo de los magistrados es el debate sobre la teoría de la sustitución de la Constitución. Y es interesante que haya sido así porque en la medida en que una mayoría de magistrados considera que la violación de topes es un vicio insalvable como lo planteó Sierra Porto en su ponencia, no habría razón para entrar a debatir la sustitución.

Según conoció La Silla Vacía, la razón por la que se está dando esta discusión es porque Sierra Porto quiere cerrarle espacio a la teoría de la sustitución que hizo boga en la Corte anterior y que esta nueva corte defendió con una votación 5-4 en un caso que tenía que ver con la carrera administrativa. En este punto, existe una probabilidad alta de que por lo menos un magistrado que la vez pasada votó a favor de la teoría de la sustitución, cambie su voto e incline la balanza hacia el otro lado. Con lo cual Sierra Porto habría triunfado con uno de sus caballitos de batalla.

La percepción de los despachos consultados por La Silla Vacía es que ya es evidente que por lo menos cinco magistrados hundirán la iniciativa y altamente probable que otros dos más lo hagan. Mauricio González parece indeciso y Pretelt votará a favor de la reelección.

La decisión final final se conocerá el viernes hacia el mediodía.

 

Compartir
0