Cinco movidas de Duque para amarrar el poder del próximo presidente

Cinco movidas de Duque para amarrar el poder del próximo presidente
Duque-portada3 (1).jpg

Durante los últimos seis meses el Gobierno de Iván Duque ha estado moviéndose en altas instancias estatales para limitar el poder del próximo presidente. Son iniciativas que, en el contexto de ataques reiterativos de Duque a las políticas del candidato Gustavo Petro, sugieren que el presidente del Centro Democrático busca limitar el poder de Petro si este llega a la Casa de Nariño.

Además de su participación en política, de poner dos de los tres días sin IVA en época electoral y aumentar los subsidios para familias pobres antes de la segunda vuelta, estos son los cinco casos en los que Duque está buscando amarrar el poder del próximo presidente:

Conoce a: Ángel Becassino, el traductor de Rodolfo Hernández

1. Una ley para reglamentar el empalme con su sucesor

El Ministerio del Interior redactó y radicó en noviembre un proyecto para poner las reglas sobre cómo deben ser los empalmes entre presidentes, gobernadores y alcaldes. Como quedó escrito originalmente, el Gobierno saliente podría condicionar la entrega de información "sensible y de seguridad nacional" a que el presidente entrante designara anticipadamente un ministro de Defensa. Otro aparte de la ley obligaba a la comisión del presidente electo a dejar por escrito qué políticas públicas de su antecesor dejaría y cuáles reformaría.

El proyecto duró engavetado en la Comisión Primera de la Cámara durante cuatro meses y produjo críticas de candidatos de la oposición como Petro y Sergio Fajardo. La misma semana de las consultas interpartidistas, por orden de Duque, el proyecto recibió mensaje de urgencia —que obliga al Congreso a que tramite el proyecto en comisiones conjuntas y en menos tiempo—.

Pese a eso, a menos de un mes para terminar el último periodo de sesiones, el proyecto sigue estancado. Según el ponente, el representante liberal Alejandro Vega, "no hay mucho ambiente y le veo difícil que salga".

Conoce: Las grandes diferencias entre los votantes de Petro y Rodolfo

2. Se aseguró que el próximo Contralor sea del establecimiento

Aunque la elección del reemplazo de Felipe Córdoba en la Contraloría será un asunto del siguiente Congreso —donde el Pacto Histórico tiene la bancada más grande— la actual coalición afín al gobierno Duque y al actual contralor se aseguró que de los 10 finalistas, al menos nueve fueran de la cuerda del establecimiento.

El procedimiento lo arrancó el presidente del Senado, Juan Diego Gómez (conservador con línea directa con Palacio), en enero. Hace cuatro años, en cambio, el proceso de selección arrancó en julio, con el nuevo Congreso.

A finales de abril, una comisión de congresistas de todos los partidos definió los 10 finalistas. Como revelamos la bancada mayoritaria afín a Duque no quiso consensuar con la oposición para tener tres finalistas aliados. Al final, de los 10 seleccionados, el que tuvo más puntaje fue el exdirector de Planeación de Duque, Luis Alberto 'Pollo' Rodríguez —visto como el candidato de Palacio— y seis actuales funcionarios de Córdoba en la Contraloría.

Además, otros dos seleccionados —los excontralores de Bogotá, Andrés Castro, y de Santander, Carlos Pérez— son cercanos a Germán Vargas Lleras y a la familia Aguilar, respectivamente.

La campaña de Francia Márquez - Una mexcla de activismo y pragmatismo político

3. Quiere dejar a los suyos en las juntas de Ecopetrol e ISA

Entre marzo y mayo el Gobierno Duque hizo dos movidas para asegurarse varios puestos de las juntas directivas de Ecopetrol (donde el Estado es el socio mayoritario) e ISA (la empresa de transmisión de energía comprada por Ecopetrol el año pasado). 

En ISA, Duque se ha movido para que el próximo gerente sea Juan Emilio Posada, expresidente de Viva Air, consejero para el sector privado en la Casa de Nariño y miembro de la junta de Ecopetrol. Aunque la junta de ISA no puso a Posada en la lista corta de aspirantes a próximo presidente, el Gobierno —como accionista mayoritario— cambió a la encargada del proceso de selección: puso a cargo a Carolina Rojas, exviceministra de Minas nombrada por Duque en reemplazo de Ana Fernanda Maiguashca, excodirectora del Banco de la República.

En Ecopetrol, la junta directiva —conformada por, entre otros, siete miembros independientes nombrados por el Gobierno— aprobó un cambio de estatutos para alargar los periodos de sus miembros de dos a cuatro años. Uno de los beneficiados sería Luigi Echeverry, exjefe de Duque por ocho años en el BID, gerente de su campaña presidencial y un suprasesor sin cargo en Palacio.

Aunque busca amarrar el poder de los integrantes de la Junta actual en el próximo Gobierno, la medida puede ser reversada en una eventual presidencia de Petro, donde el remezón minero energético es una de sus propuestas bandera

Por eso, más que amarrar el futuro de Ecopetrol o ISA, lo que hace Duque es sentar precedentes que facilite al siguiente Gobierno acabar con el gobierno corporativo de la petrolera estatal sin pagar un costo político tan alto.

4. Se mueve para atornillar a la Comisión de Regulación de Energía

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) regula los servicios públicos de electricidad, gas natural y gas licuado de petróleo —que son combustibles fósiles—. Su presidente y sus ocho comisionados expertos están encargados de regular la política pública para estos servicios y son elegidos para términos fijos de cuatro años, con posibilidad de reelección, por la Casa de Nariño.

La Creg es clave porque es a través de ahí que el gobierno puede hacer ajustes tarifarios a empresas de energía. En un eventual gobierno de Federico Gutiérrez, su propuesta de cambiar las tarifas de servicio de Electricaribe en la Costa debe pasar por la Creg. Al igual que, en una presidencia de Petro, los ajustes tarifarios o normas para el mercado de gas tendrían que pasar por el ojo de los comisionados expertos.

Y desde hace varias semanas Palacio se ha movido para cambiar a varios de sus miembros por funcionarios del actual Gobierno. El primer escogido por Duque fue Luis Julián Zuluaga, el 26 de abril. Es ingeniero eléctrico y viene de ser jefe de la oficina de regulación y asuntos empresariales del Ministerio de Minas.

Desde la semana pasada, Duque estaría buscando el reemplazo de las comisionadas expertas Daissy Cerquera y María Alzate, quienes fueron nombradas durante el final del gobierno Santos y a las que se les acabó el periodo en febrero. Así se lo confirmó a La Silla una fuente del sector y lo ratificó una persona que supo de las llamadas desde Palacio.

Y de acuerdo con lo que reveló el portal Valora Analitik, para reemplazar a estas y otros dos comisionados (Germán Castro, quien lleva 10 años en la Creg y Oscar Muñoz, nombrado durante el gobierno Santos) Palacio baraja nombres como el de la actual superintendente de Servicios, Natasha Avendaño, también nombrada por Duque.

En la Creg nos dijeron que aún no hay reemplazo definitivo y las dos comisionadas siguen a la espera de si Duque las ratifica en el cargo para los próximos cuatro años.

5. Deja andando la negociación del TLC con Emiratos y confirmado el del Reino Unido

Como reveló La Silla, desde diciembre, Duque ordenó una negociación exprés de un TLC con Emiratos Árabes, rompiendo su promesa de campaña de no firmar más acuerdos comerciales. Aunque usualmente Colombia tarda, en promedio, dos años para negociar un acuerdo de esta envergadura, Duque dio la orden a su equipo de dejar negociado el tratado antes de mitad de año, cuando ya se conocerá al presidente electo.

Y la semana pasada, en su primera parada de la gira por Europa —que terminará en las próximas horas— Duque formalizó el TLC con el Reino Unido por fuera de la Unión Europea durante una visita al primer ministro Boris Johnson. El acuerdo toca temas como la protección de datos, infraestructura, energía, agroindustria, ciencias, servicios bancarios e industrias creativas.

Ambas movidas ocurren en momentos de campaña en los que el candidato puntero, Gustavo Petro, desde marzo; y Rodolfo Hernández, desde abril, han abierto la posibilidad de que, de llegar a ganar, renegociarían los acuerdos comerciales. "Es una soberana estupidez", respondió Duque la semana pasada en el 10 de Downing Street. 

Compartir