Con Moreno, Héctor Mantilla enciende su maquinaria en Floridablanca

Silla Santandereana
miguel_portada.jpg

Miguel Ángel Moreno, candidato a la Alcaldía de Floridablanca por Renace Floridablanca.

La inscripción de la candidatura de Miguel Moreno mostró que tiene de su lado a todo el grupo del Alcalde.

Luego de varios meses de incertidumbre sobre el nombre del ungido del grupo del alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, para las locales de octubre, finalmente el panorama se decantó.

El exdirector de Tránsito Miguel Ángel Moreno, hijo de Ángel Alirio Moreno, expresidente del partido del parapolítico Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil, se quedó con la bendición y lo mostró  encendiendo toda la maquinaria de la administración.

La Silla fue testigo de cómo contratistas de la Alcaldía hicieron parte de la logística de la suerte de procesión que organizó desde el parque principal hasta la Registraduría para celebrar su debut en la política electoral.

También vimos cómo una empresa que ha ganado millonarios contratos en medio de denuncias sobre presuntos direccionamientos movió gente y hasta llenó planillas de asistencia para verificar que sus empleados estuvieran allí.

Además, hubo un bus con un grupo de ancianos que pusieron a caminar las cuatro cuadras del trayecto para abultarle la comitiva al precandidato, quien saldrá a recoger firmas bajo la sombrilla de ‘Renace Floridablanca’, el mismo nombre del movimiento con el que en 2015 su padrino se quedó con el cargo.

 

La maquinaria

Aunque la inscripción de Miguel Ángel Moreno en la Registraduría estaba programada a las 3 de la tarde, desde la 1:30 inició un desfile de contratistas de la Alcaldía que salían con rumbo a apoyar el evento.

La ruta la cubrían desde el palacio municipal, hasta la sede política de Renace Santander -el grupo político del Alcalde-, ubicada una cuadra más abajo, y la concluían minutos más tarde en el parque principal con bombas marcadas con el nombre del precandidato.

 

A medida que se acercaba la hora, mayor era el tumulto de contratistas públicos que salían para armar romería.

Algunos salían quejándose, porque la directriz era que tenían que llevar gente para hacer más grande la comparsa con la que el candidato desfilaría cuatro cuadras para oficializar su aspiración de ser Alcalde.

“La gente a penas uno le dice que es un evento político no vienen”, dijo uno.

Otro, haciendo referencia a que asistir no era garantía para mantener el trabajo aseguró: “En esta rosca ya no cabe nadie”.

Cuando llegó la hora cero, además de la comitiva del palacio municipal, estaban las de varios aliados del Alcalde.

El concejal Néstor Bohórquez del Partido Conservador, Salvador Molina de la ASI y Marcos Olarte del extinto viejo PIN, llegaron con sus propios grupos.

Además, hubo una muy particular que viene del sector privado y que fue una de las que más convocó.

Seguridad Acrópolis, una empresa que se ha ganado al menos $18 mil millones en contratos en la administración de Héctor Mantilla, todos en procesos de único oferente, y varios en medios de denuncias sobre presuntos direccionamientos para favorecerlos, llevó su propia avanzada.

El que la dirigía era Raúl Briceño, director de operaciones de la empresa de seguridad, y uno de los empresarios que hace cuatro años le hizo campaña activa a Mantilla.

La Silla habló con el gerente de esa empresa, Fabián Gómez, y nos dijo que los empleados que participaban en política lo hacían por su propia cuenta y no estaban autorizados para hacerlo a nombre de la empresa.

Sin embargo, Briceño no solo fue uno de los primeros en llegar al parque principal, sino que supervisó la entrega de listas de asistencia para empleados de Acrópolis (identificamos que tenía cercanía al menos con 40) y dio directrices para la campaña de octubre.

“La idea es mantener lo que hemos tenido (en la Alcaldía)”, dijo mientras promocionaba el nombre de Moreno entre sus empleados.  

Ese discurso es casi idéntico al de un audio de WhatsApp con el que convocaron a los empleados de esa empresa al evento.

La Silla también se encontró a Cristian Castellanos Baracaldo, el representante legal de Flip Digital, la empresa que durante todo el gobierno de Mantilla ha ejecutado $1.613 millones en contratos para apoyar a la oficina de prensa de la Alcaldía.

Él se presentó ante los bomberos encargados de custodiar el desfile de Moreno como el encargado de la organización.

También a última hora llegó un bus con un grupo de ancianos del centro vida Shalom.

Uno de ellos nos dijo que no sabía para que estaba allá y que los había llevado el director de ese centro vida, Sergio Moreno. Otros dos nos dijeron que los habían traído para apoyar a Miguel Moreno.

Aunque aún no hay pesos pesados de la política en la campaña de Moreno más allá de Mantilla, también apareció Miguel de Jesús Arenas, exrepresentante liberal al que le decretaron muerte política, quien hace parte del grupo político del senador Jaime Durán.

Si bien su presencia está relacionada con que su hijo menor, Óscar Arenas, hace parte del grupo político de Renace Santander (es contratista de la Alcaldía y también estaba en el evento), él podría ser un eventual puente con los liberales.

Así, entre contratistas de la Alcaldía, empleados de Seguridad Acrópolis, abuelos del Centro Vida Shalom, y miembros de junta de acción comunal, se congregaron más de 500 personas que acompañaron a Moreno hasta la Registraduría.

Mantilla ‘Renace’ Moreno

Como había contado La Silla, a finales del año pasado Miguel Ángel Moreno entró a la baraja de precandidatos de Renace Santander, el grupo político del Alcalde Mantilla.

Junto a él estaban sonando el pastor cristiano Richard Parra, padrino de matrimonio de Mantilla, y William Gómez, exconcejal y asesor del despacho del Alcalde hasta este año.

Según Claudia Ramírez, la exsecretaria privada del Alcalde y quien dirige Renace Santander, ese grupo político escogió a Moreno tras realizar encuestas internas en el municipio.

“Arrojaron que la gente quiere mantener en la Alcaldía el liderazgo de la juventud”, dijo Ramírez.

Sin embargo, dos fuentes que tienen acceso a información de primera mano del grupo nos contaron que no hubo encuesta y uno de ellos nos dijo que la decisión fue discrecional del Alcalde.

“Él (Mantilla) se reunió con ellos y se habló de llegar a un mecanismo para definir quién era el candidato pero nunca hubo un acuerdo porque todos ya sabían que el que iba a salir elegido como fuera era Miguel Ángel”, nos dijo una de esas fuentes.

Eso se veía venir, según nos dijeron las dos mismas personas, porque Moreno entró en la baraja como uno de los amigos cercanos a Mantilla (estudiaron juntos en la Universidad) y solo a través de alguien así de cercano el Alcalde podía asegurar que tendría injerencia completa en la siguiente administración.

Eso, sobretodo, porque el siguiente paso de Mantilla está pensado en buscar la Gobernación de Santander en 2023 y para concretarlo necesita una plataforma que siga sus directrices.

Además, como el perfil de Moreno es muy similar al de Mantilla (tienen la misma edad, ambos son abogados y estudiantes destacados), era más fácil proyectar su imagen sobre él que sobre otro candidato.

Ayer en la inscripción eso quedó en evidencia.

En su discurso al salir de la Registraduría, Moreno hizo alusión a que su apuesta es darle continuidad al trabajo de Mantilla y “cerrarle la puerta a la politiquería”, tal y como se vendió el actual Alcalde en su momento, pero que, como hemos detallado en La Silla, no pasó.

Además, ese discurso viniendo de Moreno tiene un matiz adicional porque él es hijo de Ángel Alirio Moreno, quien es conocido por haber sido uno de los directivos y defensores del viejo PIN, extinto partido que fue fundado por el parapolítico Luis Alberto ‘el Tuerto’ Gil

Pero más allá del discurso, Moreno se lanzó de la mano de varios de los personajes cercanos al Alcalde.

Su comité inscriptor está conformado por Jairo Mantilla, el papá del Alcalde; el exalcalde de Floridablanca Hernando Lamus, cercano a la familia de Mantilla y quien también respaldó su candidatura en 2015; y Beatriz Becerra, rectora del colegio San José de Floridablanca quien también apoyó a Mantilla en su campaña.

Así, lo que le falta a la candidatura de Moreno para ser fiel a la de Mantilla en 2015 es la compañía de los gamonales tradicionales de la región.

Compartir