Con otra jugadita bancada de Gobierno se queda con la Comisión Primera

Con otra jugadita bancada de Gobierno se queda con la Comisión Primera

El pulso por la Presidencia de la Comisión Primera lo terminó ganando la bancada de los partidos más cercanos al Gobierno Duque, saltándose los acuerdos políticos hechos hace tres años. Con esto el Gobierno se anota una victoria importante en una comisión clave, por donde pasarán proyectos como el de reforma a la Policía, la ley antivandalismo, y el cambio a la Ley de Garantías para permitir contratación estatal en época electoral. 

Como contamos, el turno para la Presidencia le correspondía al partido de La U. La directora de esa colectividad, Dilian Francisca Toro, le asignó esa responsabilidad al senador vallecaucano Roosvelt Rodríguez y así se lo hizo saber a los integrantes de la Comisión con una carta. 

Pero los acuerdos quedaron en el piso de entrada. 

Así funciona

Al comenzar el periodo legislativo los partidos más grandes, en este caso el Centro Democrático, Conservador, Liberal, La U y Cambio Radical, se reúnen para acordar cómo se van a dividir las mesas directivas de las plenarias y comisiones de Senado y Cámara. Lo hacen con base en el número de curules que tiene cada uno. 

Así las cosas, el primer año de la Comisión Primera le correspondió al partido Conservador quien eligió Eduardo Enriquez Maya (QEPD); en el segundo el Centro Democrático designó  Santiago Valencia del Centro Democrático; y en el tercero el partido Liberal montó al santandereano Miguel Pinto. El cuarto año era para La U. 

Tanto respeto hay por esos acuerdos que cuando se abren las postulaciones sólo se presenta al candidato que va a ganar. Los senadores de oposición o independientes saben que no tiene opción de ganar y cuando no se sienten a gusto no postulan a alguien más sino que votan en blanco. 

La muestra reciente de eso es que en la elección del 2021 los 22 senadores de esa Comisión votaron por Pinto; mientras que en la del 2020, lo hicieron 15 por Valencia y cinco votaron en blanco. 

Esa costumbre se rompió hoy cuando le correspondía el turno a La U y a Roosvel Rodríguez.

La jugadita 

Cuando se abrió el espacio de postulaciones, la senadora uribista María Fernanda Cabal se salió del libreto y postuló a la Presidencia al vargasllerista Germán Varón. Destacó de él su paso legislativo por esa Comisión y el hecho de que será su último año en el Congreso porque anunció que no va a reelegirse. 

Los senadores Temístocles Ortega de Cambio Radical, Roy Barreras ex La U, Angélica Lozano del Verde, Julián Gallo de Comunes, Luis Fernando Velasco del Liberal, y Gustavo Petro, salieron al paso postulando a Roosvel Rodríguez. 

Sus intervenciones dieron cuenta del riesgo de no contar con los votos. 

Ortega dijo que había que respetar los acuerdos. “La necesidad de confianza que debe ofrecer cualquier democracia a sus ciudadanos impone la obligación ética moral y política de que sus instituciones, los partidos, cumplan sus palabras”, comentó. 

Barreras destacó que Rodríguez era un defensor del acuerdo de paz, y se inclinó por mandarle el mensaje a los senadores cristianos - Eduardo Pacheco y Carlos Guevara- de que ellos históricamente han respetado los acuerdos. “Siendo senadores cristianos son ejemplos de cumplimiento de palabra. Y como minoría saben que para crecer, las minorías necesitan garantías”, sentenció Barreras. 

Petro, por su parte, aunque dijo estar en desacuerdo con los acuerdos que se hacen para repartir esos cargos, dijo que los partidos de La U, Liberal y Cambio Radical debían estar del lado de Rodríguez para mantener su independencia en el Gobierno. “La Primera, si me permiten el término, es una comisión de resistencia y así debe permanecer”. 

A Varón nadie más le cantó su apoyo de manera pública. Pero cuando se abrieron las urnas le aparecieron 13 votos y superó a Rodríguez que sacó nueve. 

Aunque la votación fue secreta, entre los que cantaron sus votos, y las cuentas de tres senadores consultados por La Silla, está que a Varón lo apoyaron los tres del Centro Democrático (Paloma Valencia, María Fernando Cabal y Santiago Valencia); los tres conservadores (Esperanza Andrade, Juan Carlos García y Soledad Tamayo); los cristianos Carlos Guevara y Eduardo Pacheco, los liberales Miguel Pinto y Miguel Amín, el verde Iván Name y el propio Varón. El voto 13 es una duda. 

Formalmente se rompieron los acuerdos. Una historia similar a la de la elección de la segunda vicepresidencia del Senado en la que el postulado original era Gustavo Bolívar, pero al que la bancada de Gobierno vetó con el voto en blanco. 

Las razones

Varias razones explican la movida. La primera es que desde la semana pasada el Gobierno mostró su intención de meter la mano y vetar a Rodríguez de La U, al que ven como un enemigo. No fue suficiente la insistencia de la ex gobernadora Toro, presidente de La U, quien asume el golpe político.

Rodríguez ha sido defensor del acuerdo de paz, opositor a banderas del Gobierno como la fumigación con glifosato. De hecho marchó en los paros nacionales contra Duque. 

Para el Gobierno y su agenda legislativa en esa Comisión, que va a tener la eliminación de la ley de garantías, las reformas a la Policía o la ley antivandalismo, era clave tener un aliado como Varón. Como contamos, Cambio Radical fue el principal beneficiario de la repartición de ministerios que hizo Duque antes del 20 de julio. 

La segunda es que La U perdió fuerza en la Comisión. Cuando se hicieron los acuerdos Roy Barreras y Armando Benedetti hacían parte del partido. Pero desde el año pasado salieron y se unieron al Pacto Histórico de Petro.  Además, Benedetti había alzado la mano para ocupar esa Presidencia, mostrando fractura entre ese grupo. 

Una tercera es que Rodríguez se confió de la palabra y los acuerdos y no fue más allá. “Lo otro es que los senadores de la Comisión Primera son personas de reconocida seriedad y no creo que cedan a la intromisión indebida del Gobierno en sus asuntos”, nos dijo antes de la elección”. 

Al final, se equivocó y la Comisión encargada de tramitar reformas claves como la de la Policía, está ahora en manos del senador Varón, cercano a Vargas Lleras, y al Gobierno Duque. 

Compartir
0