Con un mensaje de unidad, Santos alinea su gabinete para la reelección

Imagen
hjhjhj_0_0(2).jpg

Juan Manuel Santos dirigió la larga pero informal sesión en la que todos los Ministros y directores de departamentos contaron en qué van sus sectores.

Foto cortesía de Javier Casella - SIG

La reunión de ayer del Presidente con sus ministros, consejeros y directores de departamentos administrativos marcó un nuevo cambio en las estrategias de gestión y de comunicaciones de Juan Manuel Santos. La idea central que buscará articular ahora la comunicación del Gobierno es la unidad: unidad dentro del gobierno, que debe coordinarse más, y unidad como diferenciador frente a los opositores, que agitan y dividen.  “Quiero hacerle un llamado al país: este es el momento de la unidad, el país requiere unidad”, dijo  Santos final del encuentro, con todos sus ministros detrás, un mensaje que se comenzará a escuchar mucho más.

Santos convocó a las cabezas del gobierno a un ‘retiro’ de un día entero, en vez de una reunión de cuatro o cinco horas, y lo hizo en la hacienda Hatogrande, que Santos ha usado muy poco hasta hora. En contraste con los vestidos de paño de las reuniones en la Casa de Nariño, ayer los ministros estaban informales.

El orden del día era particular. En lugar de discutir asuntos pendientes o urgentes, la primera parte del encuentro estaba estructurada desde antes: cada uno tenía cuatro minutos para hablar y exponer los logros y los retos de su sector. Esa exposición fue grabada en video, y después hubo una corta retroalimentación sobre cómo se habían expresado. Miguel Silva, el nuevo asesor ad honorem del gobierno para la comunicación estratégica, intervino para reforzar la idea de que hay que buscar un mensaje unificado y contundente. En eso se fue la mañana.

El Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, fue el que tuvo la intervención más larga. La seguridad es motivo de preocupación para Santos.
En la reunión Santos aprovechó para darle la despedida a Juan Carlos Mira, su secretario Privado desde 2005, y anunciar que Critina Plazas va a ocupar el puesto de Mira.

Aunque la versión oficial del Gobierno es que se trató de un corte de cuentas como el que ha ocurrido en otras ocasiones, el que tuvieran 'coaching' da una idea de que lo que busca el gobierno es unificar el mensaje del gabinete hacia afuera.

Por la tarde ya se abordaron asuntos más específicos. El Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, expuso con más detalle la situación de la seguridad, por ejemplo. También se enfocaron en otros retos importantes, como buscar mecanismos para que los proyectos no se atrasen por las consultas previas mientras sale la Ley de Consultas Previas (que el Gobierno no consultó y por lo tanto no alcanzará a presentar en esta legislatura como había dicho que lo haría); hacer más sencillo el trámite de licencias ambientales, mejorar el diálogo con el agro y la industria y definir cómo enfrentar los paros. Además hubo un espacio para que los ministros pudieran charlar informalmente sobre asuntos en los que deben ponerse de acuerdo.

Con esa larga jornada, lo que buscaba la Presidencia era hacer un primer ejercicio práctico para mejorar la coordinación. El diagnóstico es que los problemas de ejecución se han debido a que faltan puentes entre los sectores, como ocurre con las licencias ambientales, y por eso era importante que todos escucharan en qué van las otras áreas del Gobierno.

En ese sentido, Santos anunció que ahora los consejos de ministros serán semanales. De ser así, seguramente podrá romper la percepción de que está encerrado en el Palacio con sus consejeros y lejos de sus ministros. Es decir, un mensaje de unidad hacia adentro del gobierno.

Entre Uribe y la Marcha

En su discurso al final de la reunión, Santos reivindicó, como lo suele hacer, que su gobierno ha logrado sacar adelante muchas reformas legislativas. Lo nuevo es que, esta vez, dijo que ese logro se debe a la unidad. "(Pasamos) un paquete legislativo sin precedentes en toda la historia de nuestro país. Eso se debe a la unidad del país, y cada vez más vamos a promover más esa unidad",

Ese mensaje de unidad no es solo una frase bonita para acercar gente. También busca caricaturizar a los posibles rivales electorales, sobre todo a Uribe y a la oposición que tendrá desde la izquierda, como aquellos que "dividen al país". Haciendo eco de lo que dijeron este fin de semana Fernando Carrillo y Gabriel Silva, Santos criticó a quienes tienen posiciones más extremas. “Esos objetivos los logramos si podemos unirnos, si nos mantenemos unidos; dejar a un lado, rechazar la política de los odios, la política del rencor, la política de dividir por dividir, la política de sacarse clavos” fueron sus palabras.

La pregunta es si bastará el mensaje de unidad y concertación, sumado a la mayor coordinación dentro del Gobierno, para reversar la tendencia negativa de la imagen de Santos - o si el problema está en otra parte.

 

Compartir