Con un Serpa reciclado, le nace un Brazo Izquierdo al Partido Liberal

Imagen
l(0).jpg

Horacio Serpa está estructurando candidatura al Senado y se lanzaría en el escenario de un nuevo brazo que le nacería al Partido Liberal: el brazo izquierdo

 

Guillermo Rivera, el representante que quiere ir al Senado y está buscando víctimas.
Horacio Serpa se reencauchará en esta nueva expresión.
Gerardo Vega es uno de los líderes que podría entrar al Partido Liberal.
?
Carmen Palencia le dijo sí a Guillermo Rivera y será su fórmula al Congreso.

Horacio Serpa está estructurando candidatura al Senado y se lanzaría en el escenario de un nuevo brazo que le nacería al Partido Liberal: el brazo izquierdo.

Hace 10 días se reunieron en Bogotá el representante Guillermo Rivera, que está liderando la iniciativa, varias organizaciones de víctimas, como Forjando Futuros (líder importante de la restitución de tierras en el Urabá que representa a más de 800 víctimas en todo el país) y Tierra y Vida (que agrupa a organizaciones sociales de unos ocho departamentos); concejales de izquierda y representantes de la ASI para hablar de la idea de reivindicar la tendencia de la izquierda dentro del Partido Liberal, con un énfasis especial en la defensa de las víctimas y los Derechos Humanos.

Horacio Serpa no asistió al encuentro, pero adelanta lo que podría ser parte de este ideario: ”Está muy bien lo que hemos logrado en la Unidad Nacional, pero extraño el debate. Hoy en el Partido Liberal no hay debate. No se hacen grandes análisis de nada, como se hacía antes. La agenda de este país es la corrupción y debemos cambiarla”.

La presencia de Serpa en el Brazo Izquierdo (como se llamaría tentativamente la expresión) sería la de nada menos que la nostalgia personificada por ese Partido Liberal de antaño que fundó sus bases en las ideas socialdemócratas. Serpa es una figura antigua y respetada del liberalismo “pura sangre”, ha negociado la paz y está en el mismo grupo de liberales socialdemócratas en el que están Ernesto Samper y Piedad Córdoba. Ahora buscará un renacer para su partido, pues según él: “Toda la política en el país se derechizó”.

Así que en realidad no es una tendencia nueva, pues la idea es que reivindique los rasgos de la socialdemocracia que históricamente han identificado al Partido Liberal.

Fuera de Serpa, una de las estrategias de la expresión -concluyeron en esa reunión- sería incluir a representantes de víctimas en las listas al Congreso de la colectividad.

Uno de los presentes, Gerardo Vega Medina -exintegrante del EPL, exconsejero presidencial para el Urabá en la época de Samper, exalcalde de Apartadó-, dice que lo entusiasma la idea de entrar al Partido Liberal “para intercambiar ideas y abrir el debate sin las actitudes clientelares que han permeado al Partido”.

Carmen Palencia ya aceptó la propuesta de Rivera de ser su fórmula a la Cámara y espera que ese sí sea ratificado por la asamblea general del colectivo Tierra y Vida, que se reunirá en unos días en Cartagena.

Palencia es una víctima de los paramilitares que se convirtió en la presidenta de la Asociación Nacional de Víctimas por la Restitución y el Acceso a la Tierra que reúne a más de mil líderes de los despojados, y el año pasado recibió el Premio Nacional de Paz.

“El Partido Liberal, a pesar de cualquier error cometido, ha dado muestras de que está con las víctimas y nosotros debemos juntarnos es con quiénes están con las víctimas”, dice, pragmática, Palencia.

La próxima reunión en la que quedaron será para concretar una suerte de ideario de esta tendencia de izquierda que aspira a tener espacio unido en el Partido Liberal.

“Que la izquierda no sea exclusividad de la tercería”

Si el Brazo Izquierdo logra que las organizaciones más grandes de víctimas del país lo apoyen y entren al Partido Liberal la colectividad le podría quitar votos a los partidos de izquierda y a la tercería liderada por Antonio Navarro, con miras a las elecciones de 2014.

Líderes como Vega y Palencia pueden mover votos y eso es lo que necesitan Serpa y Rivera para llegar al Senado.

Esta estrategia, que además tiene coincidencia con lo que han venido planteando liberales como el senador Luis Fernando Velasco y que respalda el presidente liberal Simón Gaviria también podría servir para que el Partido Liberal (que luego de estar 12 años en la oposición volvió al Gobierno con la Unidad Nacional de Santos) agrupe simpatizantes de izquierda y que estos no se vayan a la tercería.

“Hay más liberalismo que Partido Liberal y la izquierda no puede ser exclusiva de la tercería”, le dijo a La Silla Horacio Serpa. Y en sentido parecido, Guillermo Rivera dijo: “No es que queramos hacerle contrapeso a la tercería porque está clarísimo que las banderas de las víctimas son más nuestras que de la tercería”.

Entre esas banderas están la Ley de Víctimas y el apoyo al marco jurídico para la paz, las cuales seguramente serán usadas por Serpa y compañía para seducir la izquierda que -dicen- se le ha ido yendo al Partido.

De continuar esta empresa, las toldas rojas capitalizarán además de su apoyo a la Ley de Víctimas el trabajo que a la postre han venido liderando desde la Unidad de Víctimas, cuya cabeza es muy cercana al senador liberal Juan Fernando Cristo.

Compartir
0