Cristo aterriza donde de La Calle

Silla Cachaca
lo_que_cristo_le_suma_a_de_la_calle.jpg

De la Calle necesita el apoyo de la maquinaria de su partido para tener un chance de llegar a la Casa de Nariño. La habilidad de Cristo para interactuar con los congresistas le puede ayudar mucho.

Superada su derrota en la consulta, y aún con los vínculos rotos con el ex presidente César Gaviria, Juan Fernando Cristo se metió de lleno en la campaña de Humberto de la Calle. Su aterrizaje ayudará a unir el Partido Liberal detrás del candidato.

El representante a la Cámara Jack Housni, que actúa como enlace entre la campaña de De la Calle y los candidatos a la Cámara nos contó que el ex ministro del Interior de Santos se incorporó la semana pasada para “acompañar la gira, asistir a reuniones y buscar unidad dentro del partido”.

Una de esas reuniones fue la que tuvo Cristo el miércoles con un grupo de congresistas que lo apoyaron en la consulta liberal en contra de De la Calle.

Estaban los senadores Guillermo García Realpe, Luis Fernando Duque, Arleth Casado, Horacio Serpa padre e hijo y los representantes a la Cámara Julián Bedoya y Nancy Denise Castillo, a quienes Cristo les pidió que lo invitaran a él y a De la Calle a “cumplir agenda en las regiones”.

Eso se traduce, en palabras de García Realpe, en “coordinar las acciones para que nosotros en nuestras manifestaciones podamos involucrar a De la Calle y en que apoyemos las visitas a región con ediles, concejales, organizaciones sociales”.

“El plan es ajustar la agenda de los congresistas con la de De la Calle”, dijo Housni. “Vamos a ver cómo hacemos la gira más eficiente para que se junten más sectores”.

Aunque la coordinación de agendas es algo en lo que apenas se empezó a trabajar esta semana, la reunión de Cristo con los congresistas fue un primer paso y empezó a rendir frutos el fin de semana.

El domingo, Olga Lucía Velásquez y Clara Rojas, que es una de sus fórmulas, y Horacio José Serpa invitaron a De la Calle a eventos de campaña a los que el ex jefe negociador llegó acompañado del ex Ministro.

Cristo también acompañó a De la Calle a una reunión en Cali con el directorio liberal del Valle, en la que también estuvo el senador Édinson Delgado, que adhirió al ex jefe negociador antes de la consulta.

“En el Valle los directorios estaban felices de saber que el partido no estaba dividido”, dijo Housni, que también asistió.

Como contó La Silla, el manejo de César Gaviria de la consulta interna y más recientemente, la forma en que conformó las listas, generó malestar en varios sectores liberales, entre esos el que lidera el ex Ministro, por lo cual su presencia con De la Calle es una señal de que esas divisiones se están superando.

Uno de los candidatos que asistieron a esa reunión, el hijo del representante a la Cámara Fabio Arroyave, que aspira a heredar su curul, coincide con esa lectura. Le dijo a La Silla que Cristo “manifestó su respaldo a la campaña motivando a las bases. Se centró en demostrar la unión del partido y en que debemos unirnos y acompañar al candidato vencedor de la consulta. La presencia de él ratifica que esa unión es real.”

Lo que aporta Cristo

Cristo, que fue senador durante 16 años y que como ministro del Interior de Santos demostró su habilidad para interactuar con los congresistas, es un activo que le puede ayudar mucho a De la Calle porque pocos saben cómo hacer una campaña tanto como él.

“Es un maestro en eso”, le dijo a La Silla un copartidario.

Tener alguien así, para cualquier candidato, suma mucho pero en el caso del jefe negociador del Acuerdo de Paz es particularmente útil dado que su fuerte no son los políticos ni tampoco la campaña en la plaza pública.

De la Calle prefiere los escenarios universitarios, o las reuniones de barrio, y es muy poco hábil para tratar a los políticos. No se aprende sus nombres, ni logra darles el reconocimiento que ellos suelen necesitar.  A Cristo, en cambio, eso le fluye.

Y el candidato presidencial necesita el apoyo de la maquinaria de su partido para tener un chance de llegar a la Casa de Nariño. El partido Liberal actualmente tiene 19 senadores y ganó en las últimas elecciones legislativas 1.748.789 votos, que si lograran ‘transferirse’ a De la Calle le permitirían competir por el voto útil.

Ese apoyo, aunque debería ser obvio, no lo es como quedó demostrado en las elecciones de 2010 cuando el candidato liberal Rafael Pardo sacó tan solo el 4,34 por ciento de los votos puesto que la mayoría de los políticos de su partido apoyaron bajo cuerda a Juan Manuel Santos.

El temor entre gente de la campaña roja es que esta vez llegara a suceder lo mismo, y los senadores liberales terminaran trabajándole a Germán Vargas.

Aunque nada garantiza que eso no vaya a suceder, la metida de lleno en la campaña de Juan Fernando Cristo, que de esta manera va asegurando su liderazgo dentro del Partido, puede ayudar a que eso no suceda.

Compartir
0