Detector: no, Cabal no cree que la URSS todavía existe

Detector: no, Cabal no cree que la URSS todavía existe
detectorcabalurss2.jpg

Una publicación presenta hechos que son ciertos pero llevan a una conclusión incorrecta.

Desde el domingo ha circulado en Facebook una imagen en la que se hacen varias afirmaciones sobre María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático y precandidata presidencial.

Como usuarios la reportaron y ha sido compartida más de 300 veces, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que presenta hechos sobre Cabal que son ciertos pero llevan a una conclusión incorrecta.

Esta es la publicación:

Como en la publicación se hacen varias afirmaciones sobre Cabal, La Silla las verificó una a una:

     1. “Dos funcionarios están en la cárcel por haber comprado votos para ella”

Es engañoso.

En 2018 la Fiscalía indicó que John Rafael Garzón y Julián Alberto Gutiérrez, quienes eran funcionarios de la Secretaría de Integración Social de Bogotá, habrían comprado votos a favor del entonces candidato a la Cámara de Representantes, Diego Caro, y su fórmula al Senado, María Fernanda Cabal.

De acuerdo con la investigación, Gutiérrez exigió a profesoras de jardines infantiles de la localidad de Kennedy llenar planillas para votar por Caro y Cabal, o sus contratos no serían renovados.

Les exigía un listado con los nombres de al menos 10 familiares, con sus números de cédula y barrio de residencia, y participar en reuniones en las que asistieron aproximadamente 20 personas y en las que Gutiérrez hacía el papel de veedor.

También hubo una reunión del 8 de marzo de 2018, en la que se habrían citado a varias de las profesoras y como reconocimiento a su colaboración, les habrían dado 200 mil pesos en un sobre.

En septiembre de 2018 un juez de control de garantías de Bogotá decidió enviarlos a la cárcel Modelo como medida preventiva para que no pudieran afectar e interferir en la investigación.

A lo largo del proceso Cabal declaró ser inocente y no tener nada que ver con los hechos. La Fiscalía no compulsó copias a la Corte Suprema para que la investigara, bajo el argumento que no había evidencias de que ella estuviera enterada de los hechos.

El 14 de diciembre de ese año Garzón y Gutiérrez reconocieron que fueron partícipes de la compra de votos y firmaron un preacuerdo con la Fiscalía. También indicaron que Cabal y Caro no tenían conocimiento de esos hechos.

En febrero de 2019 un juzgado de conocimiento de Bogotá avaló el preacuerdo y les otorgó la libertad condicional. Garzón y Gutiérrez solicitaron perdón a los funcionarios de la Secretaría Integración Social de Kennedy por los daños causados y a Cabal por utilizar su nombre.

En noviembre de ese año Cabal dio una entrevista a Semana en la que habló sobre el caso y su relación con los implicados:

“Cuando me lanzo a Cámara yo les ayudo a unos muchachos a ser ediles (...) y cuando arranco campaña a Senado hubo un muchacho que pidió el aval en el Centro Democrático, se lo negaron y él se dedicó en alma, vida y corazón, como si fuera culpa mía, a ver cómo me hacía daño. Dentro de lo que hizo fue apoderarse de unos ediles que yo había ayudado a escoger. Uno de esos ediles de Kennedy le hizo campaña e hizo una fiesta en el barrio Grancolombiano con unas profesoras. No conozco la casa donde se hizo la fiesta, no conozco las profesoras, pero en medios terminó saliendo como si la fiesta fuera mía”

Sobre el edil Cabal también dijo “esa persona que hice edil fue la que hizo la fiesta, donde entregaron, según dicen las versiones, unos sobres con dinero. Quien termina metida en el escándalo mediático gracias a Néstor Humberto Martínez (quien era el Fiscalía General) soy yo".

Es decir, dos ex funcionarios sí compraron votos a favor de la senadora y estuvieron en la cárcel por ello, pero se les concedió la libertad condicional. Además la justicia no relacionó a Cabal con el caso ni se comprobó que ella estuviera detrás de la compra.

    2. “Sobre el caso de una violación de una niña embera por parte de militares dijo que era un invento de la comunidad”

Más cierto que falso.

El 24 junio de 2020 el Ejército Nacional publicó un comunicado informando que en el corregimiento de Santa Cecilia del municipio de Pueblo Rico, Risaralda, siete militares habrían abusado sexualmente a una niña indígena embera de 12 años.

Parte del comunicado dice: "en hechos que son materia de investigación, se tuvo conocimiento de que, en horas de la tarde del 22 de junio de 2020, al parecer un grupo de soldados pertenecientes al Batallón San Mateo, estarían inmersos en un posible caso de abuso sexual al parecer con menor de edad, perteneciente al resguardo indígena embera".

El Ejército también informó que un suboficial fue quien le contó al comandante de la unidad del batallón los hechos que habrían ocurrido.

Ese mismo día la Fiscalía anunció que asumiría la investigación y se adelantarían actos urgentes para recopilar elementos de prueba e identificar a los presuntos responsables.

En medio de la polémica que generó ese caso, un usuario publicó un trino cuestionando los señalamientos que se le estaban haciendo a los soldados ya que, a su juicio, la zona donde ocurrieron los hechos es "fariana" y, según él, la denuncia del gobernador de un resguardo era la única prueba que había para inculparlos.

Cabal respondió ese trino advirtiendo al Ministerio de Defensa que se debía tener cuidado con ese caso porque se podría tratar de “un falso positivo”.

Aunque la senadora eliminó el trino, quedaron capturas de pantalla:

Tras la polémica que desató el trino, la senadora argumentó que con su comentario se refería al derecho a un debido proceso que tenían los soldados implicados:

El 1 de agosto los siete soldados fueron condenados por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado.

En suma, Cabal no dijo que se trataba de “un invento de la comunidad”, pero sí puso en duda la veracidad de los hechos.

     3. “No se declaró impedida para legislar a favor de fundaciones que la involucran a ella y a su esposo, Lafaurie”

Es debatible.

Aunque no hay claridad de a qué fundaciones se refiere la afirmación, encontramos registro de que ha recibido señalamientos por un presunto conflicto de interés de ella y José Félix Lafaurie por la Fundación Colombiana Ganadera (Fundagan).

En septiembre de 2018 Cabal radicó el proyecto de Ley 131 de 2018 con el cual se buscaba hacer cerca de 30 modificaciones a la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Jhenifer Mojica, subdirectora de Litigio Estratégico en Restitución de Tierras de la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ), le dijo a Verdad Abierta que uno de los efectos del proyecto era cambiar la naturaleza y el objetivo de la restitución para no entregar tierras sino dinero, sin establecer criterios claros: “esto revierte el derecho a la restitución, de que a las víctimas se les garantice volver a las condiciones en que estaban antes de ser victimizadas. Es desnaturalizar la razón de ser de la Ley”.

Según reveló Cuestión Pública, en esa situación dos casos le generarían conflictos de interés a Cabal para liderar las modificaciones a dicha ley.

Uno de esos era el de Fundagan, fundación que creó el gremio Fedegán, cuyo presidente es Lafaurie, y cuya directora ejecutiva, Gloria Nataly Delgado Pinzón, aportó más de 1 millón de pesos a la campaña de Cabal al Congreso.

Según la hoja de vida de la senadora, ella fue la primera presidenta de la junta directiva de Fundagan, de 2008 hasta 2013, un año antes de que llegara al Congreso por primera vez.

Cuestión Pública contó que una de las misiones de Fundagan es “brindar asesoría gratuita a propietarios que han adquirido de buena fe sus predios y que hoy son objeto de reclamación en cumplimiento de la ley 1448”. Esa misma ley era la que la senadora buscaba modificar y con la cual podría buscar un trato especial o favorable para Fundagan.

El medio argumentó el presunto conflicto de interés en el artículo 18 de la Ley 1881 de 1992, que dice los congresistas que en el año anterior a su elección hayan prestado servicios remunerados a privados “que tengan intereses o negocios que incidan directamente actos que se encuentren al estudio del Congreso” deberán informar “a la Mesa Directiva de la respectiva corporación” y esta decidirá si pueden o no participar en el trámite y votación de esos actos.

También citaron el artículo 291 de la Ley 5 de 1992 que dice que todo congresista debe solicitar ser declarado impedido “para conocer y participar sobre un proyecto o decisión al observar un conflicto de interés”. Y Cuestión Pública encontró que Cabal no declaró su interés en Fundagan cuando llegó por primera vez al Congreso en 2014.

Sin embargo, el proyecto de ley solo alcanzó a publicar la ponencia del primer debate y fue archivado en julio de 2019.

En todo caso, Cuestión Pública reveló un presunto conflicto de interés, pero no está comprobado que Cabal estuviera legislando a favor de Fundagan, y en todo caso se trataría de una fundación, de no de ”fundaciones” como dice la publicación. Por eso la encontramos debatible.

     4. “Cree que la URSS todavía existe”

Es falso.

El 28 de junio de 2017 Cabal fue invitada junto a Iván Cepeda, senador del Polo Democrático, a un debate en directo de El Espectador sobre el acto de dejación de armas que las Farc había oficializado el día anterior en Mesetas, Meta.

En un momento se les preguntó sobre las garantías que proporcionaba la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como garante del proceso de dejación.

La senadora respondió criticando a la ONU, Cepeda ripostó defendiéndola recordando que “está compuesta por los gobiernos de todo el planeta y el máximo organismo de esa jerarquía es el Consejo de Seguridad del cual hacer parte EE.UU, Francia…”

Cabal interrumpió diciendo: “China, la Unión Soviética”. Cepeda la corrigió: “el gobierno chino, el ruso…”.

La respuesta de la senadora causó polémica pues la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Urss), fue abolida el 26 de diciembre de 1991.

Ese mismo día Cabal aclaró que ella se refería a Rusia pero tuvo un lapsus: “¿por qué ese lapsus? porque siempre estamos estudiando los procesos del Partido Comunista y la tendencia China y de la Unión Soviética”:

Además, en una entrevista con Vanguardia, la senadora reiteró que se trató de un error que “le puede pasar a cualquiera''. Es decir, Cabal no cree que la Urss todavía exista.

En suma, la publicación de Facebook hace afirmaciones sobre Cabal que parten de hechos ciertos pero llevan a una conclusión incorrecta. Por eso calificamos la publicación como más falsa que cierta. 

Compartir
0