Detector: No, la vacuna de ARN mensajero no es para esterilizar a la humanidad

Html

En redes sociales están circulando unas publicaciones que dicen que las vacunas que usan ARN mensajero esterilizarán a la mayoría de los hombres  y en infantes habrá daños neuronales. 

Como estas publicaciones de Facebook (aquí y aquí), entre ambas, han sido compartidas más de 500 veces, las pasamos por el Detector de La Silla Vacía y encontramos que son falsas. 

Estos contenidos ya han sido revisados antes por el Detector y por medios aliados que también se dedican a corroborar información como Maldita.es, AFP factual o ColombiaCheck. Y los han calificado como falsos y llenos de argumentos falaces. 

Así se ve una de las publicaciones en internet:

Hay dos vacunas en la fase III de sus ensayos clínicos que utilizan ARN mensajero: la de Moderna y la de Pfizer y BioNTech. 

Para revisar el contenido, lo mejor es hacerlo por partes, ya que habla de varios temas y hace múltiples afirmaciones.

Las vacunas de ARN mensajero no alteran la funcionalidad de la célula

La "Vacuna" que están votando es ARNm, este circula por la sangre hasta encontrar un receptor de enzima ACE2, que existe principalmente en los testículos, un poco en los ovarios, y en la mielina de las neuronas. La m es de mensajero, a través del receptor, el ARN penetra la célula y reinscribe su código genético. La célula ya no sirve para lo que la naturaleza la creó, sirve para crear aquello para lo cual los laboratorios diseñaron el ARN. Teóricamente "defensas".

Partamos de que el ARN mensajero (ARNm) es una molécula muy parecida al ARN y al ADN, códigos genéticos que cargan información. 

Lo que se está inyectando son las “instrucciones” (ARNm) encapsuladas en “cajitas” o nanoburbujas de grasa que se fusionan con células musculares en nuestro cuerpo, y allí entregan el mensaje. 

Una vez adentro, la maquinaria celular usa esta “receta” y fabrica las “proteínas de espiga del coronavirus”, las mismas que utiliza el virus para entrar a las células. 

La diferencia es que estas piezas no son dañinas pero sí activan el sistema inmune del cuerpo para que se produzcan anticuerpos específicos para estas “proteínas de espiga”.

Este artículo publicado en la revista especializada Science, explica que es normal que se sientan algunos efectos como fatiga, fiebre, entre otros, como respuesta del sistema inmune. 

Florian Krammer, especialista en vacunas de la Escuela de Medicina del Hospital Monte Sinai, en Nueva York, dice que estos efectos no deberían asustar a las personas para que se vacunen, pues son  “desagradables pero no peligrosos”.   

Otro punto que hay que señalar es que dicen que una vez “el ARN penetra la célula y reinscribe su código genético. La célula ya no sirve para lo que la naturaleza la creó”. 

Sin embargo, como lo explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) cuando ya se ha creado la “proteína de espiga”, la célula rompe y se deshace de las instrucciones.  

El texto dice que “el ARNm circula por la sangre hasta encontrar un receptor ACE2 que existe principalmente en los testículos, un poco en los ovarios, y en la mielina de las neuronas”. 

Distinto a lo que muestra el texto de la publicación, el receptor ACE 2 o enzima convertidora de angiotensina 2 es una proteína que está en varios tipos de células y tejidos, y no “principalmente en los testículos”. También están en los pulmones, los intestinos, los vasos sanguíneos o el corazón. Así lo han reportado en estudios como este, publicado en La Librería Nacional de Medicina de los Estados Unidos. 

El receptor ACE 2 está en la superficie de las células y es al que se une la proteína de espiga del virus para entrar a la célula.  Pero no hay que confundir el mecanismo que utiliza el virus para infectarnos con el de la vacuna para llevar un mensaje. 

No hay evidencia de que esta vacuna vaya a esterilizar a los hombres

El precio es que el 97% de los varones inoculados van a quedar estériles, pero además, si son niños pequeños, nunca van a desarrollar características sexuales secundarias. Serán andróginos, sin deseo sexual, o muy morigerado, y probablemente más manejables y obedientes. El 45% de las niñas quedará estéril. El daño neuronal, por otro lado, afectará parte de tu corteza frontal.

El fundamento de decir que la vacuna producirá esterilidad entre la gente son, nuevamente, los receptores ACE 2. 

Es cierto que ellos también están presentes en tejidos como los de los testículos,  pero como explicó a nuestros colegas de ColombiaCheck el biólogo molecular Pablo Ortíz, el hecho de que el virus se haya encontrado en el tejido testicular de algunas personas, algo cierto como explicamos en este Detector, no quiere decir ni que el virus esté asociado con daños en espermatozoides ni que la vacuna tendrá un efecto en estas células. 

Esto quiere decir que la presencia de la ACE 2 en los testículos no implica que la vacuna vaya atacar a las células sexuales humanas, y además no hay ningún indicio de que eso pueda ocurrir.

De hecho, un artículo de cinco científicos del centro clínico y de investigación Humanitas de Milán (Italia), publicado en Fronteras de fisiología revisa la literatura sobre el tema y concluye que se necesitan más estudios para evaluar si el coronavirus “puede hacer daño en la capacidad reproductiva de los hombres”. 

También sugieren que de haber un daño en los “espermatozoides, células testiculares y la fertilidad” sería por la fiebre y la respuesta exagerada del sistema inmune del organismo contra la infección del covid. 

En una corroboración que hicieron los colegas de AFP Factual, también sobre infertilidad y la vacuna contra covid, hablaron con Javier Farina, director del Comité de Infectología Crítica de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, y él les comentó que ninguna de las vacunas no está diseñada ni para actuar sobre el receptor ACE 2 ni para actuar sobre las células sexuales masculinas ni femeninas. Les dijo “El objetivo de las vacunas es generar anticuerpos frente al covid-19 a partir de un fragmento del virus”.  

Sí existió un “Evento 201”, pero no predijo que iba a haber una pandemia

“Es la FASE 3 del plan, tal cual se terminó de pactar en el EVENTO 201. La FASE 1 fue asustarte, aislarte y encerrarte, por un virus que, como causa única, sola mató a un puñado ínfimo de personas. Mucho menos que la gripe del año pasado. La FASE 2 hacerte usar una grotesca e inútil máscara, que te despersonaliza y priva de oxigeno. Que pierdas tu trabajo, pareja y afectos. La FASE 3, cuando ya estás desesperado, es la “‘Vacuna’”.

Como ya hemos explicado en otro Detector, ya se ha desmentido que el “Evento 201”  haya predicho la pandemia que estamos viviendo y sea parte de un plan. 

El evento fue un simulacro de respuesta a “pandemias graves” con la finalidad de “minimizar sus consecuencias económicas y sociales a gran escala”.

Cuando las teorías conspirativas empezaron a relacionar el evento con el covid, el instituto de la Universidad Johns Hopkins negó las falsas acusaciones.  

“Para ser claros, el Centro para la Seguridad de la Salud y sus socios no hicieron una predicción durante el ejercicio de simulación. Para el escenario, diseñamos un modelo de pandemia de coronavirus ficticia, pero declaramos explícitamente que no se trataba de una predicción.”, dice el comunicado.

En cuanto a la relación con el covid, indicaron que: “Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un nuevo coronavirus simulado, las entradas que usamos para modelar el impacto potencial de ese virus ficticio no son similares a las del nCoV-2019”. 

Por estas razones y como ya se han desmentido varias publicaciones que tienen un contenido similar o con las mismas características,  desde La Silla Vacía y otros medios aliados, calificamos estas publicaciones en Facebook como falsas. 

 

Compartir
0