Detector: un Nobel sí dijo que el Covid-19 viene de un laboratorio chino, pero sin pruebas

Html
ao.jpg

Luc Montagner es conocido por sus posturas marginales y muy criticadas.

Desde hace dos días está circulando una publicación de Canal 1 titulada: “«Coronavirus se creó en laboratorio»: asegura un virólogo y premio Nobel por investigación sobre VIH”.

Como 12 usuarios de Facebook calificaron la publicación como falsa y como ha sido vista por más de 1,1 millones de personas, le pasamos el Detector de Mentiras y encontramos que es cierta con una salvedad importante.

El virólogo francés Luc Montagner, quien ganó el premio Nobel de medicina en 2008 junto con Francoise Barré-Sinoussi por su descubrimiento del VIH (el virus que produce el Sida), sí dijo que el nuevo coronavirus, llamado Sars-CoV-2, se creó en un laboratorio chino.

Lo hizo, como dice Canal 1, en una entrevista al canal francés CNews, el pasado 16 de abril. Pero su argumentación tiene falencias notorias.

Los argumentos de Montagner

En la entrevista con el programa "¿Por qué, doctor?" ("Porquoi docteur" en francés), Montagner dio como un hecho que el virus que tiene en jaque al mundo se produjo en el laboratorio de virología de Wuhan, la ciduad donde se encontró por primera vez.

"El virus salió del laboratorio de Wuhan", dijo.

Para sustentarlo, argumenta que ese labotario se especializó en coronavirus desde los inicios del siglo (algo cierto), que junto con un matemático estudió el genoma del Sars-Cov-2 y que encontraron que se trata de un virus "clásico" al que "alguien" sumó otras secuencias, especialmente del genoma del VIH.

Es decir, que no es natural sino "un trabajo profesional, de biólogo molecular, muy minucioso".

Aunque dice que no sabe quién fue ni por qué ("no acuso a nadie, no sé quién lo hizo ni por qué") dijo que alguien probablemente quiso hacer una vacuna contra el Sida.

Al preguntarle si está seguro de eso, dado que ya se había rumorado el origen humano del virus y la mayoría de los científicos lo negaron, Montagner dice que hay "una voluntad de asfixia" de ello.

Para eso argumentó que ellos no son los primeros, pues unos investigadores indios "muy reconocidos" publicaron lo mismo y "los forzaron a retractarse", se "anuló" su publicación.

En la entrevista, Montagner reconoce que no ha trabajado con el Sars-CoV-2 en el laboratorio, sino en un computador, y afirma "se puede decir que no tenemos experiencia". 

El hueco de Montagner

Básicamente hay un gran problema con la argumentación de Montagner: la presencia de secuencias idénticas no implica que hayan sido introducidas por el hombre.

Por eso, científicos que sí han estado trabajando en el Sars-CoV-2 escribieron en The Lancet una carta en la que dejean claro que no hay indicios fuertes de que no tenga origen natural, y esa es apenas una de las muchas manifestaciones en ese sentido (como ésta de Nature Medicine, ésta o esta de Nature, ésta del National Science Review, ésta de Emerging Microbes & Infections...).

Más allá de la cantidad, ya en enero estaba claro que las secuencias que comparten el VIH y el Sar-CoV-2 la comparten muchos otros virus distintos, un estudioso de la evolución viral también mostró cómo se repiten en otros organismos

Como dijo el genetista Gaëtan Burgio a Le Monde, "si hubiera verdaderas inserciones de secuencias del VIH, los fragmentos habrían sido más largos y más específicos. Es más bien el registro de una coincidencia".

Además, el retiro del estudio no revisadol por pares que publicaron varios investigadores del Indian Instituto of Technology y que hablaba de una similitud extraña ("uncanny similarity") de secuencias genómicas entre el VIH y el Sars-CoV-2  sí se depsublicó pero, como explicó uno de sus autores, en parte porque "no fue nuestra intención alimentar teorías de la conspiración", algo que pasó en redes desde enero y que la entrevista de Montagner revivió.

Las otras posturas debatidas del Nobel

Montagner ha renido otras posiciones muy criitcadas desde que ganó el Nobel en 2008. Van algunas:

  • dice que tener un buen sistema inmunológico ("buenas defensas") basta para evitar el Sida

  • defiende la teoría de la llamada "memoria del agua", según la cual el agua mantiene algunas propiedades de las sustancias con las que estuvo en contacto.

  • afirma que la papaya puede ayudar a curar enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, algo que él dice que le prescribió al Papa Juan Pablo II. 

  • es enemigo de las vacunas obligatrorias en Francia pues dice que algunas intoxican e incluso crean riesgo de muerte súbita del bebé por tener aluminio, algo de lo que no hay estudios y que le valió una fuerte carta de más de cien miembros de las academias francesa de ciencia y de medicina.

Por eso, entre la comunidad científica no ha sorprendido tanto que defienda postura minitritaria y sin mayores sustentos respecto del nuevo coronavirus (ya en 2017 la sección de salud del diario francés Le Figaro publicó una nota titulada "El lento naufragio científico del profesor Luc Montagner)

Por todo lo anterior, calificamos la Nota de Canal 1 como cierta y agregamos la trayectoria de Montagner.

Compartir