“Gobierno Duque no hizo nada para resolver el tema de tierras”: Armando Wouriyu

“Gobierno Duque no hizo nada para resolver el tema de tierras”: Armando Wouriyu
25042022_Armando_Wouriyu.jpg

Armando Wouriyu, secretario de la Instancia Étnica del Acuerdo de Paz | Foto: Santiago Rodríguez

En el Acuerdo de Paz hubo una tercera parte firmante hoy un poco olvidada: los pueblos étnicos de Colombia. Entraron a último minuto y lograron que se incluyera un capítulo étnico transversal a todos los puntos del Acuerdo. Pero desde entonces la implementación para ellos ha sido el vagón de cola del proceso.

En el Plan Marco de Implementación del Acuerdo, un documento acordado por las partes, hay 97 indicadores para medir el avance del capítulo étnico, pero cinco años después hay apenas nueve cumplidos. Mientras tanto, la violencia se ha disparado en muchos territorios étnicos desde la firma del Acuerdo. Por ejemplo, desde 2016 hasta marzo de este año, 339 líderes sociales indígenas y afros fueron asesinados en el país, que equivale a cerca del 30 por ciento de los líderes asesinados en ese mismo periodo, según datos de la Unidad Investigativa de la JEP. 

Para entender el panorama de los pueblos étnicos frente a la Paz, hablamos con Armando Wouriyu Valbuena, secretario de la Instancia Especial de Alto Nivel de los Pueblos Étnicos de Colombia (IEANPE), la organización civil que creó el Acuerdo para hacerle seguimiento y verificación al capítulo étnico. Wouriyu, 61 años, es un líder indigena Wayuu, fue presidente de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y fue declarado como sabio de la humanidad por la Unesco. 

es La Silla Vacía

es Armando Wouriyu

¿Cuál ha sido la importancia de la perspectiva étnica para la implementación del Acuerdo?

El acuerdo de La Habana tiene dos actores armados, que son el Gobierno y las FARC y un tercer actor, los desarmados, que son los pueblos étnicos. Estos son entendidos como los afros, palenqueros, raizales, rom y pueblos indígenas. En toda la guerra en Colombia siempre se han sacrificado los pueblos étnicos y los campesinos. Entonces para nosotros es muy importante haber creado esta Instancia Étnica, porque en el relacionamiento cotidiano de la guerra siempre han estado las Fuerzas Militares, la insurgencia, los paramilitares y luego nosotros

Es decir, el capítulo étnico son apenas cuatro páginas sencillas pero que son transversales a todos los puntos del Acuerdo. Y además crea la Instancia Especial de Alto Nivel de los Pueblos Étnicos, una institución constructora, partícipe y observadora de todas las cosas que el acuerdo de La Habana tenga que ver con nuestros pueblos. 

¿Cuál es el balance de la implementación en este Gobierno de los acuerdos étnicos? 

Para que se cumplan los acuerdos deben ir a la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación para la Implementación (CSIVI), compuesta por miembros de las FARC y del Gobierno, y en la que la Instancia Étnica también tiene interlocución. Pero, este Gobierno dijo: ustedes siéntense ahí y yo ejecuto mis políticas de acuerdo a lo que yo diga.

¿Qué hemos encontrado? Que el CSIVI no funciona. Y si no funciona ¿cómo se van a implementar estos 538 compromisos? Pues se implementan de manera impositiva de acuerdo a los intereses del gobierno, pero eso no tiene nada que ver con los intereses de los pueblos.

Si uno se va a la información de la Contraloría y la Procuraduría, que es muy débil, de los indicadores étnicos la implementación es menos del 8 por ciento. Ahora, si nos vamos al análisis más técnico que estamos haciendo de la Instancia Étnica, es muy posible que sea menos del 3 por ciento de implementación. 

Pero el Gobierno en el caso los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (Pdet) dice que hay unos avances importantes en los asuntos étnicos. ¿No es así?

El exconsejero para la estabilización Emilio Archila utilizaba un lenguaje que replicaban los medios de comunicación de manera eficiente. Lo que él dice no es mentira, es verdad. Él dice que hay 32.220 iniciativas étnicas, eso es cierto. Pero el pueblo colombiano no da para diferenciar que una iniciativa no es un proyecto. Lo que él no decía era cuántos proyectos étnicos se están ejecutando de esas iniciativas. El Gobierno pasa de hablar de iniciativas a las inversiones generales que están en ejecución que superan los 7 billones de pesos, pero la palabra proyecto no la usa en los asuntos étnicos.

Pero por la ignorancia que tenemos en el pueblo colombiano no demoramos en entender qué es iniciativa y qué es proyecto. Ahí es donde nos friegan.

¿Cómo va el resto de la implementación de este punto uno, que es la Reforma Rural Integral, y que tiene una relación directa con territorios étnicos?

Ahí está el tema más crítico de todo que es la tierra. Los pueblos étnicos teníamos el 100 por ciento del territorio, pero hemos perdido el 66 por ciento del total de las tierras nuestras.

Los desplazados por el conflicto son oficialmente más de siete millones de personas. Esto significa pérdida de territorios indígenas, afros e indígenas. Por eso, se planteó un fondo de seis millones de hectáreas de tierras, pero eso no llega hoy ni a 100 mil devueltas. Entonces, la esencia del Acuerdo, que es el tema territorial, aún no se ha cumplido, no se cumplió para los campesinos, no se cumplió para los indígenas, no se cumplió para los afros, por decisiones del gobierno

El Gobierno Duque tuvo algo muy claro: nada para resolver tierras. Podía utilizar los recursos del Fondo Nacional de Tierras o con el Fondo Multilateral de Paz, además el Plan Desarrollo también tiene líneas de inversión para resolver los temas de tierra. Pero no se ejecuta. Entonces ni por aquí ni por allá. Es un tema de voluntad del gobierno. No ha habido voluntad para ejecutar los indicadores éticos. 

¿Para qué ha habido voluntad entonces?  

Para la guerra. Creció el paramilitarismo y hay una relación más cercana ahora con el Ejército colombiano, y además con el narcotráfico. Son 450 mil hombres armados con recursos públicos. La guerra continúa, porque no hay voluntad política para resolver las políticas de Estado para los pueblos étnicos en Colombia que quieren tener una vida digna.

¿Pero usted está afirmando que actualmente esa relación del paramilitarismo y el narcotráfico existe con las Fuerzas Militares? 

En este gobierno mejoró. Porque cada día hay más personas con tierras que están aniquilando el ecosistema.  están aniquilando el sistema de vida de la gente, de los campesinos, de los indígenas. Y la guerra continúa. En estos cuatro años simplemente hubo mayor permisividad en las regiones. Allí de fondo está la expansión agrícola.

El crecimiento de la frontera agrícola viene desde hace años. Primero por el caucho, después vino la minería, después por el ganado, también el petróleo y hoy es la coca en los territorios étnicos. Hacia el Pacífico, para el Catatumbo, para los Llanos, para la selva amazónica. Entonces se necesita una política de Estado que cuide lo ambiental, al ser humano. Pero en la práctica sigue creciendo la frontera agrícola, como en este Gobierno.

¿Es el punto uno sobre la reforma rural lo más crítico de la implementación desde la perspectiva étnica?

Ese y el punto cuatro, que es el problema de las drogas. El gobierno no le puso cuidado al Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos (Pnis), ellos estaban interesados en el dinero que se usa para contratar las empresas de glifosato. No más. Pero todas las iniciativas de las comunidades para la erradicación de cultivos ilícitos, especialmente en zonas étnicas donde tiene que haber una perspectiva especial. En estos territorios, la gente está sometida a la esclavitud de todos los canales del narcotráfico, los grupos armados y también de el mismo ejército. Los casos de Putumayo, Cauca o de Nariño.

Usted da un balance negativo de la implementación del acuerdo ¿Qué visiones de esperanza ve usted? ¿Cómo se salva el capítulo étnico del Acuerdo?

 Tiene que haber política, voluntad y gobierno. No es un tema de reformar la Constitución para eso. Debe haber voluntad de gobierno para la paz. 

Compartir