Echeverry, el hombre más poderoso del gabinete santista

Imagen
6756751307_fa95a55cdd_o(1).jpg

Si durante el primer año Germán Vargas Lleras fue la estrella del gabinete de Santos, este año quien lleva la batuta en el equipo santista es Juan Carlos Echeverry, cuyo poder al interior del Gobierno se ha acrecentado con los últimos nombramientos de gente cercana a él en puestos claves, la pérdida de perfil de otros que le hacían contrapeso y la prioridad que han adquirido los temas de “prosperidad” en la agenda santista.

Echeverry fue el primer ministro que nombró Juan Manuel Santos y antes de la posesión del Presidente jugó un papel clave en la transición. Pero a medida que arrancó el gobierno en 2010, otros ministros como Vargas Lleras, María Ángela Holguín y Juan Camilo Restrepo pasaron al primer plano. La fortuna, sin embargo, ha vuelto a favorecer a Echeverry.

La salida de Hernando José Gómez de Planeación Nacional, quien chocaba constantemente con Echeverry, y la bajada de perfil a Angelino Garzón, quien le ganó en más de una ocasión pulsos públicos, han dejado al Ministro de Hacienda con un amplio margen de maniobra para conducir los temas económicos del país. Sobre todo porque –a diferencia de lo que suele suceder– la relación entre el MinHacienda y el Presidente de la República no puede ser más fluida.

A Echeverry le ha ido bien en el cargo y esto le ha ayudado. La economía va bien (que es el indicador más usual para juzgar a los ministros, aunque esta no dependa sino en parte de él); ha logrado niveles récord de recaudo tributario; le ha sabido "vender" Colombia a los inversionistas internacionales a quienes conoció como representante en Colombia de Latin Source-Global Source, una firma de asesoría a inversionistas con sede en Nueva York; ha manejado relaciones estables con el Banco de la República; y a pesar de tener aspiraciones presidenciales, ha sido disciplinado fiscalmente.

Echeverry aspira a llegar algún día a la Casa de Nariño de la mano del ala pastranista del Partido Conservador, que ve en él la posibilidad de la resurrección pero, precisamente porque con reelección los ciclos políticos son tan largos, le conviene más ser un buen Ministro de Hacienda que apostarle al populismo económico. Y este año tendrá que demostrar que lo es.

La Ley de Regalías, diseñada e impulsada por él, transforma el modelo de distribución de los recursos de inversión. Y ahora Echeverry junto con su hombre de confianza Mauricio Santa María, el nuevo jefe de Planeación, tendrán en sus manos el diseño institucional para llevarlo a la práctica. Esto sin contar con la Reforma Tributaria que se viene y la Pensional, en la que participarán Hacienda y el Ministerio de Trabajo.

Para llevar a cabo todos estos proyectos, Echeverry tiene la ventaja de tener gente cercana a él en varios de los puestos claves para sacar adelante esta fase de gobierno en la que el gasto público se dispara (antes de que el país pueda hablar de reelección) y en la que la ‘prosperidad’ entra a reemplazar el discurso de seguridad.
 

 

Mauricio Santa María

Es el nuevo director del Departamento de Planeación Nacional y ha sido el hombre de confianza de Echeverry dede hace años. Unos años menor que el Ministro de Hacienda, Santa María también es economista de la Universidad de los Andes y Echeverry fue su jefe en en Planeación Nacional. Mientras Echeverry era el subdirector y luego el director de la entidad, Santa María trabajó como Director de Desarrollo Social, luego de Infraestructura y Energía y por último de Subdirector General durante el gobierno de Andrés Pastrana.

Echeverry sacó a Santa María de la dirección de Fedesarrollo para que se fuera a trabajar con él en la campaña de Santos, donde diseñaron juntos lo programático en lo social. Ahora desde Planeación, Santa María tiene la función de diseñar la nueva institucionalidad de las regalías y su buena relación con Echeverry hará todo este proceso y de la reforma pensional más fluido y en los que el Ministro de Hacienda tendrá bastante voz.

 

 
 


Juan Carlos Echeverry, el Ministro de Hacienda, es el eje del gabinete económico de Santos, que mandará la parada durante el 2012. Con los últimos nombramientos, Echeverry acrecienta su poder.

Juan Ricardo Ortega

El director de la Dian, como Echeverry, es economista de la Universidad de los Andes. Ortega se desempeñó como director del Departamento de Estudios Económicos del Planeación Nacional entre 1998 y 1999, cuando Echeverry era el Subdirector de la entidad. Luego, Ortega fue nombrado Consejero Económico de la Presidencia cuando Santos era Ministro de Hacienda de Pastrana y Echeverry director de DNP.

Echeverry es amigo de Ortega y fue quien lo convenció que enseñara en los Andes cuando él era decano y luego de que aceptara la dirección de la Dian en el gobierno de Santos (Ortega era el Secretario de Hacienda en el gobierno de Samuel Moreno). Ahora, con él en la Dian, han tenido unos logros récord en recaudo tributario. Y trabajarán juntos en toda la reforma tributaria.

 


 
Catalina Crane 

La Alta Consejera para la Gestión Pública también es del mismo grupo de economistas de la Universidad de los Andes de Echeverry. Catalina Crane fue consultora del Departamento de Planeación Nacional, Viceministra Técnica del Ministerio de Hacienda y profesora de economía de los Andes. Su labor actual en la Consejería, a cargo de la coordinación entre los sectores público y privado, los temas de inversión extranjera, competitividad y en general, los asuntos económicos que le encomiende Santos, se articula perfectamente con las labores de Echeverry.
 
 
 

Mauricio Cárdenas 

La relación entre Echeverry y el nuevo Ministro de Minas y Energía Mauricio Cárdenas es larga. Ambos son economistas contemporáneos de la Universidad de los Andes y ambos son conservadores pastranistas. Cárdenas tuvo un éxito precoz en la vida pública, siendo Ministro de Desarrollo de César Gaviria y luego Ministro de Transporte de Pastrana cuando Echeverry todavía no brillaba tanto en la vida pública. Pero esta relación de jerarquía cambió con el escándalo de Dragacol, cuando Cárdenas cayó en desgracia. En ese momento, Echeverry promovió entre los economistas una carta de apoyo a Cárdenas, que algunos colegas importantes no quisieron firmar. Echeverry fue su subdirector de Planeación cuando Cárdenas era el director del DNP en el 2000 y la relación entre ellos continuó. Echeverry fue uno de los que hizo fuerza para que Cárdenas volviera al gobierno con Santos.  Dado el ‘boom’ minero que supuestamente se aproxima, la relación fluida entre ambos ayudará mucho.
 

Tomás González

González es economista de la Universidad de Los Andes de una generación más joven a la de Echeverry, pero que se educó bajo su influencia dado que el actual Ministro de Hacienda era el profesor estrella de la facultad. González fue Consejero Económico de Andrés Pastrana mientras Echeverry estaba en Planeación Nacional y luego se fue a trabajar con él como su subdirector en Planeación. González es hoy Viceministro de Energía e Hidrocarburos, el sector con mayor proyección de crecimiento en los próximos años. Y su relación con Hacienda será fundamental y fácil por la relación personal que tiene con Echeverry.


Bruce Mac Master 

Bruce Mac Master, el nuevo Director del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social fue durante todo 2011 el Viceministro de Hacienda de Echeverry. Aunque nació en Cartagena, estudió economía en la Universidad de los Andes como Echeverry, y desde allí son amigos. Antes de entrar al sector público, Mac Master fue uno de los socios del banco de inversión Inverlink, uno de los más grandes del país que ha estructurado grandes proyectos de infraestructura y telecomunicaciones, y que ha tenido una alianza estratégica con Interbolsa, la firma comisionista más grande del país y de cuya junta directiva hacía parte Echeverry. Echeverry y Mac Master trabajaron como amigables componedores en proyectos de infraestructura como los aeropuertos de Cartagena y Barranquilla. Mac Master estará a cargo de la reparación a las víctimas y de los programas de pobreza extrema. Su llave con Echeverry será fundamental.

 

 

 

Compartir
0