El Alcalde de Neiva revive su eterna promesa de casas gratis en época preelectoral

El Alcalde de Neiva revive su eterna promesa de casas gratis en época preelectoral
CasaNeiva.jpg

La semana pasada la Alcaldía de Neiva, encabezada por Gorky Muñoz, cerró una convocatoria para estructurar y ayudar a financiar la construcción de viviendas de interés social. 

Muñoz, un albañil que entró a la política a través del activismo comunitario por la construcción de vivienda, llegó a la Alcaldía de Neiva con el respaldo de la mayoría de las maquinarias políticas de la ciudad. Desde figuras nacionales como el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, pasando por barones electorales como la exgobernadora Cielo González Villa, hasta cuestionados como el exalcalde Pedro Suárez.  

Los dos únicos proyectos que se presentaron y fueron avalados en la convocatoria de la Alcaldía son los mismos con los que Muñoz ha cimentado su carrera política y conseguido votos desde hace más de 20 años, a pesar de su largo historial de cuestionamientos. Desde demoras en su construcción, demandas por plata, pérdida de subsidios del Gobierno, hasta el embargo de lotes. 

Aún así, Muñoz, le quiere meter el acelerador a los dos proyectos, que pueden costar más de 100 mil millones de pesos, justo en el arranque de las elecciones de 2022. En la ciudad anticipan que estos proyectos financiados con recursos públicos ayudarán a Muñoz a ser protagonista de las elecciones legislativas. En efecto, el Alcalde ya tiene candidato propio a la Cámara de Representantes y varios aliados que buscan repetir en el Senado.

Una convocatoria para aterrizar dos eternas promesas incumplidas

La convocatoria que cerró la semana pasada iba dirigida exclusivamente a las Organizaciones Populares de Vivienda. Las OPV son agrupaciones de personas que buscan la construcción de viviendas con sistemas de autogestión o participación comunitaria.

En las OPV los afiliados ponen plata para comprar los lotes y sus directivas deben hacer gestión pública y política para conseguir financiación a través de subsidios que manejan las cajas de compensación familiar, Alcaldías, Gobernaciones y el Ministerio de Vivienda. 

La carrera política del alcalde Muñoz se ha basado en dos OPV, que se llaman Junta de Vivienda Fronteras del Milenio y la Asociación Fronteras de Milenio (Asofrontmile). Ambas tienen encima diversos cuestionamientos. 

En 2000, cuando era un líder de barrio, Muñoz fundó la Junta de Vivienda Fronteras del Milenio. Fue el representante legal hasta 2003 cuando logró salir elegido concejal por el partido Liberal, impulsado por los votos de muchas de las familias que hacían parte del proyecto.  

Siendo presidente del Concejo, en 2013, Muñoz consiguió que la Alcaldía de Pedro Suárez (La U) le aprobara 600 millones de pesos en subsidios de vivienda para Fronteras de Milenio. Los recursos salieron del presupuesto municipal que Muñoz había ayudado a aprobar como concejal. 

Para poder ejecutar esos 600 millones de pesos, Fronteras de Milenio debía complementar, en un plazo no mayor a un año, unos requisitos financieros y técnicos para darle seriedad y garantía al proceso. En 2017, tras cuatro años de prórrogas gestionadas por Muñoz, Fronteras de Milenio no cumplió y la Alcaldía les quitó esos subsidios. 

La historia de incumplimientos va más allá. En 2015, cuando Muñoz se lanzó por primera vez a la Alcaldía, y pintaba fuerte por el respaldo de todas las maquinarias políticas de la ciudad, el entonces gobernador Carlos Mauricio Iriarte (Liberal) le aprobó 415 millones de pesos para financiar la construcción de 83 casas.

El compromiso era que la Gobernación le pagaría a Fronteras del Milenio cuando terminaran las casas. Le dio un año de plazo, pero pasaron tres y no las terminaron. La Gobernación no tuvo otra opción que terminar el convenio y reintegrar la plata al presupuesto departamental.  

La otra OVP, Asofrontmile, fue creada en marzo de 2012, coincidencialmente cuando Muñoz estaba buscando la reelección en el Concejo. Con esa, los líos y escándalos están relacionados con el manejo de la plata que han puesto los asociados. 

Cuando se retiran por el poco avance de las obras y las gestiones, los afiliados piden que les devuelvan la plata invertida en la compra de los lotes o en los aportes mensuales de administración. En Asofrontmile se han demorado en devolver esa plata, y por eso las quejas han terminado en demandas que siembran más dudas sobre la seriedad del proyecto. 

En 2019, por ejemplo, Asofrontmile debía 730 millones de pesos en reclamos de devoluciones de unos 145 exsocios. En 2020 la deuda fue de 475 millones.  

Los líos de plata de Asofrontmile también son con el Estado. 

En 2017, el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, arrancó un litigio contra Asofrontmile porque no le había pagado unos aportes parafiscales que deben hacer las empresas constructoras, que se llaman Contribución para el Fondo Nacional de Formación Profesional de la Industria – FIC.

La deuda, en ese momento, estaba cercana a los 70 millones de pesos y Asofrontmile no la pagó. El Sena abrió un proceso de cobro coactivo y como no le respondieron, fue más allá y en 2020 embargó un lote de Asofrontmile donde se piensan construir unas casas, y las cuentas del proyecto en unos bancos. 

Aun con todos esos ruidos y cuestionamientos encima, Muñoz ha aprovechado las reuniones de la Junta de Vivienda Fronteras del Milenio y de Asofrontmile para hacer campaña. Y allá le han copiado. 

Ahora él les va a dar un empujón como Alcalde 

Dos proyectos ambiciosos en los albores de la campaña 2022

La convocatoria que ganaron la Junta Fronteras del Milenio y la Asofrontmile como únicas proponentes les abre las puertas para intentar conseguir la plata para construir las casas y cumplir su largo camino de promesas.

Fueron las únicas que encajaron en las exigencias técnicas, legales y financieras que estableció la Alcaldía. Salieron adelante en medio de declaratorias de impedimentos del alcalde Muñoz, porque dijo que "lo unen lazos de amistad y de afecto con los proyectos liderados”, y de la secretaria de Vivienda, Esperanza Montaño, porque fue administradora de Asofrontmile. 

Quien abrió la convocatoria y avaló las propuestas como secretario de Vivienda Ad-Hoc fue el secretario de Infraestructura, Norberto Palomino.

La Silla buscó a Palomino para consultarle por los detalles del proceso. Inicialmente nos respondió que no conocía el proceso porque eran temas que manejaba directamente la secretaria Montaño, supuestamente impedida. Luego no volvió a contestar nuestras llamadas ni mensajes. 

Los dos proyectos, según los documentos radicados ante la Alcaldía, cuestan cerca de 116 mil millones de pesos. Y contemplan la construcción de unas 2 mil casas.  La apuesta de la Alcaldía es que puedan gestionar esa plata ante el Gobierno Nacional, Departamental, o el Sistema General de Regalías. 

En ese propósito le pueden ayudar las conexiones políticas que ha logrado armar. Muñoz es uno de los aliados regionales del exvicepresidente Germán Vargas Lleras. En las elecciones de 2018, Muñoz recogió firmas y le movió votos a pesar de la estruendosa derrota de Vargas. 

El exvicepresidente le correspondió, y en las regionales de 2019 ayudó en campaña a Muñoz. No solo avaló su campaña con el logo de Cambio Radical, también puso a las bases de ese partido en función de su apuesta electoral. 

Además, Muñoz tiene vínculos con varios congresistas con entrada al Gobierno Duque. Por ejemplo, desde que ganó la Alcaldía, dos de sus hijas, Karol y Angélica Muñoz, entraron a trabajar en las Unidades de Trabajo Legislativo, UTL, de los representantes a la Cámara, Jaime Felipe Lozada (Conservador) y Álvaro Hernán Prada (Centro Democrático). Ellos, a su vez, tienen representación en el gabinete de Muñoz. 

Aunque Prada renunció a su curul,  la cual asumió Henry Cuellar, la hija de Muñoz se mantiene en el cargo. 

Muñoz también se ha acercado al senador costeño Antonio Zabaraín, quien le ha ayudado a conseguir citas y proyectos con el Gobierno Nacional.  

“Gorky es un amigo, lo conocí en el partido (Cambio Radical) y le he ayudado a abrir puertas en el Gobierno. Esa es justamente una de nuestras responsabilidades, ser puente entre las regiones y el gobierno en busca de recursos e inversiones”, le dijo Zabaraín a La Silla.  

Zabaraín ha hecho recientes visitas en Neiva en busca de votos para su reelección en Senado. 

En cuanto a la Cámara de Representantes, el alcalde Muñoz le apunta a tener candidato propio. Se trata del abogado Víctor Andrés Tovar, quien viene de ser asesor del contralor general, Felipe Córdoba. 

Tovar, hijo de la actual alcaldesa de Tarqui, Huila, ha sido parte de los cuadros de las campañas de Muñoz. Tres concejales de la cuerda del Alcalde, un secretario de despacho, dos actuales congresistas, y dos dirigentes políticos que viven enterados de las movidas, le dijeron a La Silla que efectivamente Tovar va a ser la apuesta al Congreso del Alcalde de Neiva.

“El señor alcalde ya ha llamado a varios compañeros a consultar el tema y proponer el nombre de Víctor Andrés. El mensaje es a empujar esa campaña”, nos dijo uno de esos concejales. 

“Para nadie es un secreto esa cercanía. Víctor Andrés fue invitado especial en la posesión del alcalde, entiendo que ayudó a conseguir recursos para la campaña. Y ya está trabajando con el equipo del alcalde”, nos dijo, por su parte, un secretario de despacho. 

Concejales como Victoria Castro, Jaime Unda o Néstor Rodríguez, de la cuerda de Muñoz, ya han hecho pública su cercanía con Muñoz. 

Medios regionales como La Nación y el Diario del Huila también han hecho esa conexión. Tan sonado está ese apoyo, que a la Procuraduría ya se radicó una queja que señala la presunta participación política del alcalde Muñoz en favor de Tovar. 

Lo que ven desde algunos sectores políticos es que el empujón del alcalde Gorky a sus proyectos de vivienda también impacte con votos en la campaña de Muñoz. 

“El plan de reparcheo y de construcción de nuevas vías en esta administración se ha centrado en barrios de la Comuna Seis donde está, por ejemplo, el proyecto de vivienda de Fronteras de Milenio. En un debate que hicimos con el concejal Jorge Ramírez preguntamos con base en qué se priorizó ese sector, pero no nos dieron respuesta”, dice el concejal Juan Diego Amaya, del movimientos Fuerza Ciudadana. 

“En la campaña de 2018, Gorky tuvo como candidato a la Cámara a Robert Cerquera y usted puede ver que muchas de las reuniones que le hicieron a Cerquera para conseguirle votos fue con la gente de Fronteras de Milenio. Seguramente van a aplicar la misma fórmula esta vez”, nos dijo un dirigente conservador dateado de las movidas. 

Además de las vías cercanas, Muñoz ha destinado recursos y obras cerca a esos proyectos. Uno de los patio-talleres que se construirán para el sistema estratégico de transporte público quedará al lado de Fronteras del Milenio II

Recientemente la Alcaldía contrató la construcción de un polideportivo por más de mil millones que queda en los lotes cercanos a la Junta de Vivienda Fronteras del Milenio. 

“El alcalde ya dijo que tenía que meterle unos 15 mil votos en Neiva a la campaña de Víctor. Que si no los saca, dijo, está en nada. Por eso ya tiene alineados a toda su coalición en el Concejo y necesitará mostrar resultados para conseguir esos votos”, nos dijo otro concejal. 

El precandidato Víctor Tovar le dijo a La Silla Vacía que es cierto que comparte una buena amistad con el alcalde Muñoz, pero que eso no significa que lo esté apoyando desde el cargo porque eso sería ilegal. 

“Gente del equipo que lo ayudó comparte mi propuesta, y eso no lo puedo negar. Como tampoco mi amistad con el alcalde. Pero él no puede ni debe meterse en temas políticos”, le comentó Tovar a La Silla. 

Compartir
0