El centro de pensamiento petrista que se rompió por defender a Fabián Sanabria

El centro de pensamiento petrista que se rompió por defender a Fabián Sanabria
Centro de Pensamiento Progresista 2.jpg

Gustavo Petro, en el centro. A la derecha, con tapabocas azul, el profesor Fabián Sanabria. Foto: Cppl

El 13 de junio de 2021 Gustavo Petro dio una conferencia sobre cambio climático en la inauguración del Centro de Pensamiento Progresista Latinoamericano (Cppl), un tanque de pensamiento creado por varios de sus aliados para difundir ideas afines a las del candidato.

Al final de la conferencia Petro se tomó una foto con los fundadores. Entre ellos estaba Fabián Sanabria, profesor de la Universidad Nacional, y en ese momento señalado de abuso sexual, pero sin un proceso penal activo. El cargo de Sanabria en el Centro de Pensamiento era director académico y cultural, como se ve aquí:

El centro de pensamiento petrista que se rompió por defender a Fabián Sanabria
FJGUbOVXIAAhjiG.jpg

Esta semana, casi un año después, la foto es distinta: Fabián Sanabria fue acusado formalmente por la Fiscalía por acceso carnal violento contra un joven en 2013 y el Centro de Pensamiento está desaparecido del mapa: su página web y de Facebook están caídas, y su página de Twitter borró todas sus publicaciones y bajó de 10.000 seguidores a 400. Además, tanto su representante legal como su suplente están en proceso de renunciar.

Los dos hechos —el proceso contra Sanabria y el colapso del Centro de Pensamiento— han ido de la mano. La ruptura vuelve a poner en juego las contradicciones internas del petrismo frente a casos de violencia sexual o contra las mujeres.

El principio y el fin del Cppl

El Centro de Pensamiento Progresista Latinoamericano tuvo 13 fundadores, entre ellos varias figuras relevantes del petrismo:

  • Julio César Ortiz - representante legal del Cppl y abogado de Petro.
  • Andrés Hernández - representante legal suplente y jefe de prensa de Petro.
  • Cielo Rusinque - presidenta del Centro y hoy asesora de Petro en la campaña.
  • Luis Eduardo Llinás - revisor Fiscal del Cppl y gerente de la campaña en Antioquia.
  • Andrés Charry - director político y ex asesor legislativo de Petro.
  • Mery Janeth Gutiérrez - dueña del Tercer Canal y pareja de Hollman Morris, aliado de Petro.

Su objeto social registrado en la Cámara de Comercio, como organización sin ánimo de lucro, dice que busca: “difundir ideas progresistas en América” y, entre otras cosas, “contribuir al pensamiento crítico en nuestra sociedad para comprehender e interpretar los desafíos que enfrenta la humanidad”.

Para su evento de lanzamiento decidieron invitar a Petro a dar una conferencia. A cada asistente le cobraron 500.000 pesos, y parte de esa plata se la pagaron a Petro como honorarios, según confirmó Cielo Rusinque, la presidenta del Centro. Rusinque explicó que Petro fue como conferencista, no como candidato.

Una semana después de ese evento, Rusinque celebró el crecimiento en redes sociales del Centro de Pensamiento: “A tan solo ocho días de creado, el Cppl cuenta con casi 10.000 seguidores”, dijo.

El Cppl hizo un evento más con Petro y un video sobre los 30 años de la Constitución el año pasado. Pero este año, en enero, la Fiscalía imputó a Sanabria por acceso carnal violento. En redes comenzaron a criticar al Centro de Pensamiento por tener a Sanabria entre sus directivos.

El representante legal suplente del Cppl, Andrés Hernández (y jefe de prensa de Petro) le pidió a la junta que Sanabria se apartara del Centro de Pensamiento mientras resolvía su situación legal. 

“No podíamos dañar nuestra imagen y reputación por una persona. Eso le iba a dañar la imagen a Petro, y efectivamente lo hizo. Si uno busca las publicaciones del Centro de Pensamiento, todas están ligadas al tema de Fabián Sanabria”, le dijo Hernández a La Silla.

La junta directiva del Cppl se negó a sacar a Sanabria. “Dijimos que no por algo tan absoluto como el derecho a la defensa y el debido proceso. Hay una mayoría de juristas que no consideramos que tuviera ningún sustento esa solicitud de retiro”, dijo Cielo Rusinque, presidenta del CPPL y quien además es abogada defensora de Sanabria en su proceso penal.

Hernández dijo que la permanencia de Sanabria “fue una de las razones por las que renuncié. Tenemos otros proyectos para avanzar”. 

Sanabria, sin embargo, dice que “en su carta de renuncia (Hernández) no me menciona en ningún momento”.

En cualquier caso, la diferencia entre Hernández y Rusinque coincidió con el colapso de las redes y la página del Cppl. Al menos una de las caídas, la de Facebook, está directamente relacionada con esa pelea por Sanabria.

Hernández dijo que la página de Facebook “era un sitio de un proyecto anterior, que nos la habían cedido. Pero al ver todo el pelotero que se arma con Fabián nos la pidieron de vuelta”.

Sobre la caída de Twitter hay dos versiones. Rusinque, quien aclara que no es experta en el tema, dice que sufrieron un ataque cibernético. Pero Hernández, quien manejaba las redes, niega el ataque. Dice que sufrieron una sanción de Twitter por dejar de publicar. La Silla consultó con el columnista del medio Carlos Cortés, quien trabajó en Twitter, y dijo que dejar publicar no implica sanciones de la plataforma. Y que una forma de perder seguidores es que alguien con acceso a la cuenta los bloquee.

Más allá de las versiones, Hernández mantiene la cuenta de Twitter del centro de pensamiento, según Rusinque. “Él es el encargado de esas cuentas y todavía no nos las ha entregado”, dijo Rusinque.

La caída de las redes, sin embargo, no preocupó a Rusinque. “No lo tomamos como algo grave”, dijo, aunque meses atrás celebraba el crecimiento del Centro de Pensamiento en Twitter. Al preguntarle por la caída de su página web desde hace varios meses dijo: “Ah, ¿no está funcionando?”.

Mientras el CPPL sufría su crisis interna, la campaña de Petro le pagó 122 millones de pesos por “pauta publicitaria en redes”. Según explicó Hernández, esta pauta no era en sus propias redes (que estaban caídas) sino para asesorar en el direccionamiento de la pauta en las redes de Petro.

Finalmente, el grupo fundador del Cppl se rompió: Julio César Ortiz y Andrés Hernández (el representante legal y el suplente) están en proceso de desligarse del centro de pensamiento. También se fueron Andrés Charry y Álex Bernal.

Los que se quedaron son cercanos a Rusinque y a Sanabria. Por ejemplo, Mery Janeth Gutiérrez, dueña del portal Tercer Canal y pareja de su director, Hollman Morris.

Mientras de defiende de la acusacion por violar a uno de sus estudiantes, Sanabria es uno de los invitados recurrentes de los programas de Morris. Hace dos semanas estuvo allí y defendió el “perdón social” del que habló Petro (a propósito de la visita de su hermano Juan Fernando a la cárcel para reunirse con condenados por corrupción).

Según Rusinque, el Centro de Pensamiento va a seguir. “Tenemos actividades programadas. Una sobre el estado de cosas inconstitucionales, otra sobre una propuesta de educación. Tenemos dos foros pendientes”.

Pero incluso sus miembros activos son menos optimistas. Cuando La Silla llamó a Mery Janeth Gutiérrez para consultarle sobre este tema, ella dijo que estaba en contra  de la "persecución contra Fabián Sanabria". Y agregó: “El Centro de Pensamiento es una institución tan irrelevante”.


Nota del editor: en la primera versión del artículo dijimos que el joven que acusó a Sanabria de violación fue estudiante suyo, algo que no es cierto. Corregimos en el texto y dejamos constancia del cambio.

Compartir