El Distrito aún no le paga a los privados, siguen los líos con el tema de las basuras

#basurasbogota

Diariamente llegan al relleno Doña Juana unas seis mil toneladas de basuras que son recogidas por cuatro empresas privadas y un ente público.

 

A pocos días de que se cumplan dos meses desde que se firmaron los nuevos contratos entre los operadores privados de las basuras y la administración Petro en Bogotá, las firmas Ciudad Limpia, Aseo Capital, Lime y Atesa no han recibido aún un peso por su trabajo. Cuando, al menos mediáticamente, parecía superado el lío de las basuras de Petro, aparece en el panorama este nuevo inconveniente que tiene a directivos de las empresas considerando la posibilidad de suspender sus servicios si no les cumplen lo acordado.

 

La Silla supo por información extraoficial de los operadores que la deuda total con las cuatro empresas asciende a 26.120 millones de pesos, que corresponden a tres quincenas vencidas e incluyen los dos otrosíes que firmó la administración con Lime y Aseo Capital para que apoyaran la recolección de las basuras en las zonas en las que opera Aguas de Bogotá, que es el operador público.

William Vélez es el dueño de la empresa Atesa, cuyo contrato termina a fines de abril.

Diego Bravo, gerente del Acueducto, se reunió esta semana con los privados para encontrarle una solución al problema. Foto: Juan Pablo Pino

Nelly Mogollón, directora de la Uaesp, es contractualmente la encargada de pagarle a los privados.

El asunto tiene molestos a los operadores, los cuales se reunieron a principios de esta semana con Diego Bravo, gerente de la Empresa de Acueducto, que se ideó el nuevo esquema del aseo, para pedir explicaciones.

Nuestras fuentes de los operadores nos dijeron que en el encuentro Bravo les explicó a los representantes de las empresas que ha tenido problemas con el recaudo de la tarifa y que este lunes les daría una fecha en concreto para hacerles el pago por sus servicios. Agregaron las fuentes que Bravo les pidió que no filtraran esta información a los medios y que algunos directivos de las empresas propusieron esperar una semana más la cancelación por los servicios antes de parar sus actividades. Sin embargo, no todos los privados están de acuerdo con parar.

Una vocera oficial del Acueducto le dijo a La Silla que le parecía raro que los operadores estuvieran molestos, pues en la reunión de esta semana con Diego Bravo habían llegado a un acuerdo para irles haciendo unos pagos. También dijo la vocera que el Distrito no tiene ninguna información acerca de un posible paro de los operadores de la basura y que, efectivamente, el retraso se ha debido a un problema con el recaudo de la tarifa.

“Ellos comprenden que en el nuevo esquema se han presentado atrasos con el recaudo. Se dejó de recaudar unos días de diciembre y la ley es clara en que no se pueden sacar recursos de otro lado para pagarles. Debe ser del recaudo”, agregó la vocera oficial del Acueducto.

Es un hecho que el cobro de la tarifa que paga el usuario por aseo está atrasado, al punto en que el Acueducto anunció que en mayo unos 800 mil usuarios deberán pagar alrededor de 13 días por el servicio que se dejaron de cobrar en diciembre debido al cambio en el modelo del aseo. Es decir, ese mes la factura de estas personas llegará más alta.

Esta versión contrasta con la de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), que es la que contrató a los privados, mientras el Acueducto se encarga del recaudo. En esa entidad, sus voceros oficiales le dijeron a La Silla que no había ningún problema de iliquidez, sino que el retraso en el pago se debe a que los operadores hasta hace poco no habían presentado sus facturas de cobro debidamente soportadas.

Como ya se pusieron al día con esos requisitos, la directora de la Uaesp, Nelly Mogollón, ordenó el pago a estas empresas el lunes a través de cheques.

Las fuentes de los privados niegan haber presentado sus facturas sin los soportes requeridos y agregan que, en caso de que el problema sea de iliquidez, ahora que no son concesionarios sino contratistas no es su problema si el Acueducto se atrasa con el recaudo, pues su obligación se limita a prestar bien el servicio.

Extraoficialmente los privados también afirman que cobrarán a la administración los intereses por mora que, según ellos, ascienden a aproximadamente 11 millones doscientos mil pesos diarios por las cuatro empresas.

Este lunes se sabrá si, como anuncia la Uaesp, el Distrito cumplirá a los operadores con el pago o si crecerá la posibilidad de que alguna de las empresas considere parar la prestación de sus servicios. En un nuevo capítulo de la novela de las basuras del alcalde Petro. 

 

Compartir
0