Html
Cuando Claudia López fue 'renunciada' como columnista de El Tiempo, Enrique Santos escribió una columna en la que explicaba la forma en que Roberto Pombo había decidido cerrarle el espacio a la columnista: "Le pregunté por la forma tan perentoria y me respondió que no fue gratuita, porque se trataba de una declaración pública de principios, que buscaba no solo dirigirse a Claudia sino notificar a columnistas y lectores sobre las fronteras en este terreno". Pues bien, a juzgar por la reacción de los columnistas del diario al cierre de la revista Cambio, el mensaje de Pombo caló. Son los columnistas de El Tiempo, casa editorial de Cambio, los que menos le han gastado tinta al tema. En El Espectador, catorce líderes de opinión dedicaron toda su columna al debate y sólo uno de estos habló del tema como posdata. En El Nuevo Siglo, ocho periodistas dedicaron su columna entera para despedirse de la revista y criticar su cierre. En El Tiempo, solo dos columnas se dedicaron por completo al cierre de Cambio: Lucy Nieto de Samper (madre María Elvira Samper, editora de la revista) y Cristian Valencia. Daniel Samper Pizano,Jorge Restrepo, Jotamario Arbeláez, María Isabel Rueda y Socorro Ramírez, se refirieron al tema en un párrafo como posdata. Enrique Santos Calderón, quien también fue presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, lo incluyó como coletilla una semana después porque la primera se le había olvidado: "Lo tenía escrito el domingo pasado pero se me pasó incluirlo: suscribo integralmente la carta de los periodistas de EL TIEMPO con motivo del cierre de Cambio. Más vale tarde que nunca."
Compartir
0